Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
74 Cultura DOMINGO 19 6 2005 ABC El Rey murió, pero viva el Rey. Casi tres décadas después de su desaparición sigue apareciendo material inédito del cantante de Tupelo. Elvis by the Presleys es el último y magnífico capítulo Elvis, más vivo que nunca TEXTO: MANUEL DE LA FUENTE Han pasado veintiocho largos años desde que Elvis Presley dejara de habitar entre nosotros. Casi tres décadas desde que, como cantaba su admirado Hank Williams, también muerto en trágicas circunstancias, nunca saldré vivo de este mundo Un mundo que, como dice su viuda, Priscila Presley, se resumía así: Existen dos universos. El universo normal y el universo de Elvis. Una vez saboreabas el universo de Elvis ya no podías abandonarlo Afortunadamente para su discográfica y sobre todo para los aficionados aún quedan muchas cajas de su herencia humana y musical por abrir, muchas páginas de su testamento por leer. De momento, la última y maravillosa entrega de sus memorias lleva por título Elvis by the Presleys y está compuesta por dos CD y dos DVD (además de un libro sólo asequible de momento en las tiendas internacionales de internet; en inglés, claro, como los DVD) Los dos CD está integrados por treinta y dos canciones escogidas entre las favoritas y más significativas del Rey del Rock, además de versiones, piezas inéditas, maquetas, grabaciones alternativas y distintos registros en directo. Por su parte, los dos DVD están divididos en once capítulos bajo los siguientes epígrafes: Meets Priscilla (Encuentro con Priscilla) Introducing Mrs. Presley (Presentación de la señora Presley) The Inner Child (El chaval pensativo) The Generous (El Generoso) The Seeker (El Buscador) The King (El Rey) After Dark (En la oscuridad) On Stage (En escena) Style (Estilo) Taking Care Of Business (Al frente de sus negocios) y Forever (Para siempre) Y también cuatro curiosísimos extras como Elvis: Nixon; Photo Gallery; 45 rpm; y Elvis: Karate. sicos. Incluso, tal vez a algún chaval que le descubra pueda pasarle lo que a Bruce Springsteen, que su vida cambie para siempre. Entremos, pues, en detalles. El primer CD ofrece muchos de los grandes éxitos del Rey, sus canciones favoritas según las Presley. Canciones como Trying To Get To You; Heartbreak Hotel; I Want You, I Need You, I Love You; y I got a woman, de Ray Charles. Conocidas por el gran público pero aquí en sus primerísimas versiones, las de 1956 en los estudios de la RCA en Nashville. El siguiente lote es de 1957 y 1958: Got A Lot O Livin To Do; Peace In The Valley; Trouble; y fueron registradas en los estudios Radio Recorders, en Hollywood, California. Al igual que Hawaiian wedding song aunque ésta es de 1961. Poco más adelante nos encontramos con dos de los grandísimos clásicos del genial y versátil artista de Tupelo: In the ghetto y Suspicious minds, en sendas grabaciones originales de los American Studios de Memphis en 1969. Seguimos, y lo hacemos atravesando el Puente sobre aguas turbulentas de Simon Garfunkel, en la muy especialísima versión de Elvis, de 1979. No faltan tampoco vivísimas grabaciones en directo como It s Over y You ve lost that loving feeling, grabadas en hoteles de Las Vegas, como el Hilton y el Internacional, y esas dos maravillas que son My way y Always on my mind. Y casi para finalizar otra curiosidad, una versión de Steamroller blues, de James Taylor (buen gusto para escoger sus canciones tampoco le faltó nunca a Presley) Ya en el segundo CD la cosa se pone aún mejor si cabe. It Wouldn t Be The Same Without You es una toma de una de las canciones cuya grabación se costeó el propio Elvis. Vienen luego dos versiones del Rock de la cárcel, que hasta el momento nunca habían visto la luz. Lo mismo que sucede con Anything That s Part Of You y You ll Be Gone, pieza con historia pues cuando Priscilla conoció a Elvis, éste le puso muy orgulloso la canción que él mismo había contribuido a escribir, una canción de aires españoles, con guitarra flamenca incluida. Priscilla fue contundente: Me gusta mucho más cuando haces rock and roll No le faltaba razón. Si los Triana la hubieran escuchado (la canción, no a Priscilla) quién sabe qué hubiera pasado. A continuación encontramos una toma alternativa de Too Much Monkey Business. A pesar de que Presley era un profesional como la copa de un pino y se tomaba muy en serio las grabaciones, de vez en cuando estallaba su explosivo sentido del humor. Aquí, a sabiendas de que no es una toma definitiva, bromea con la voz y con este sim- Champú, peine y brillantina: las primeras necesidades de un rockero Estas reediciones nos acercan a aspectos desconocidos del mito musical y del extraño ser humano Esta recopilación incluye detalladas entrevistas a la viuda del Rey, Priscilla, y a su hija, Lisa Marie Pasa el tiempo y, sin embargo, su música no envejece: sigue siendo néctar de los dioses del rock and roll par clásico de Chuck Berry. Por su parte, Baby What You Want Me To Do es una grabación privada que demuestra una vez más su amor por el rhythm and blues y por el compositor Jimmy Reed. Por su parte, I m So Lonesome I Could Cry es otro registro privado, realizado en casa de unos amigos, de este inenarrable clásico de Hank Williams. Asuntos de familia Estas recopilaciones han sido posibles gracias a un exhaustivo estudio de los archivos familiares, y ofrecen también detalladas entrevistas a Priscilla y su hija Lisa Marie (la ex de Michael Jackson, no lo olviden) y documentos inéditos e históricos sobre la vida del artista sureño, desde sus comienzos hasta su relación con las drogas. Pero, por encima de todo, sobresalen sus canciones, sus interpretaciones, probablemente las del ser humano que mejor, más intensa, más profunda y más emocionadamente haya cantado jamás sobre esta tierra. Y mejor aún, cuanto más se escuchan muchas de estas piezas no sólo no han envejecido, sino que si alguien (un marciano por ejemplo o unos cuantos modernetes) las escucharan por primera vez pasarían sin duda por lo más radicalmente moderno que pueda imaginarse. Un privilegio tan sólo al alcance de los clá- Rockero y padre en la vida. Con Lisa, la futura esposa de Michael Jackson Dos DVD y dos CD En imágenes inéditas se nos presenta Elvis, en formato DVD. convirtiendo Graceland en patrimonio de los millones de admiradores del cantante. De par en par. Así abrió la puertas de la mansión su viuda, Priscilla, como anfitriona de un recorrido a través de los trozos de vida de Elvis que nunca mostró a sus seguidores, en los que no podía faltar la presencia del coronel Parker, único personaje que sabía más de Elvis que ella misma. La esencia de su voz queda plasmada en el recorrido por los CD. En ellos se encuentran las canciones preferidas del cantante, inéditas y aún vigentes. Un privilegio sólo al alcance de los clásicos.