Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 19 6 2005 15 Los juzgados dictaron 24.000 sentencias contra menores durante el pasado año Las urnas abren paso a una radical transformación de la política gallega Touriño y Quintana podrían verse ante una jubilación anticipada b Gane o pierda las elecciones, el presidente del PP y de la Xunta, Manuel Fraga, ya ha anunciado que preparará su relevo en la próxima legislatura A. AYCART SANTIAGO. Las elecciones de hoy marcarán, para bien o para mal, una radical transformación del marco y los liderazgos políticos en los tres grandes partidos gallegos, hasta el punto de que, según los resultados, podrían cambiar los tres candidatos a la Xunta de Galicia en los próximos comicios autonómicos. Manuel Fraga ya ha anunciado que preparará su relevo en la próxima legislatura. Será en un congreso extraordinario del partido, cuyo pacífico desarrollo en caso de una victoria electoral no tendrá nada que ver con el que se produciría en caso de que los populares fueran desalojados del ejecutivo autónomo que han ocupado en los últimos 16 años. En este caso, ni siquiera se descarta una ruptura de la formación que habría perdido con Fraga uno de sus principales elementos de cohesión. CONCHI PAZ si pueden entrar a formar parte del gobierno de la Xunta. El sector más radical, que ha permanecido enclaustrado en esta campaña, previsiblemente le pasaría factura a la estrategia de moderación de Anxo Quintana. La sombra de Méndez Romeu La pax octaviana declarada por el fundador del partido el pasado invierno ha conseguido superar todos los escollos para dar una imagen de unidad en la campaña, pero una derrota electoral podría resucitar los viejos enfrentamientos entre el sector rural, que tiene en José Luis Baltar y Xosé Cuiña sus principales baluartes, y los urbanitas -Alberto Núñez Feijóo y Enrique López Veiga- respaldados por Mariano Rajoy, con Xosé Manuel Barreiro como figura intermedia. En el PSOE, una derrota electoral- -y cualquier cosa que no fuera desbancar a Fraga de la presidencia de la Primer efecto de un posible cambio En todo caso, la primera consecuencia de ámbito nacional que provocaría un cambio de gobierno en Galicia sería el aplazamiento al otoño de la Conferencia de Presidentes, inicialmente prevista para julio y que debe abordar el complejo problema de la financiación autonómica. Si Fraga no repite mandato, se esperará hasta que esté investido el nuevo presidente de la Xunta, no sólo por una cuestión institucional sino porque Emilio Pérez Touriño vendría a reforzar la mayoría de los socialistas en este foro. Emilio Pérez Touriño, durante la jornada de reflexión Xunta sería considerado como una derrota- -obligaría a Emilio Pérez Touriño a cumplir su palabra y presentar su dimisión, que dejaría paso libre a José Luis Méndez Romeu, el número dos por La Coruña, que suma a su sintonía con Francisco Vázquez, (con quien fue concejal de Urbanismo en el ayuntamiento de la capital herculina) el prestigio alcanzado en Ferraz por su paso por el Ministerio de Administraciones Públicas. No es más fácil la situación del actual cartel electoral del BNG. El biso- EFE ño Anxo Quintana, sucesor del histórico Beiras, tras un proceso traumático, ha llevado a solas la campaña de la coalición nacionalista- -de la que se ha mantenido cuidadosamente al margen el líder real, el radical Francisco Rodríguez- pero los depurados en el proceso de renovación podrían pasarle factura, en forma de ruptura, caso de una derrota que no quedaría marcada tanto por un previsible retroceso ante las urnas como por que este fracaso le impidiera acceder al Gobierno.