Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 Sociedad MANIFESTACIÓN CONTRA EL MATRIMONIO HOMOSEXUAL TESTIMONIOS DOMINGO 19 6 2005 ABC Ana da el biberón a su hija María de seis meses. Detrás, su marido Roberto atiende a sus otros hijos Bebés en sus carritos, niños cogidos de las manos de sus padres y abuelos, matrimonios en la flor de la vida... Todos se unieron para defender la institución de la familia Si mi hijo necesita un padre y una madre, otros niños también TEXTO: M. J. PÉREZ- BARCO FOTOS: DANIEL G. LÓPEZ CHEMA BARROSO MADRID. Han sido de las primeras en llegar. Las hermanas Mercedes y Rosario están sentadas en una esquina de las puertas del Banco de España. Es la primera vez que me manifiesto en mis 62 años dice Rosario pero estaba deseando venir para hacerlo por lo más importante de la vida: la familia Apenas pasan las cuatro de la tarde y en la esquinas de la plaza de Cibeles, los organizadores de la manifestación ya se han puesto manos a la obra: reparten globos, folletos, abanicos, pancartas... Empiezan a animar una fiesta que pretende reflejar el espíritu de la familia. Media hora después riadas de gente bajan por la calle Alcalá. Bebés en carritos, niños cogidos de la mano de sus padres, madres, hermanos, abuelos, tíos... Las familias esperan y se refugian bajo cualquier sombra. Los cantos llegan de una bocacalle. El obispo de Segorbe- Castellón, Juan Antonio Reig, se ha reunido con un grupo de vecinos de Cocentaina (Alicante) Venimos del Retiro de comer unos bocadillos y estamos esperando que comience la manifestación explica María del Carmen. Los homosexuales son dignos de todo, pero un niño necesita un padre y una madre Y lo dice no sólo por convicción, sino desgraciadamente por experiencia propia. A los quince años perdió a su madre. Mi padre entonces quiso ser padre y madre, pero no es lo mismo La vida le dio un nuevo vuelco hace pocos años con la muerte de su hermano. Tenía dos pequeños que han notado su falta. Es necesario el equilibrio del hombre y de la mujer en el matrimonio para el desarrollo del niño Igual de claro lo tiene Taíto. Ha venido desde Jaén junto a toda su familia: marido, dos hijos, doce hermanos y sus padres. Esto es sólo cuestión de bocadillos, autobús y a correr. Las familias numerosas sabemos organizarnos muy bien Mientras su hijo mayor la reclama para que le sujete el globo en la muñeca y el pequeño duerme en su carrito (recuperándose todavía de la varicela) Taíto cuenta los motivos que le han conducido a movilizar a toda su progenie. Si mi hijo necesita un padre y una madre, cualquier niño también. Quiero tener más, aunque debo someterme a un tratamiento de maduración de óvulos para quedarme embarazada Marisa, su madre, se acerca para echarle una mano con los pequeños. La familia es lo que más compensa en esta vida- -dice- Mi hija pequeña tiene quince años y se lleva sólo dos meses con mi nieta. Y para todo eso se necesita a un hombre y a una mujer. Con esta ley, el Gobierno no puede romper la familia, la esencia de nuestra vida Son las cinco y en Cibeles ya no cabe un alfiler. José e Isabel, junto a sus cuatro hijos, han logrado hacerse hueco en un espacio más amplio. Nos hemos levantado a las cuatro de la mañana y hemos venido en coche desde Barcelona. Al igual que otras muchas familias catalanas, que han llegado incluso con sus bebés Su discurso muestra turnos más críticos con el Gobierno, quizá porque han vivido esta última semana el rechazo de algunos compañeros de trabajo. Pero se mantienen firmes: Respetamos a los homosexuales, pero la familia es la base sobre la que nos sustentamos todos. Si hoy todos nosotros estamos aquí es porque hemos tenido un padre y una madre, igual que Zapatero. Es la mejor herencia que podemos dejar a nuestros hijos Desde Valencia en autobús Eso lo conocerá María, una preciosa niña de seis meses que sujeta un biberon mientras sonríe con sus alegres ojos verdes a su madre Ana. A veces los tiene grisáceos, según la luz Junto a sus otros dos hijos (de dos y cuatro años) que sostiene sus muñecos en las manos, y su marido, han llegado de Valencia en autobús. Los niños se han portado fenomenal se enorgullece. Su esposo, Roberto, conduce el carrito que transporta a los dos mayores y reclama la atención. Nos manifestamos simplemente por defender nuestra lucha diaria, por nuestra familia. Me daría mucha pena que niños como mis hijos se vieran en la situación de no Los homosexuales son dignos de todo, pero un niño necesita a un padre y a una madre