Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 18 6 2005 Nacional 15 CONFLICTO ENTRE EL MAGISTRADO Y LA AUDIENCIA NACIONAL El juez Pedraz advierte a la Sala Penal que mantener preso a De Juana sería volver a la Inquisición Insta a aquéllos que pueden revocar el auto de libertad a que prueben la pertenencia a ETA b El instructor recuerda que tiene que ser imparcial y limitarse a lo que existe en la causa, ya que lo contrario sería convertirle en acusador, fiscal o policía NATI VILLANUEVA MADRID. Consciente de que hay muchas posibilidades de que la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional revoque su decisión, el juez Santiago Pedraz volvió a desafiar ayer a los magistrados de la Sección Tercera al confirmar el auto de libertad provisional de José Ignacio de Juana Chaos. Lo hizo en respuesta al recurso presentado por el fiscal y con los mismos argumentos que utilizó el lunes cuando se negó a procesar al pistolero del comando Madrid (condenado a 3.000 años de cárcel por 25 asesinatos) no hay indicios de que pertenezca a ETA ni tampoco de que haya cometido un delito de amenazas terroristas a través de los dos artículos que en diciembre escribió en Gara La resolución con la que Pedraz confirma la libertad del etarra no ha sorprendido a nadie. Sí lo han hecho las advertencias nada veladas que el magistrado lanza a sus superiores jerárquicos, tan sólo 24 horas después de que la Sección Tercera le anticipara la postura que probablemente adopte cuando estudie su decisión de dar carpetazo a la investigación sobre De Juana. Un juez que abriera diligencias o incorporara unas nuevas contra una persona simplemente por leer una noticia o porque se ha enterado de otra forma que no sea la que habilitan las leyes procesales supondría volver al sistema inquisitivo advierte el instructor. LOS MENSAJES DE SANTIAGO PEDRAZ A LA SALA El juez de instrucción sólo debe conocer y, por tanto, valorar, lo que está en el sumario; lo que está fuera y no incorporado a la causa no existe. Lo contrario supondría volver al sistema inquisitivo Que no se nos diga luego que el instructor debió practicar más diligencias, pues la partes no las han solicitado No consta en esta causa que los plantes y desobediencias en los centros penitenciarios sea una estrategia de ETA para doblegar al Estado, ni este instructor tiene que tener conocimiento de ello, so pena que quiera convertirse al juez en acusador, fiscal o policía El juez no puede hacer valoraciones que no sean estrictamente jurídicas no existe A menos, añade en otro momento de la resolución, que se quiera convertir al juez (por naturaleza, imparcial) en acusador, fiscal o policía Respecto al frente de makos (presos) el magistrado se mantiene firme en sus anteriores argumentos, e insiste en que, al igual que sucede con el MLNV, no existe resolución firme alguna que considere que ni aquel frente ni este movimiento estén integrados en ETA. Podrán existir procesos o líneas abiertas de investigación por tal razón, pero eso no es suficiente para determinar que sean ETA señala. Tampoco los plantes y desobediencias que De Juana ha tutelado en las prisiones ni la presunta captación de etarras son para el magistrado pruebas de que pertenezca a la banda criminal, como tampoco lo es la carta en la que, con motivo del asesinato del matrimonio Jiménez Becerril, el etarra decía vuestras lágrimas son nuestras sonrisas y terminaremos a carcajadas De cualquier forma, esta carta, dice Pedraz, no se ha traído a la causa, es anterior a los hechos que dieron origen a este sumario y tampoco cons- ta en la misma el apoyo a ETA y a la lucha armada Pedraz sostiene que los dos artículos de Gara (por los que De Juana está imputado) se incardinan en el derecho a la libertad de expresión y que sólo son valorables por el lector, quien decidirá si está de acuerdo con su contenido o, en cambio, le repugna o le pare- ce lamentable, execrable, doloroso o inoportuno Además, concluye el auto emplazando a las acusaciones (fiscal y AVT) a que demuestren que De Juana pertenece a ETA. La Sección Tercera podría revocar la decisión del magistrado y obligarle a retomar la investigación y, en su caso, el procesamiento. Sólo un 11 por ciento de los españoles conoce a Conde- Pumpido N. COLLI MADRID. La valoración que el conjunto de los ciudadanos hace de la labor del Ministerio Fiscal es, en conjunto, positiva. Así se desprende del barómetro externo de opinión realizado por el Instituto Metroscopia -que dirige el profesor José Juan Toharia- -a través de 1.801 entrevistas realizadas entre los pasados 29 de marzo y 12 de abril a una muestra nacional de población mayor de 18 años. La encuesta pone de manifiesto que un 11 por ciento de los ciudadanos sabe decir correctamente sin ninguna indicación o sugerencia previa el nombre del fiscal general del Estado. Esta cifra, si bien muy baja, convierte a Cándido Conde- Pumpido en la segunda figura individual más conocida dentro del sistema judicial, aunque muy por detrás del juez Baltasar Garzón, un fenómeno sociológico especial que es notorio para el 52 por ciento de los españoles, algunos de los cuales, curiosamente, le colocan al frente de la Fiscalía. Por detrás de Conde- Pumpido, y por este orden, el Lecciones de Derecho En el auto, Pedraz insiste en que el contenido de los dos artículos- -que sí sirvieron al juez Grande- Marlaska para imputar al etarra nuevamente- no pueden servir de base para acreditar la pertenencia a banda armada. Por más que este instructor los lea no hay referencia alguna a ETA ni apoyo a la lucha armada y sí al MLNV insiste. Molesto con las críticas que ha recibido por asegurar que el MLNV no es una organización terrorista, Pedraz contesta a los que le han acusado de ingenuo y desconocedor de la realidad del entorno de ETA que el instructor sólo debe conocer y, por tanto, valorar lo que está en el sumario; lo que está fuera y no incorporado a la causa ministro de Justicia, el ex fiscal general Jesús Cardenal, el fiscal- jefe de la Audiencia Nacional y el presidente del Tribunal Supremo (ver gráfico) Si bien un 42 por ciento de los encuestados no sabe explicar con sus palabras en qué consiste la labor del fiscal, lo que supone un porcentaje apreciable el otro 58 por ciento sí tiene las ideas claras, aunque se divide en dos bloques: quienes piensan que consiste en acusar (24 por ciento) y quienes creen que es de orden defensivo y protector (26 por ciento) Esta última opinión, más extendida entre los más jóvenes, podría responder a la reorientación de las exigencias de la sociedad hacia el sistema judicial. En cuanto a la evaluación de la labor del fiscal general, es positiva, aunque hay un 54 por ciento de los encuestados que no se considera en condiciones de opinar. Del 46 por ciento que sí lo hace, el 63 por ciento cree que es positiva y el 17 por ciento, negativa. Para el 20 por ciento es regular. Grado de conocimiento de los ciudadanos -Baltasar Garzón (Juez) -Cándido Conde- Pumpido (Fiscal General del Estado) -Juan Fdo. López Aguilar (Ministro de Justicia) -Jesús Cardenal (Ex Fiscal Gral. del Estado) -Eduardo Fungairiño (Fiscal- Jefe A. Nacional) -Francisco J. Hernando (Pte. Tribunal Supremo 52 Margen de actuación del fiscal general Regular No Opina 6 %30 %30 Poca o muy poca libertad 11 %8 %6 %2 %1 34 Mucha o bastante libertad Infografía ABC