Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 17 6 2005 Sociedad 57 Ciencia Un superordenador simulará, por primera vez, el mecanismo del pensamiento de la mente humana Se realizará un modelo tridimensional que funcionará igual que un cerebro real b Un grupo de investigadores suizos colaborará durante los dos próximos años con IBM, que aportará al proyecto su ordenador más potente, el Blue gene JOSÉ MANUEL NIEVES MADRID. IBM BMI. A veces se dan casualidades como esta. Combinaciones (en este caso tipográficas) que terminan por empujar un poco más allá la frontera del conocimiento científico. Y es una casualidad el hecho de que haya sido uno de los más prestigiosos laboratorios de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL) el BMI (Brain Mind Institute) el encargado de colaborar durante los próximos dos años con el gigante de la informática IBM, con el que comparte las mismas tres letras, pero en distinto orden. De esta colaboración nacerá el primer modelo detallado y tridimensional del funcionamiento del neocórtex, sin duda la zona más compleja de nuestro cerebro, la que nos distingue del resto de las criaturas y nos otorga las características propias de los seres humanos. Tampoco el nombre del proyecto (Blue Brain) está elegido al azar. En efecto, para realizar los complejísimos cálculos necesarios para crear esta mente artificial se utilizará una parte de Blue gene el ordenador más potente de cuantos existen en el mundo. Más adelante, concluido este ambicioso proyecto, los investigadores intentarán extenderlo y realizar, con el mismo procedimiento, un modelo computerizado del cerebro completo. Las neuronas son el tipo básico de célula cerebral Proyecto Blue Brain El Brain Mind Institute (BMI) está compuesto por dieciocho laboratorios y más de 200 investigadores. Su función principal es la de explorar las funciones cerebrales superiores desde su expresión genética a la cognitiva, en diversas áreas del cerebro. El equipo del BMI dispone de una de las mayores bases de datos del mundo de comportamiento neuronal. Gracias a ello, ha podido establecer una serie de reglas de conexión entre las diferentes clases de neuronas. La primera fase del proyecto es la modelación de una columna neocortical, unidad de la red elécrica cerebral. Miden menos de dos milímetros y pueden contener varios miles de neuronas. en cuenta Por eso es importante disponer de una gran potencia de computación. IBM- -continúa Markram- -cuenta con una gran experiencia en simulaciones biológicas y con la tecnología más avanzada del mundo en supercomputación. Esta es la más ambiciosa de todas las investigaciones llevadas a cabo hasta ahora en el campo de las neurociencias Simulación en 3 D En la actualidad, y a pesar de los continuos avances en el campo de las neurociencias, se sigue sabiendo muy poco de la manera en que trabaja el cerebro humano. Pero utilizando el modelo digital puesto a punto por los matemáticos de Lausana, los científicos conseguirán poner en marcha una simulación, a nivel molecular, de un cerebro a pleno rendimiento, iluminando con destellos eléctricos procesos mentales tales como el pensamiento, la percepción o la memoria. Dicho de otra forma: se podrá ver, en tres dimensiones una mente mientras funciona. Los científicos también esperan avanzar en la comprensión del cómo y el por qué el mal funcionamiento de unos pocos microcircuitos neuronales puede llegar a ser la causa de complejos desórdenes psiquiátricos como el autismo, la esquizofrenia o la depresión. Realizar un modelo del cerebro a escala celular- -explica Henry Markram, director del proyecto- -es una labor ingente debido a los cientos de miles de parámetros que hay que tener El ordenador Blue gene de IBM, el más potente del mundo La primera fase del proyecto consistirá en realizar la réplica computerizada de una columna del neocórtex, que constituye el 85 por ciento del total de la masa cerebral y es responsable de las funciones cognitivas, del lenguaje, de los procesos de aprendizaje y del razonamiento complejo. La simulación de esta columna que no es más que un circuito eléctrico cerebral, es un primer paso esencial para la posterior reconstrucción del cerebro completo. Los resultados de esta novedosa simulación serán puestos a disposición de la comunidad científica. La capacidad de cálculo que se aplicará al proyecto es de 22,8 teraflops, o lo que es igual, 22,8 billones de operaciones por segundo. Todo un cerebro, sin duda, aunque menos complicado que el nuestro.