Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 19 6 2005 Los domingos 65 CURSOS DE IDIOMAS La marcha de los cien mil estudiantes Más de cien mil españoles emprenderán a partir del próximo mes una marcha allende nuestras fronteras con el objetivo de aprender o mejorar otros idiomas. El inglés sigue siendo la lengua que encabeza el ranking de preferencias TEXTO: MILAGROS ASENJO FOTO: CHEMA BARROSO l verano, fundamentalmente julio y agosto, es testigo de una diáspora singular. Cerca de 100.000 españoles, un 60 ciento de ellos menores de edad, traspasan nuestras fronteras para aprender o mejorar sus conocimientos de idomas. Otro número sensiblemente menor ya realiza cursos de lenguas extranjeras a lo largo del año. Durante las vacaciones, son también muchas las instituciones que llevan a cabo cursos de esta naturaleza en España. La demanda del inglés se mantiene a la cabeza- -alrededor del 90 por ciento del total- y el Reino Unido e Irlanda siguen como destinos preferidos. Y pisándoles los talones despunta Estados Unidos. Sin embargo, y según datos de la Asociación Española de Promotores de Cursos en el Extranjero (Aseproce) se advierte una creciente tendencia a buscar otros destinos como Australia, Nueva Zelanda y Malta. El año pasado, esta actividad generó unos 400 millones de euros, cifra que se espera repetir este año, según el presidente de Aseproce, Juan Manuel Elizalde. El precio de un curso en el extranjero varía según el país, la modalidad de residencia y otras circunstancias pero la media es de 3.000 euros. El mercado de cursos de idiomas en el extranjero ha experimentado un ligero descenso, debido a los efectos de la bajada de la natalidad, que se traducen en un envejecimiento de la población española. Pero este problema de progresiva escasez de niños y jóvenes se está viendo compensado por el incremento del número de personas que deciden enviar a sus hijos a estudiar idiomas al extranjero. Ocurre que estudiar idiomas no es ya un lujo o un capricho, sino una necesidad de primer orden si se quiere competir en igualdad de condiciones y con grantías de éxito. Hoy en día, el 90 por ciento de las ofertas de trabajo exige el dominio de inglés y, en muchos casos, de una segunda lengua. La convergencia europea impone esta exigencia ya que, en la libre circulación de titulados, el dominio de otras lenguas, además de la materna, será obligado. Además, el conocimiento de varias lenguas facilita la posibilidad de acceder a mejores trabajos y a estudios más especializados. Pese a ser su objetivo fundamental, los cursos en el extranjero no se limitan a consolidar y perfeccionar el conocimiento de cualquier E idioma, sino que constituyen también una valiosa experiencia educativa. Junto a la formación lingüística, contribuyen al enriquecimiento personal y la formación de carácter humanístico que proporciona la convivencia con personas de una cultura distinta a la propia. Esta experiencia es importante para los estudiantes más jóvenes, pero también para universitarios y ejecutivos. Los españoles entienden cada vez más que el aprendizaje de idiomas en el extranjero es una parte fundamental de la formación profesional y personal de sus hijos, pero aún seguimos estando a considerable distancia de los países europeos más desarrollados señala Juan Manuel Elizalde. El dominio de un segundo idioma desarrolla y potencia la parte del cerebro ligada a la fluidez verbal y con especial énfasis en los niños según un estudio realizado por un equipo del University College of London, publicado en la prestigiosa revista científica Nature. El estudio revela que la densidad de la materia gris del cerebro- -responsable de procesar la información- -es mayor en los bilingües que en aquellos que sólo hablan un idioma. Son los españoles más jovenes los protagonistas de esta diáspora en la que invierten una media de 3.000 euros España avanza La Comisión Europea ha incluido entre sus objetivos estratégicos que todos los escolares europeos aprendan obligatoriamente dos lenguas extranjeras en el colegio. La reforma educativa española El Reino Unido e Irlanda, primeros destinos de los españoles para estudiar inglés considera la enseñanza de idiomas como una prioridad y fomenta su implantación precoz. El Informe Berlitz sobre el uso de idiomas en España, elaborado en 2004, refleja que el nivel de idiomas de los españoles es aún más bajo, porque sólo dos de cada diez españoles dice conocer o hablar una lengua extranjera. Los datos de este estudio corroboran que el nivel en nuestro país es bastante bajo e incluso bastante más bajo que en otros países de nuestro entorno, aunque estamos claramente mejor que hace diez años. El principal motivo, según este informe, es que los españoles se han dado cuenta de lo importante que es hablar otras lenguas a raíz de la entrada de nuestro país en la Comunidad Económica Europea (CEE) -hoy Unión Europea- -a mediados de los ochenta. Y, a pesar de que en la mayoría de los curriculum se pone que se domina algún idioma, la realidad es que la mayor parte de las personas no son capaces de expresarse adecuadamente. Según el estudio de Berlitz, el nivel medio es de un cuatro sobre diez, lo necesario para cubrir sólo las necesidades inmediatas de comunicación. El inglés sería el idioma más hablado, con un 91,7 por ciento, seguido de lejos por el francés (34,2 por ciento) el alemán (5,7 por ciento) y el italiano (1,1 por ciento) Otros informes hablan de que sólo el 15 por ciento de los directivos españoles tiene un buen dominio de la lengua inglesa. Consejos prácticos Elección. La mejor garantía para una buena elección es dejarse aconsejar por los profesionales y consultar varias opciones antes de decidirse. Programa. Conviene saber tanto lo que incluye el programa como lo que no, así como las condiciones en que se va a desarrollar. Clases. Hay que exigir que se especifique claramente el número y duración exacta de las clases que van a recibir los alumnos. Además, hay que cerciorarse de que van a ser impartidas por el profesorado adecuado a cada circunstancia. Familias. Si se opta por el régimen de familia, es necesario saber si es pensión completa o media pensión, si la habitación es individual o compartida o si va a haber en la casa otros estudiantes españoles. Residencia. Si el tipo de alojamiento elegido es residencia, deberán especificarse claramente su situación, comunicaciones y régimen y horario de comidas. Seguro. En prevención de imprevistos, es recomendable la contratación de un seguro que cubra gastos médicos, pérdida de equipajes, retrasos en vuelo o responsabilidad civil. Información. La información debe exigirse por escrito para poder reclamar y ejercer nuestros derechos, si fuera necesario.