Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 Nacional RADIOGRAFÍA DE LA LEY DEL MENOR DOMINGO 19 6 2005 ABC (Viene de la página anterior) Los malos tratos de menores a sus progenitores crecieron un 214 por ciento en Barcelona durante mayo, respecto al año anterior; la Policía dice que es un reflejo de la sociedad puesta en libertad del menor o el desestimiento, bien por el tipo de delito o por conciliación con la víctima. En Madrid el 55 por ciento de los menores arrestados son españoles y el resto, extranjeros, una proporción que hace dos años era del 65 y el 35 por ciento, respectivamente. No obstante, en los centros de internamiento los extranjeros representan el 60 por ciento; en unos casos porque cometen delitos más graves y, en otros, por no tener familia. Para Armengol y para el responsable del Grume, el origen hay que buscarlo en la inmigración Estos menores, muchas veces organizados en bandas como se está advirtiendo, reproducen comportamientos copiados de sus países de origen y suponen un acicate para la delincuencia nacional Cuando la autoridad desaparece TEXTO: M. J. FRANCO Las faltas quedan impunes La receta de todas las fuentes consultadas pasa por el mismo tamiz: control, prevención y dotación de medios. La juez de Murcia aboga por reforzar los equipos técnicos y la mediación de la que una ley muy burocratizada parece haberse olvidado. La situación es tan paradójica que el juez no tiene acceso al expediente completo del menor y tiene que ir recabando información de aquí y allá, con el consiguiente incumplimiento de medidas que acarrea explica una juez del CGPJ. Las bondades de una norma que aspira al supremo interés del menor es cuestionada de forma recurrente por algunos de los males comentados y otros que colean desde que se aprobó hace ahora cinco años. Por cierto, los mismos que ha necesitado el legislador para dotarla de un Reglamento que era una necesidad imperiosa según la Fiscalía. Armengol arremete contra el incumplimiento de las medidas jurisdiccionales de los menores. Las faltas quedan sin juzgar de forma sistemática porque los plazos de prescripción son escasos y no podemos olvidar que en esta jurisdicción no se pueden celebrar juicios en ausencia, es decir, que si el menor es citado y no se presenta, se decreta la nulidad Mientras las víctimas aseguran sentirse olvidadas por esta ley, algunos aventuran que la delincuencia de los menores acabará en una deriva como la que resultó de la violencia de género. BARCELONA. Teresa Laplana lleva cerca de veinte años trabajando en el ámbito de menores, los últimos nueve como jefa de la unidad de los Mossos d Esquadra que se encarga de la delincuencia juvenil en Barcelona. En todo ese tiempo, el panorama ha cambiado radicalmente: el tipo de delitos, la edad penal, la situación social... Ella lo resume así, refiriéndose a los delincuentes y los policías: En el 86 erámos como una familia, nos conocíamos todos y jugábamos al ratón y al gato Ahora las cosas son diferentes y la familia mucho más vasta. La responsable de la Unidad de Menores de la Policía autonómica, Cuerpo que tiene la competencia exclusiva en este campo en Cataluña, afirma que más que un aumento de actos delictivos por parte de los chicos y chicas de entre 14 y 18 años, lo que ha habido en los últimos tiempos ha sido una eclosión de delitos con un mayor componente de violencia. Mientras que antes veían, por ejemplo, muchos robos de vehículos, ahora los delitos más frecuentes son los robos con violencia e intimidación, las lesiones y otro que produce una gran preocupación: los malos tratos de este grupo hacia sus padres y otros familiares. Los menores detenidos en Barcelona, que acumula buena parte de la delicuencia juvenil de Cataluña, han pasado de 881 en el año 2002 a 987 en 2003, 990 en 2004, mientras que en 2005 ha habido 584 hasta el 31 de mayo. El incremento de detenidos es, pues, constante, lo mismo que las detenciones (un mismo menor puede acumular varias) Los robos con violencia e intimidación protagonizados por menores supusieron 154 detenciones en 2002; 211 en 2003; 387 en 2004 y 230 en este año, también hasta el pasado 31 de mayo. Los delitos de lesiones han comportado 38, 49, 33 y 16 detenciones, respectivamente. En cuanto a las que tuvie- Centro de menores en la zona de Collserola (Barcelona) ron como origen los malos tratos físicos o psíquicos a los padres u otros familiares, las cifras son: 5, 14, 28 y 22 detenciones de 2002 a este año. Si se toman, por ejemplo, los dos últimos meses de mayo, los datos facilitados por los Mossos indican que este año los robos con violencia e intimi- ELENA CARRERAS Las sustracciones de coches han dado paso a la eclosión de robos con violencia e intimidación dación se han incrementado un 49,35 por ciento con respecto a mayo de 2004; las lesiones, un 45,4 por ciento y las agresiones domésticas, un 214 por ciento. Laplana destaca los delitos en el ámbito familiar, no sólo por las cifras que arrojan, sino, sobre todo, por lo que denotan. Para que unos padres decidan denunciar a su hijo, quiere decir que antes han aguantado carros y carretas Laplana cree que en este comportamiento violento de los chicos influyen varios factores. Entre otros, una sociedad también más violenta de la que ellos no son sino un reflejo y la quiebra del principio de autoridad.