Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 18 6 2005 25 El funcionario español de la UE Carlos Ayala Saavedra habría fingido su secuestro en Colombia Irán acude a las urnas en un clima de frustración después de ocho años de promesas incumplidas Juncker, desolado, dijo que en algunas delegaciones no había voluntad política de lograr un acuerdo El premier británico cortó las negociaciones de raíz: En ningún caso daré el visto bueno al proyecto da la negociación, que el debate presupuestario no podía desligarse del de la Constitución, al tiempo que añadió que no se podía entrar en el análisis de los recursos de Europa sin abordar su estructura de gasto, en referencia directa a la Política Agrícola Común (PAC) que absorbe el 43 por ciento de los fondos, según la última propuesta de la presidencia. Nuestra posición sigue siendo la misma. El cheque sigue estando plenamente justificado a raíz de la distorsión del gasto agrícola declaraba un portavoz británico a media mañana, en lo que era una auténtica premonición de lo que iba a ocurrir después. No obstante, Londres se avino a perdonar a los países de la ampliación entre 500 y 700 millones de euros anuales de su aportación al cheque Holanda, uno de los países contribuyentes netos (paga más de lo que recibe) volvió a rechazar la propuesta presupuestaria de la presidencia, a pesar de que se le deja reducir la aportación por IVA que hacen todos los países a Bruselas del 30 al 15 por ciento para intentar paliar en parte el déficit de su saldo neto con Bruselas. Además, el gobierno holandés explicó que, antes de dar su visto bueno al presupuesto comunitario, tenía que consultar con los representantes políticos de su país, cosa que al final no ha sido necesaria. Francia, al contrario que en los días previos a la cumbre, se mostró ayer más proclive a acercar posiciones en aras del acuerdo final. El ministro de Asuntos Exteriores galo, Philippe Douste- Blazy, llegó a asegurar que Francia estaba dispuesta a hacer un esfuerzo, pero siempre que éste sea compartido equitativamente. Zapatero rechazó una última propuesta porque el saldo neto era insuficiente España se veía obligada a pagar aún más por el cheque británico b El jefe del Ejecutivo vio posibilidad de conseguir sus objetivos cuando los países más pobres ofrecieron renunciar a parte de las ayudas que esperan Evolución saldo financiero España- UE En millones de uros 8.000 7.000 6.000 5.000 4.000 3.000 2.000 1.000 0- 1.000 5.946 6.147 7.622 7.123 7.385 6.675 6.918 LUIS AYLLÓN. ENVIADO ESPECIAL BRUSELAS. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, rechazó anoche la última propuesta presentada por la presidencia luxemburguesa por considerar que el saldo neto que obtendría España hasta final de 2013 no era suficiente. Aunque se ofreció a nuestro país una prórroga de cuatro años para el Fondo de Cohesión por importe de 2.800 millones de euros y unos pagos a las regiones ultraperiféricas, que para Canarias representaban 520 millones de euros, esas cantidades quedaban neutralizadas porque España tendría que aumentar su aportación al cheque británico y contribuir a sufragar las compensaciones a Alemania, Suecia y Holanda a quien se les permitiría reducir sus arcas comunitarias por la vía del IVA. 1.841 1.600 1.215 705 160 63- 167 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012 2013 Fuente: Ministerio de Economía Infografía ABC Por debajo de lo deseado Si bien la oferta no hacía que España pasara a ser contribuyente neto antes de 2014, que era uno de los objetivos de Zapatero, los 4.738 millones de euros de saldo que quedaban, según fuentes diplomáticas, se situaban muy por debajo de los 7.000 a los que aspiraba nuestro país. Zapatero se mantuvo a la expectativa durante buena parte de la jornada y decidió sumarse finalmente a quienes bloqueaban el acuerdo, aunque el resto de sus compañeros de viaje lo hicieran por otros motivos. El jefe del Ejecutivo, que constató que con la posición de esos países, que calificó de irreductibles era muy difícil llegar a un acuerdo, quiso también dar un golpe de efecto en clave interna, ante las posibles críticas de la oposición en España achacándole una postura de debilidad. Lo cierto es que, cuando los países de la Ampliación expresaron su disponibilidad a hacer sacrificios en aras de un acuerdo, Zapatero vio la ocasión de mejorar la posición española y se mostró dispuesto a negociar de nuevo, contrariamente a lo que habían hecho sus colegas de bloqueo. Con más tiempo de negociación- -dijo- -se habría podido conseguir un escenario razonable para España El presidente del Gobierno, que vol- La postura española Los objetivos. Prórroga del Fondo de Cohesión durante cinco años. 480 millones para Canarias. La última oferta. Prórroga de cuatro años del Fondo de Cohesión, con 2.800 millones de euros. 520 millones para el Archipiélago. Aumento de la contribución al cheque británico y a las compensaciones para Alemania, Holanda y Suecia. A partir de ahora. Cuanto más se retrase un acuerdo, puede resultar más difícil para España porque su renta será superior y deberá aportar más dinero. vió a fallar como pronosticador, después de haber asegurado días atrás que en esta cumbre se iba a llegar a un acuerdo. criticó el método de trabajo empleado por la presidencia luxemburguesa. Zapatero no pareció estar preocupado por el hecho de que, a medida que pase el tiempo, la renta de España irá subiendo con relación a la renta media de la Unión Europea, lo que hará que nuestro país tenga que aumentar su contribución a las arcas comunitarias. El jefe del Ejecutivo cree que ese no es un horizonte inmediato Por la mañana, el secretario de Estado para la UE, Alberto Navarro, se había esforzado en explicar a los periodistas que, después de que España ha recibido en los 20 años que lleva en la UE casi 90.000 millones de euros de saldo neto (unos 14 billones de las antiguas pesetas) los españoles deben acostumbrarse a que nuestro país ha pasado de la segunda a la primera división es decir que está más cerca de los países ricos que de los pobres de la Unión. Por eso, aseguró que si España consigue el objetivo de no ser contribuyente neto hasta 2014, sería un gran éxito