Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional SÁBADO 18 6 2005 ABC Su lujosa casa, en el exclusivo barrio de Rabya, es el fortín de un hombre de 70 años de edad, dispuesto a dar mucha guerra en el futuro del Líbano, como la dio en su dramático pasado Todavía el general Aoun POR JUAN CIERCO. ENVIADO ESPECIAL BEIRUT. Viste una camisa muy chillona, de color naranja, el mismo que adorna sus carteles electorales. Sale al jardín de su villa escoltado por varios guardaespaldas. Parece cansado. No en vano tiene 70 años y la campaña está siendo intensa y dura. Se sabe vencedor moral de los comicios legislativos que se cierran mañana en el norte del Líbano, tras cuatro domingos de votaciones. Nadie contaba con su resurrección. Pero se ha convertido por méritos propios y extrañas alianzas en el nuevo líder de los cristianos libaneses, en un actor sin duda protagonista para el inmediato futuro político y social de un país imposible anclado en sus pilares confesionales. Sus palabras brotan, primero en francés, luego en un inglés menos fluido, con parsimonia pero con seguridad. Tiene mucho que decir y lo dice labrándose, como es habitual en él, y lo ha sido a lo largo de su azarosa vida militar, enemigos tras cada parrafada. Yo creé la oposición antisiria y ahora me echan en cara mis alianzas quienes durante quince años se han beneficiado de la ocupación siria y del régimen policial establecido. Soy el único en este país que nunca, ni antes, ni ahora, ha colaborado con Siria. Los neo opositores se hacen llamar oposición antisiria y en realidad no son más que una oposición accidental, nacida por el asesinato de Rafic al- Hariri Me besan quienes querían matarme J. C. BEIRUT. Cuando el 7 de mayo pisé el aeropuerto de Beirut después de 15 años en el exilio, dije con sinceridad que perdonaba a todos aquellos que habían intentado hacerme daño durante esos tres lustros. Muchos de quienes habían estado detrás de los tres intentos de asesinato que he sufrido vinieron aquí, a mi casa de Rabya, a besarme y darme la bienvenida Había que pasar con urgencia una página de la historia del Líbano y mirar al futuro y no al pasado. Pero cuando nos pusimos a negociar, a intentar salvar el espíritu del 14 de marzo, a mí me ofrecieron sólo unas pequeñas migajas. Ellos ya se habían repartido todo, cuando yo merecía sino ser el líder de esa oposición antisiria sí ser al menos uno de sus principales actores. Creyeron que podrían acabar conmigo tan fácilmente y ahora les he demostrado todo lo contrario Michel Aoun atiende ayer a los medios en su casa del barrio beirutí de Rabya convincente para sus numerosos detractores. El sol comienza a pegar fuerte en Beirut. El calor le afecta. Las moscas le acosan. No son las únicas. La oposición está en el gobierno, yo soy la oposición. Ellos, en cambio, luchan por mantener intactos sus intereses, sus parcelas de poder. Corrompen conciencias con dinero, alientan el confesionalismo y luego me acusan de ser un cristia- AP no radical. Nuestra democracia es un circo El tiempo corre. No le toca ir a Trípoli, donde ha estado toda la semana. Se levanta. Se retoca la chillona camisa naranja y se seca el sudor antes de entrar, de nuevo rodeado de esos guardaespaldas que no han perdido detalle, en su lujosa villa convertida en fortín inexpugnable. Es, todavía, el general Aoun. Abierto al diálogo El general Aoun no deja títere con cabeza, pero se dice dispuesto a negociar con los líderes de ese frente antisirio que se creían invencibles: Saad Hariri y Walid Yumblatt: Después de cada guerra siempre llega la paz y la paz debe ser negociada Se sabe con la sartén por el mango tras su victoria inesperada el pasado domingo en el Monte Líbano, posición que pretende reforzar mañana con una alianza con destacadas figuras ligadas a Damasco, como el ex primer ministro Omar Karame, Michel Murr o Suleimán Frangie. ¿Acaso son ellos menos libaneses que Hariri o Yumblatt? Yo no tengo nada contra los sirios ahora que no están aquí, lo tenía cuando estaban en el Líbano. No hago política cristiana sino política nacional. Me interesa acabar con la corrupción, con el feudalismo político, con el sectarismo religioso, con el poder de los clanes familiares... y lo haré con la aplicación de nuestro programa, La alternativa Si tengo que elegir entre nuestro programa y la presidencia, opto por el programa dice convencido aunque no demasiado Nuevas protestas en El Aaiún de los independentistas saharauis LUIS DE VEGA. CORRESPONSAL RABAT. Las aguas siguen revueltas en torno al Sahara Occidental. Ayer, al igual que el viernes de la semana pasada, la capital de la ex colonia española volvió a ser escenario de protestas por parte de ciudadanos saharauis. Esta madrugada, las Fuerzas de Seguridad se emplearon con contundencia contra activistas de Derechos Humanos, algunos de los cuales resultaron heridos de gravedad. Varias decenas de personas se habían manifestado durante el día para reclamar la independencia y la liberación de los detenidos tras los disturbios de mayo. Sobre las diez de la mañana un grupo de personas, muchos de ellos mujeres y niños, se concentraron cerca del hotel Nagjir y fueron disueltos a la fuerza por la Policía quince o veinte minutos después relata un joven presente en el lugar. Según han confirmado activistas saha- rauis de derechos humanos, las fuerzas del orden detuvieron durante los altercados a Abderrahman Bugarfa, de 48 años. Al caer la tarde se produjeron disturbios similares en la céntrica avenida de Esmara ante un importante despliegue policial, conm el resultado de varios heridos. Cortina de humo Reporteros Sin Fronteras (RSF) ha hecho público un informe en el que critica a las autoridades marroquíes por obstaculizar el trabajo de buena parte de los informadores desplazados a la ex colonia española, cuya intención no es otra que cubrir las manifestaciones de los saharauis a favor de la independencia de este territorio. Entre ellos hay medios de comunicación españoles, como TVE, marroquíes, como el semanario independiente Asahifa la cadena de televisión qatarí Al Yasira y las agencias Reuters y France Presse. Desde comienzos del mes de abril de 2002 al menos diez periodistas han sido detenidos, amenazados o expulsados en la ciudad de El Aaiún dice RSF, que pide a las autoridades marroquíes que pongan término al acoso a los medios de comunicación locales y extranjeros y les permitan hacer su trabajo con normalidad En el campo político tanto marroquíes como argelinos- -éstos, principales aliados del Frente Polisario- -siguen a la gresca. En la tarde del jueves, por medio de un comunicado en la agencia oficial Map, Mohamed Benaissa, ministro de Asuntos Exteriores marroquí, hacía pública la negativa de Rabat a recibir al primer ministro argelino, Ahmed Uyahia, quien iba a viajar a Marruecos la próxima semana. Esta visita, que no había sido anunciada oficialmente, resulta inoportuna por la postura de Argel con respecto al conflicto del Sahara decía el texto ministerial. La réplica la lanzaba ayer el gobierno argelino, que toma nota de esta nueva marcha atrás marroquí según anunció por medio de su agencia oficial Aps.