Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 19 6 2005 Internacional 37 La Cámara Baja del Congreso de EE. UU. ciñe una soga a las finanzas de la ONU La Casa Blanca se muestra partidaria de mantener su actual contribución b El Senado podría nombrar maña- na a John Bolton, crítico acérrimo de Naciones Unidas, embajador estadounidense ante este organismo internacional ALFONSO ARMADA. CORRESPONSAL NUEVA YORK. El escaso entusiasmo del actual Gobierno estadounidense hacia las Naciones Unidas quedó de manifiesto con la paupérrima delegación que envió a la conmemoración en San Francisco de la creación de este organismo internacional, en cuya puesta en funcionamiento el presidente Franklin Delano Roosevelt invirtió sus últimos años. Sin embargo, la Casa Blanca mostró su disconformidad con la ley aprobada el viernes por la Cámara de Representantes, que amenaza con cortar por la mitad la contribución estadounidense a las arcas de la organización multinacional más representativa del planeta si no reforma drásticamente su modo de trabajar. Aunque es harto improbable que la medida, que incluye 47 condiciones, pase el escrutinio del Senado, irrumpe como elefante en cacharrería mientras el secretario general de la ONU, Kofi Annan, alienta la mayor reforma de la historia del organismo. Ahora la oposición demócrata atesora cien días de filibusterismo contra el candidato designado por el presidente George W. Bush como embajador en la sede de Naciones Unidas, el controvertido John Bolton, aunque es posible que el Senado decida mañana si el diplomático famoso por sus andanadas contra la ONU es el hombre idóneo. Impunidad por dólares Estados Unidos obligó en los últimos años a la mayoría de los miembros de la ONU a aceptar una rebaja en su contribución para liquidar la deuda multimillonaria que arrastraba, y amenazó con bloquear las operaciones de paz si no se excluía expresamente a sus ciudadanos de la jurisdicción de la Corte Penal Internacional. Primer contribuyente al presupuesto de la ONU (las cuotas están basadas en la riqueza de cada nación) EE. UU. aporta el 22 por ciento de los fondos para las operaciones ordinarias de Naciones Unidas y cerca del 27 por ciento del John Bolton ABC presupuesto para las misiones de paz. Para el actual ejercicio, Washington ha librado 483 millones de dólares de un presupuesto cifrado en cerca de 2.000 millones. Por 221 votos contra 184, la mayoría republicana volvió a distanciarse por segunda vez en una semana de su correligionario en la Casa Blanca: varios republicanos hicieron causa común con los demócratas y votaron el miércoles contra una provisión de la Ley Patriótica que autorizaría al FBI a escrutar lo que los ciudadanos consultan en las bibliotecas y compran en las librerías. Pendiente del informe final sobre el escándalo del programa Petróleo por Alimentos Annan ha perdido capacidad de maniobra y peso político para aquilatar su legado: una reforma de la ONU que la Asamblea General debe refrendar en septiembre y que afectaría al instrumento más poderoso del sistema. A día de hoy el Consejo de Seguridad, heredado de la Segunda Guerra Mundial, dista mucho de representar al mundo sesenta años después del final de la contienda. Washington ya ha dejado claro que sólo tolerará una reforma mínima, con un máximo de dos nuevos miembros permanentes, pero sin derecho de veto: Japón y un país del Tercer Mundo, probablemente Suráfrica o Brasil. La ley aprobada por la Cámara de Representantes exige más transparencia financiera, escrutinio independiente y la creación de un departamento de ética.