Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 19 6 2005 61 Los domingos Ya sabes mi paradero La guerra civil vista a través de las cartas de los protagonistas de las dos Españas Los nuevos muyahidines. Desde Marruecos, una legión de terroristas nutre las filas de Al Qaida en Irak de Cursos de idiomas. Cien mil españoles traspasarán este verano las fronteras para aprender otras lenguas De Juana Chaos zanjará en agosto su condena de 3.000 años con 18 en prisión. Allí, ha dicho, los lloros de los familiares- -de sus víctimas- -han sido nuestras sonrisas Excarcelaciones La gracia de las penas ¿Sale barato matar en España? Instituciones Penitenciarias, que vela por la ejecución de las condenas, dice que a partir del tercer homicidio, es gratis de los 3.000 años de pena por 25 asesinatos al etarra De Juana, éste sólo cumplirá 18. Una gracia, al amparo constitucional, que refunde y redime el castigo con fórmulas aritméticas, y que reduce la Justicia a puro símbolo POR VIRGINIA RÓDENAS uando se levantó aquella mañana, cogió la escopeta y se encaminó al prado con la intención de que las vacas del vecino no se volvieran a colar en sus tierras zamoranas, ni se imaginaba que le saldría tan barato enterrar para siempre un conflicto que le quitaba el sueño desde hacía años. Llegó, vio y, sin cruzar palabra, encañonó al vaquero y a sus dos hijos y los dejó secos. Fue, como era natural, a dar con sus huesos en la cárcel, condenado por tres asesinatos- -homicidios agravados, entre otras circunstancias, por la alevosía- -a una pena de treinta años, según el Código Penal anterior al 96. Luego, a los dos años, se hizo con cier- C tos beneficios que le procuraron trabajo en la cocina del penal salmantino de Topas, para disfrutar de permisos a los tres años, y lograr en un sexenio el gran premio del tercer grado penitenciario. O sea, la semi libertad. ¿Qué fue entonces del castigo impuesto por el tribunal sentenciador? ¿En qué parte de la ejecución de la pena se perdió el fin reparador para las víctimas que jamás supieron de las gracias penitenciarias de que se benefició el criminal? Pero volvió a pisar la calle porque el fin resocializador de la pena y la buena conducta con sus correspondientes buenos informes prevalecieron por encima de todo lo demás. Sobra decir que los deudos de los tres asesinados nada pudieron hacer por calmar su dolor con el bálsamo de los años de aquella pena impuesta, que vieron cómo se les quedaba en penita, de igual manera que resultó inevitable que el violador de una niña de trece años disfrutara de su segundo permiso penitenciario en la alicantina Benejúzar, al corresponderle esta gracia por lo avanzado del cumplimiento del castigo a nueve años de reclusión que le impusieron hace casi siete. De todas formas, ya se había pasado a la sombra un año más de los que estuvo el labriego de Zamora por el triple asesinato, vago consuelo para Ma (Pasa a la página siguiente)