Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Internacional CRISIS EN LA UNIÓN EUROPEA DOMINGO 19 6 2005 ABC EL TALANTE NO COTIZA EN EUROS E l sonado fracaso del Consejo Europeo que debía aprobar el nuevo presupuesto comunitario pone de manifiesto unos síntomas de grave crisis en Europa. No cualquier crisis, pues ésta se manifiesta en muy diversos y trascendentales órdenes: en primer lugar adolece de un rumbo suficientemente claro y bien trazado, sus estructuras administrativas, su arquitectura institucional, que necesitaba de una urgente puesta al día, ha sido congelada sine die como consecuencia de los referendos francés y danés. Seguiremos embutidos en el traje institucional que se diseñó originalmente para seis y que ya con 15 GUSTAVO DE nos estaba a reventar. ARÍSTEGUI Crece exponencialmente la falta de ambición, los europeos parecemos anestesiados por la prosperidad, la corrección política y un cierto materialismo hedonista. Hay que poner en hora el reloj europeo y sobre todo el despertador, quizá unas cuantas horas antes, para volver a levantarnos al despuntar el alba y trabajar mucho más. Asistimos como embobados a la emergencia de nuevas potencias sin hacer nada para evitarlo. ¡Qué suicidio! Todo esto se debe principal, pero no exclusivamente, a una crisis de liderazgo, nos faltan los De Gasperi, Jean Monet, Konrad Adenauer, Paul Henri Spaak o tantos otros ingenieros de la paz y de la prosperidad que las nuevas generaciones de europeos dan por descontada. La democracia, la paz y la prosperidad son delicadas plantas a las que hay que mimar más que cuidar. Son tan frágiles como potencialmente efímeras. La actual generación de gobernantes europeos- -resulta difícil llamarles verdaderamente líderes- como Schröder, Chirac, Berlusconi o Rodríguez Zapatero no están a la altura de los retos. Por lo que no se entiende qué ha podido hacer creer a Zapatero que él debía llenar ese hueco como no sean la ingenuidad y o la soberbia. No parece que los demás estén por la labor, pues créanme, yo tampoco. No creo que la falta de rumbo que hoy asola a nuestro país sea la mejor brújula para construir Europa. Un poco de humildad le sentaría bien al Gobierno de España. Lo peor de todo es que Rodríguez Zapatero ha hecho una apuesta equivocada, con una política de seguidismo acrítico de dos personas, más que de sus países, cuyo protagonismo está apagándose, Schröder y Chirac, que podrían ser reemplazados por un dúo mucho más cercano a las tesis del PP que a las del PSOE, Angela Mërkel, de la CDU alemana, y Nicolás Sarkozy, de la UMP de Francia. En su seguidismo no defendió los intereses de España con la tenacidad deseable. ¿Y entonces qué, señor Zapatero, se quedan sin referentes? El presidente creyó que con sonrisas y talante, además de apoyar las posturas anti guerra de Francia y Alemania, tendría garantizado el apoyo para renegociar las perspectivas financieras. Pues no, se ve que el talante no cotiza en Euros. Rajoy eligió la capital castellano- manchega para hablar del fracaso del Consejo Europeo ABC Rajoy critica la irrelevancia de España y de Zapatero en el Consejo Acusa al jefe del gobierno de estar sólo para la foto y la propaganda b María Teresa Fernández de la Vega subraya que siempre es mejor volver sin acuerdo que con un mal acuerdo que perjudique los intereses de España CRISTINA DE LA HOZ TOLEDO. Demoledoras. Esta es la descripción que mejor encaja con las críticas que el líder del PP, Mariano Rajoy, vertió en un acto de su partido convocado ad hoc para valorar el resultado de la reunión del Consejo Europeo. Rajoy no ahorró en críticas y se lamentó de que España, a su juicio, no pinta nada en el concierto europeo y de que el presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, no se ha reunido con nadie, no ha hablado de nada, su gobierno es irrelevante y nadie nos ha hecho caso Esta no fue más que la primera de una retahíla de reproches sobre la fallida negociación de las perspectivas financieras, que Rajoy calificó de fracaso de actitud de España Tras ironizar que la única aportación de España a la UE ha sido la petición de que se suavice la actitud respecto al régimen castrista, recordó otras negociaciones europeas como la del Consejo de Berlín de 1999 donde se negociaron las partidas presupuestarias para el periodo 2000- 2006. Entonces, señaló Rajoy, se consiguieron 9 billones de pesetas porque Aznar estaba allí defen- diendo los intereses de España También recordó que la Agenda de Lisboa respondió a una iniciativa del Reino Unido y España y, de hecho, propuso hacer un esfuerzo para recuperar un acuerdo que Schröder y Chirac prácticamente han liquidado No lidera nada El eslogan socialista de que nuestro país ha vuelto al corazón de Europa intentó ser desmontado por todos los intervinientes en el acto, entre los que se encontraban el número dos del PP, Ángel Acebes y el europarlamentario del PP y presidente de la Comisión Regional del Parlamento Europeo Gerardo Galeote. Fue en los gobiernos del PP, dijo Rajoy, cuando estábamos en el corazón de Europa defendiendo nuestros intereses como hicimos en Ni- No se ha reunido con nadie. No ha hablado de nada. Nadie nos ha hecho caso reprochó el líder del PP De la Vega afirma que el gobierno trabajará para que pese más lo que nos une en la UE que lo que nos separa za Sin embargo, Zapatero ha cedido siempre porque no tiene criterio político y sólo está para la foto y la propaganda. No lidera nada y calificó de ridícula su política exterior. En este sentido, Rajoy pidió al inquilino de La Moncloa que aproveche su supuesta amistad con los países que parten el bacalao y que le deberían estar agradecidos por haberles quitado de encima a esos malvados del PP El líder popular advirtió que este retraso supondrá importantes pérdidas de fondos para las Comunidades calificadas de Objetivo 1, como es el caso de Galicia (que perderá, dijo, 2.000 millones de euros) o Castilla- La Mancha (que dejará de ingresar 1.100 millones) Consciente, en todo caso, de que ésta es una negociación muy complicada, se negó a que España sea la única pagana de la Ampliación y consideró que esta batalla habrá que seguir dándola Muy distinta es la visión del gobierno, que asegura que Zapatero ha sabido defender los intereses nacionales en Europa. La vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, lamentó así el fracaso de la cumbre, pero consideró que siempre es mejor volver sin acuerdo que con un mal acuerdo que perjudique los intereses de España Al tiempo, aseguró que España sigue apostando por la Unión Europea y que el gobierno seguirá trabajando para que pese más lo que nos une que lo que nos separa