Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 19 6 2005 33 Rafsanjani y el alcalde de Teherán se disputarán la presidencia iraní en una segunda vuelta electoral El Ejército norteamericano afirma haber matado a 50 insurgentes en Irak en el curso de la operación Lanza Chirac, entre Waterloo y Trafalgar PARÍS. Para el diario Liberation la fracasada cumbre europea ha sido Waterloo France Soir, en cambio, prefiere evocar Trafalgar En todo caso, la prensa gala acude al arraigado recuerdo de las guerras entre Francia e Inglaterra para glosar el fiasco de la cumbre. La mayoría de los diarios franceses señalan que el debilitamiento del presidente Chirac tras el no en el referéndum colocó al primer ministro británico, Tony Blair, en posición de fuerza. Pero, más que cebarse con el jefe del Estado, los medios galos advierten de que la situación puede ser muy apurada para su país y dramática para Europa. Blair al abordaje titula Liberation antes de recordar Waterloo. Los medios se anticipan así a la guerra que se avecina por el alma de Europa. Londres asegura que Blair no está solo en su deseo de un giro en la Unión El Reino Unido responsabiliza del fracaso de Bruselas al inmovilismo francés b La Prensa británica apoya en líneas generales la posición de Blair, pero los medios más moderados le advierten de que tendrá que buscar alianzas fuertes EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. Durante la presidencia europea que asumirá el próximo 1 de julio, el Reino Unido se esforzará en encauzar con un acuerdo el debate abierto en la UE en relación al Tratado constitucional y la financiación comunitaria, según aseguró ayer Jack Straw, ministro de Asuntos Exteriores británico. Straw enfatizó que el Reino Unido no se quedó aislado en sus deseos de reforma en el Consejo Europeo de Bruselas, ya que otros cinco países, entre ellos España, rechazaron la propuesta final sobre financiación. Según el ministro, otros líderes europeos han expresado en privado sus simpatías a Blair por su petición de modificar el capítulo de fondos agrícolas. En muchos sentidos es un día triste para Europa, pero también ofrece una oportunidad, porque evidencia una ocasión de giro para la UE manifestó Straw en declaraciones a la BBC. EFE Las heridas de esta cumbre harán casi imposible un acuerdo sobre el presupuesto en la presidencia británica Los problemas estructurales que atenazan la economía europea están al fondo del actual malestar de funciones y que tampoco le va a dar ningún consejo a Blair porque está bien claro que no los escucha Blair tiene seis meses de presidencia para intentar evitar que avance el contagio del euroescepticismo, y para demostrar que su proyecto de Europa tiene más posibilidades de salvar el modelo continental de los efectos de la globalización que el que abandera Chirac a la cabeza del eje franco- alemán. Sin embargo, los observadores dan por hecho que las heridas de esta cumbre harán imposible que Blair consiga el acuerdo sobre las perspectivas financieras durante su propio semestre y no se espera que esta cuestión se resuelva hasta la presidencia austriaca, en el primer semestre de 2006. Igual que en Waterloo, hoy hay dos modelos de Europa enfrentados, y ninguno de los dos tiene un consenso suficiente para imponerse, a pesar de las apariencias que intentan mostrar a un Blair aislado y empecinado. En la batalla contra Napoleón, un factor fundamental fueron los soldados prusianos que, en el último momento, decantaron la correlación de fuerzas a favor de Wellington. Ahora, Alemania ha estado al lado de Francia de forma incondicional. Falta saber qué sucederá este otoño si en las elecciones anticipadas se produce el cambio de gobierno y al socialdemócrata Schröder le sucede la democristiana Angela Merkel. Esa puede ser la clave para determinar el destino de la Europa de 2005. Tony Blair, en Bruselas EFE Entre el pasado y el futuro El ministro no sólo no estuvo a la defensiva, después de que otros socios comunitarios hayan señalado al Reino Unido como el gran responsable del fracaso de la cumbre de esta semana, sino que incluso pasó al ataque: Se trata esencialmente de una división entre los que quieren una Unión Europea que sea capaz de hacer frente a su futuro y los que defienden una Unión Europea atrapada en su pasado La prensa británica ha avalado en general las posiciones del Gobierno y ha presentado al presidente francés como el inmovilista que no está dispuesto a superar una situación obsoleta por el injustificado peso del gasto agrícola comunitario. Aunque desde las posturas más moderadas, The Guardian advertía ayer a Blair que, por más razones que crea tener, deberá dedicar los próximos meses a trabar una alianza con otros países de peso, y así aislar a un Chirac, que intenta una maniobra de distracción de sus propios problemas si el primer ministro quiere de verdad aprovechar la oportunidad que se le presenta.