Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
104 Los sábados de ABC SÁBADO 18 6 2005 ABC TRADICIONES Producto emblemático de la artesanía española, y más concretamente de la albaceteña, la cuchillería de nuestro país tiene problemas porque el mercado asiático, con sus precios, su competencia y sus falsificaciones, está clavando su navaja en el corazón de nuestra industria ¡Qué corte! on pocos nuestros artesanos cuchilleros, pero están en el filo de la navaja china jugándose la vida, mejor dicho, sus puestos de trabajo, en aras de la defensa de lo que ha sido en nuestro país la industria de la cuchillería, con su enorme prestigio en el mundo. Desde hace unos años, el gigante chino, con su mano de obra barata y explotada, ha empezado a lanzar sus cuchillos por toda Europa, y a un precio sin competencia, que ha dejado herida de muerte a la industria española, instalada principalmente en Albacete. La ciudad manchega concentra el 90 por ciento del total de la actividad en España, con una facturación de unos 84 millones de euros. Pocas veces la imagen de una comunidad, como la de Castilla- La Mancha, está tan ligada a un producto artesanal como lo está esa ciudad con las navajas y los cuchillos, una herencia musulmana que ha mantenido una extraordinaria pujanza hasta hoy, pero que si no se remedia puede peligrar. S TEXTO: CARMEN FUENTES Cuchillo de monte, premiado en 1994 (izquierda) Navaja bandolera ancha, premiada en 1993 (derecha) Los tres mosqueteros La razón no es otra que la cuchillada trapera que desde hace unos años nos está dando el mercado oriental, que ha hecho reaccionar a los cuchilleros para reclamar ante la Unión Europea una marca de garantía de origen, a fin de evitar los fraudes que, de la mano de esa gran nación copista donde las haya, proliferan por doquier. Albacete se ha levantado en armas para defender las suyas ante Bruselas. De esto hace ya tres meses, cuando la unión de los alcaldes de las tres ciudades cuchilleras europeas, Albacete, Solinger (Alemania) y Thiers (Francia) -las tres con enorme tradición- -exigió a las instituciones comunitarias que impidiesen la importación de cualquier producto etiquetado con símbolos, nombres, orígenes o imágenes que son propios de nuestro acervo cultural e industrial Los mandatarios de las tres ciudades se unieron para lanzar sus SOS en Fráncfort. China, con su mano de obra explotada y barata, lanza sus cuchillos y hiere de muerte a la producción española Del filo a la funda Todo surgió por iniciativa de España que, para hacer fuerza ante Bruselas, proclamó el tratado de Albacete firmado por los tres ediles y cuyo objetivo no era otro que el exigir de la Unión Europea que to- do producto que pase las fronteras venga con su marca de origen como sucede en todos los mercados serios del mundo, empezando por los Estados Unidos. Calidad, garantía y diseño son las cualidades que la industria cuchillera europea quiere a toda costa defender de la invasión china, y para conseguirlo exigen que en el producto, no en el envoltorio como sucede en algunos casos, que o se tira o se pierde, figure el origen de la mercancía, porque los chinos, según Roberto Arcos, gerente de la conocida y prestigios casa Arcos, utilizan indebidamente nuestras señas de identidad, engañando al consumidor y ofreciendo una imagen nuestra que es falsa. Con nuestros cuchillos hacen como con los bolsos de Chanel o Prada: los falsifican y los venden como auténticos. Ya les hemos pillado en algunos fraudes y hemos comprobado que ponen en el envoltorio el nom-