Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 Madrid DOMINGO 19 6 2005 ABC Tras una semana recorriendo la capital, el autobús itinerante de ABCrossing vuelve al mismo sitio del que partió, El Retiro, y con el mismo éxito de público con el que arrancó hace siete días LECTORES Sofía Juez Ama de Casa Es una idea perfecta para animar a la gente a leer, aunque a mí no me hace falta. Como vivo aquí cerca, me pasaré más días Beatriz Mecho Estudiante Me enteré de esta iniciativa de ABC por la radio. Creo que es una buena forma de incentivar a los jóvenes para que leamos más Elisa Fernández Estudiante Acabo de enterarme de qué va. Buscaré novela, aventura, ciencia- ficción, que son los géneros que quizá más me gustan Adrián Rodríguez Deportista Estaba paseando por el Retiro y me he acercado a preguntar. Me parece bastante interesante el ABCrossing Que no pare la lectura TEXTO: HENAR DÍAZ FOTO: JAIME GARCÍA MADRID. Apenas son las doce de la mañana y cientos de madrileños ya pasean por el parque de El Retiro. En la Plaza de Honduras, frente al Centro Cultural Casa de Vacas, termina de hacerse hueco el autobús itinerante. Una semana después de comenzar, ABCrossing vuelve al lugar del que partió. A lo largo de estos siete primeros días son miles los ciudadanos que se han acercado al autobús, madrileños y visitantes de cualquier condición, eso sí, con una característica en común: su pasión por la lectura. Mamá, mamá, nos van a regalar un libro comentaba un niño al tiempo que tiraba del brazo de su padre: Mira que me extraña contestó éste mientras le acompañaba a la fila para esperar su turno. Instantes después salían con dos libros en la mano mientras algunos curiosos se seguían sumando a la cola para recibir su obsequio- -alguno de los 125.000 ejemplares que están siendo distribuidos- Otros ya se asomaban directamente a unos cajones cada vez más repletos. Más libros para el cajón Aunque la novela sigue siendo el género más abundante, cada vez se observa más mezcla de títulos. Es tal el volumen de obras que se acumulan que algunos lectores, como Juan García, comienzan a tener problemas para revolver el cajón en busca de alguna que le interese: He traído siete libros, y a ver si me puedo llevar otros siete A los siete de Juan se suman los cinco de Inés García y los dos de Nieves Alcalde, dos lectoras empedernidas que se enteraron de ABCrossing paseando por el Retiro hace una semana: Me da un poco de pena dejarlos aquí, pero es que en casa ya no tengo sitio para colocar más apuntaba a los organizadores la primera. Además, aunque hay volúmenes que te interesa guardar para consultar en próximas ocasiones, hay otros que sabes que no vas a volver a leer, así que mejor están aquí, que en la estantería cogiendo polvo añadía la segunda. Algunos lectores rebuscan en un cajón cada vez más lleno forofo de la lectura, pero de libros más profesionales Rafael aplaude la iniciativa puesta en marcha por ABC y el Ayuntamiento, pero también el lugar escogido: El Retiro es estupendo para tomarse un descanso y poder buscar algo que te gustaría leer Quizá el infantil sea el género que más se eche en falta, aunque ya hay más libros para niños señalaba una de las organizadoras mientras atendía a las peticiones. Al momento llegó Félix Pérez, uno de los más asiduos. Félix ya ha pasado por ABCrossing en tres ocasiones, en todas ellas cargado con una bolsa de libros. A él le gustan más los libros de historia, filosofía o ensayo, aunque esos son más difíciles de encontrar por el cajón, porque lo que suele leer la gente es novela Félix se marcha contento, llenó su mochila roja de nuevos títulos para devorar. Dice que quizá hoy se vuelva a pasar por el Retiro e invita a acudir a todos aquellos que estén dispuestos a practicar el ABCrossing Anatoli Hriptulov Turista Estoy echando un vistazo al cajón para ver qué libros encuentro. Me gustaría hacerme con algunos clásicos españoles Antonio Álvarez Jubilado Volveré el próximo fin de semana para buscar alguno. Ahora tengo más tiempo para leer Poesía, literatura infantil, ensayo... ¿Tenéis poesía? preguntó una mujer acercándose a uno de los organizadores. Rafael García también se aproxima al autobús porque, aunque no traía libros para cambiar, confiesa ser un