Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 Sociedad SÁBADO 18 6 2005 ABC Mantienen con vida a una embarazada en coma con la esperanza de salvar al bebé Los médicos esperarán cuatro semanas más para inducir un parto prematuro ALFONSO ARMADA. CORRESPONSAL NUEVA YORK. Cuando el cáncer se extendió al cerebro de Susan Torres entró en coma irreversible. Embarazada de 21 semanas, los médicos del Centro Hospitalario de Virginia ofrecieron a su marido, Jason Torres, la opción de desconectarla o mantenerla con vida con la esperanza de que el cáncer, en expansión, se mantenga al margen del útero y el feto se pueda desarrollar en el plazo de un mes lo suficiente para que se pueda provocar el parto. Odio verla con todas esas condenadas máquinas, y odio usarla como vaina, como una bolsa de crianza, porque ella por sí misma es mucho más valiosa. Pero Susan quería verdaderamente a este bebé. Y ella es muy... ¿Có- mo decirlo? Una mujer indomable. Es por eso probablemente que haya aguantado declaró Torres al USA Today Según recontaba ayer la agencia Associated Press, al menos nueve mujeres en estado de coma han dado a luz en Estados Unidos. El caso de Susan Torres, sin embargo, presenta circunstancias agravantes ya que otras mujeres que pade- cían el mismo tipo de melanoma agresivo, el cáncer que acabó por destrozar su cerebro, también dieron a luz a niños en Estados Unidos, Canadá y el Reino Unido, pero ninguno sobrevivió. A pesar de esos antecedentes, el marido decidió correr el riesgo. Susan Torres, de 26 años, investigadora adscrita al Instituto Nacional de la Salud, sufrió un ataque el pasado 7 de mayo, cuando el cáncer llegó a su cabeza, y ya no recobró el conocimiento. Un feto de 21 semanas Al parecer, el feto se encuentra en buen estado. Si tanto el niño como la madre aguantan hasta mediados de julio, con lo que se completarían las 25 semanas de gestación (el plazo habitual es de 40 semanas) se podría inducir al parto, aunque los médicos no descartan lesiones cerebrales y otro tipo de problemas. El marido, que ha dejado su trabajo y se ha instalado en la habitación hospitalaria de su esposa, declaró al mismo diario que no tiene la menor duda de que esto es lo que ella hubiera querido La pareja tiene un hijo de 2 años que se encuentra con sus abuelos. Católico desde la niñez, Torres confiesa que su relación con Dios no pasa por su mejor momento: Algunos días estoy condenadamente enfadado con él Mientras alimenta la fe de que las mínimas constantes vitales de su esposa se mantengan para proporcionar alimento al que sería su segundo hijo, Torres admite que experimenta sentimientos agridulces ante lo que está pasando. Sabe que en cuanto nazca el niño, ese día tomará la decisión de que las malditas máquinas sean desconectadas y se permita que Susan, hoy en estado de muerte cerebral, deje de respirar. El gobernador de Florida pide que se investigue al marido de Terri Schiavo ABC MIAMI (EE, UU. El gobernador de Florida (Estados Unidos) Jeb Bush, pidió ayer a la fiscalía investigar el colapso hace 15 años de Terri Schiavo, la mujer cuyo caso desató una enconada polémica sobre la eutanasia. El gobernador solicitó que se investigue cuánto tardó y por qué Michael Schiavo en llamar al servicio telefónico de emergencia desde que encontró a su esposa desvanecida en su casa. Bush pidió que se efectúe la investigación en una carta que envió a Bernie McCabel, fiscal estatal del condado de Pinellas- Pasco, en la costa oeste de Florida, donde murió la mujer. El gobernador especifica en la misiva que el esposo de Terri testificó en 1992, en un juicio por mala praxis médica, que encontró a su mujer a las 5 de la mañana del 25 de febrero de 1990. Después, en una entrevista para la televisión realizada en 2003, dijo que la encontró a las 4: 30 de la mañana, pero no llamó al número de emergencia hasta las 5: 40. George Felos, el abogado de Michael Schiavo, aseguró que los comentarios del gobernador son ridículos y que su cliente no tardó en pedir ayuda.