Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 16 6 2005 57 Cultura y espectáculos UNA OBRA LLENA DE SENTIDO ÁLVARO MUTIS La escritora brasileña, ayer en su domicilio de Río de Janeiro, donde recibió numerosas felicitaciones EFE NÉLIDA PIÑÓN Escritora brasileña La literatura es plasma, todos los días me pongo sangre joven Por sus venas circula sangre española (su padre y sus cuatro abuelos nacieron en Galicia) Esta gran dama de la literatura fue galardonada ayer con el Príncipe de Asturias de las Letras TEXTO: ANTONIO ASTORGA ue Nélida Piñón haya recibido el premio Príncipe de Asturias de las Letras es un hecho que me llena de satisfacción, porque su obra es rica e interesante en contenido. Está llena de sentido en un momento en el que nos agobian los corruptos. Es una autora con un fulgor singular tremendo en el tratamiento del lenguaje, reuniendo en su vasta obra muchos universos que nos desafían con interrogantes fundamentales en tiempos tan sombríos como los actuales. Tiene un contenido de vida y de justicia que satisface el corazón y toca el alma, porque desde lo sencillo narra una profunda realidad que va más allá de las fronteras de su gran Brasil. En cuanto a su persona, Nélida Piñón posee una enorme vocación servida y atendida por su voluntad de escritora que la deja ver de forma clara en toda su rica y extensa obra. No es una sorpresa que una autora de su valía se haya llevado este galardón, porque se premia a todo un país que mantiene una profunda afinidad con el pueblo español y con el resto del pueblo de Hispanoamérica. Q Este premio me hace pensar en mis muertos queridos, en mis vivos amados que luchar porque esas dos orillas nos sean familiares. Tenemos que meternos en el espacio donde nace la mariposa (borboleta en portugués) y allí, abrazaditos, estrecharnos aún más. Ese abrazo será la conciliación. ¿A qué obra suya abrazaría? -A La República de los sueños que es mi suma teológica. Se trata de una síntesis narrativa del papel de la literatura. ¿Por sus venas literarias corre la tinta o la sangre? -Transita plasma, querido amigo. La literatura es plasma. Todos los días me pongo una base de sangre joven. Tengo muy buen genio y me siento juvenil, como si fuera una estudiante. He estado dos meses recientemente en París y nadie se ha enterado. Estuve en secreto y me sentía una estudiante. -Su padre, Lino, nació en Cotobade (Pontevedra) y su madre, Carmen, en Brasil, pero también era hija de emigrantes gallegos. Sus cuatro abuelos, por tanto, son españoles. ¿Se siente usted española? (Pasa a la página siguiente) MADRID. Un jurado presidido por el director de la Real Academia, Víctor García de la Concha, e integrado por Andrés Amorós, J. J. Armas Marcelo, Rogelio Blanco, Pilar García Moutón, Fernando Sánchez Dragó y Fernando R. Lafuente, entre otras personas, concedió ayer el XXV premio Príncipe de Asturias de las Letras a la gran voz de la literatura brasileña actual: Nélida Piñón. Comenzó a escribir a los diez años y se consagró en 1961 con la novela Guía mapa de Gabriel Arcanjo Tempo das frutas Tebas de mi corazón La fuerza del destino La república de los sueños y Vozes do Deserto (que en octubre se editará en español como Voces del desierto -Alfaguara- en donde recupera el mito de Sherezade) son algunas obras de imprescindible lectura. La gran dama de la literatura brasileña vive en Río, donde ayer atendía la llamada de ABC. -Hace dos años usted se enteró de que había ganado el premio Internacional Menéndez Pelayo cuando le habló su contestador. Sublime principio para un relato, ¿no cree? -Ahora he madrugado yo al contesta- dor. La noche del martes me acosté a las dos de la mañana (hora de Río de Janeiro) sabiendo que era finalista. A las cinco de la madrugada ya estaba duchada y muy serena. Y a las seis y media me llaman con la buena nueva desde Oviedo. Este premio es una legitimación, un reconocimiento, un honor. ¿En quién pensó? -En mis muertos queridos, en mis vivos amados. ¿Cuáles son sus vivos queridos, sus muertos amados? -Mi gran familia, mi padre y mi madre, mis tíos, mis primeros maestros. Quiero rendir un tributo de gratitud a quienes me enseñaron este mágico oficio de la literatura. Como Machado de Assis considerado como el verdadero padre de la novela moderna brasileña, de origen humilde y autodidacta -Cuando Clarice Lispector, otra gran dama de la literatura brasileña, que escribió habitada por el misterio y por la hondura de la palabra, muere el 9 de diciembre de 1977, tiene sus dos manos enlazadas a otras manos: una de ellas la estrecha usted. ¿Qué testigo recoge de Clarice, otro de sus muertos queridos? -Yo estuve en su agonía final y ella me ofreció su mano izquierda; la derecha la tenía otra amiga. El testigo que me pasó me recordó la escena en que Sao Paulo (San Pablo) agradeció a los griegos, a los romanos, a los antiguos y a los modernos. El testigo de la gratitud. Acabo de terminar un libro de ensayos que se titula Homero y yo y creo que todo aquel ser humano que tenga una plena conciencia civilizatoria se debe sentir sucesor de Homero. No se puede ejercer el oficio de la imaginación sin pararse en Homero, en el mundo latino, en el iberoamericano. Pagamos tributo a todo y a todos. ¿Un amor literario confesable? -Estoy enamorada de Cervantes. ¿Sigue abogando por la unión de las orillas portuguesa y española de la literatura y el idioma o son voces- -parafraseando el título de su nueva novela- -en el desierto? -Estamos condenados. Tenemos tanto en común... Nuestra sangre cultural está muy enlazada. No se puede abrigar extrañamiento en ninguna de las regiones de los dos idiomas. Tenemos