Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 Sociedad JUEVES 16 6 2005 ABC El Papa presentará el Catecismo Breve el próximo 28 de junio JUAN VICENTE BOO. CORRESPONSAL ROMA. Benedicto XVI presentará el Catecismo Breve el próximo 28 de junio, precisamente el día en que se abrirá el proceso de beatificación de Juan Pablo II, quien encargó ese trabajo en febrero del 2003 al entonces cardenal Joseph Ratzinger, coordinador de la redacción del Catecismo de la Doctrina Católica, promulgado en 1992. La versión íntegra, presentada como texto continuo con abundantes notas explicativas, se convirtió en un best seller mundial, pero su extensión de 700 páginas dificulta su uso en la catequesis parroquial y misionera. El Catecismo Breve, de sólo 150 páginas, utiliza el formato de preguntas y respuestas, constituídas por textos seleccionados de la versión completa. Al asumir el encargo de redactar la versión ligera el entonces cardenal Ratzinger manifestó que el deseo de un Catecismo Breve nació en cuanto se publicó el grande, que es una obra de referencia sobre la enseñanza de la Iglesia, pero demasiado voluminoso para el simple uso catequético En varios países se hicieron resúmenes, pero la selección de temas era demasiado diferente, por lo que Juan Pablo II encargó al entonces prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe redactar una especie de manual que permita a las personas, creyentes o no, abarcar en una visión de conjunto todo el panorama de la fe católica El portavoz del Vaticano, Joaquín Navarro- Valls, subrayó que el Catecismo Breve se hará público a los cuarenta años de la clausura del Concilio Vaticano II y en el corazón del Año de la Eucaristía que concluirá en octubre con un Sínodo de Obispos en Roma. La autopsia de Terri Schiavo confirma que su deterioro cerebral era irreversible El colapso que la postró en estado vegetativo hace 15 años no ha sido aclarado la mitad que el de una mujer de su edad y ningún tratamiento médico habría podido regenerar esa masiva pérdida de neuronas ALFONSO ARMADA. CORRESPONSAL NUEVA YORK. El cerebro de Terri Schiavo pesaba en el momento de su muerte la mitad que el cerebro de una mujer de su edad y los daños que había sufrido eran irreversibles, y ningún tipo de terapia o tratamiento hubiera podido regenerar la masiva pérdida de neuronas Estaba, además, ciega, porque los centros de visión de su cerebro estaban muertos Jon Thogmartin, forense del condado de Pinellas- Pasco, en Florida, confirmó los argumentos que su marido Michael Schiavo había esgrimido ante los tribunales de que su esposa, de 41 años, se encontraba en estado vegetativo irrecuperable. La decisión de los tribunales estatales y federales de autorizar que se le retirara el tubo alimenticio que la mantenía con vida desató una formidable controversia familiar y política, en la que intervino hasta el presidente George W. Bush, que no logró sin embargo revocar la decisión judicial. Terri Schiavo murió el pasado 31 de marzo de deshidratación, según confirmó el forense, después de que se le retirara la sonda que le llevaba la alimentación por un orificio practicado en su abdomen. El informe del forense, divulgado ayer, añade que no hay indicios de que Schiavo hubiera sufrido maltrato o hubiera sido estrangulada, pero también deja sin resolver la causa del descalabro cerebral, que en principio otros informes médicos practicados cuando se b Su cerebro sólo pesaba Terri Schiavo, en una imagen de 1990, poco antes de entrar en coma encontraba con vida atribuyeron a un paro cardiaco provocado por un déficit de potasio, probablemente a raíz de una dieta de adelgazamiento demasiado severa. AP Sin marcha atrás A pesar de que los padres recurrieron al gobernador de Florida, Jeb Bush, al presidente y a varios senadores republicanos para que le fuera reinstaurada la sonda antes de que fuera demasiado tarde, los tribunales federales que vieron el caso se negaron a invalidar la sentencia de las cortes estatales de Florida, y el Tribunal Supremo declinó en más de una ocasión intervenir. La autopsia firmada por Thogmartin indica que Terri Schiavo no hubiera podido tampoco ingerir alimentos o líquidos de forma natural, como en últi- ma instancia pretendían sus padres. El colapso que sufrió Terri Schiavo hace 15 años y que la postró en estado vegetativo no ha sido aclarado, y la autopsia no ha podido demostrar que sufriera un desorden alimentario. Thogmartin también señala en sus conclusiones que no parece que hubiera sufrido un ataque cardiaco ni que le hubieran administrado medicamentos dañinos ni otro tipo de sustancias inmediatamente antes de su muerte. La batalla legal que enemistó a Bob y Mary Schindler con su yerno, Terri Schiavo, se prolongó durante siete años, y tuvo una extraordinaria coda en marzo pasado, cuando el mismo juez que había atendido antes los deseos de Michel Schiavo volvió a darle la razón y ordenó que la sonda alimenticia fuera desconectada. Monseñor Cañizares: Sin la verdad no existen derechos fundamentales ni democracia R. B. MADRID. Si queremos una sociedad libre es necesario que ésta se asiente sobre la verdad, sin la cual no existen derechos fundamentales ni democracia Así se pronunciaba ayer el arzobispo de Toledo, Antonio Cañizares, durante la presentación del libro Derecho a la verdad. Valores para una sociedad pluralista escrito por Andrés Ollero, catedrático de Filosofía del Derecho. Cañizares señaló que el autor pone el dedo en la llaga de un aspecto clave de la sociedad como es la cuestión de la verdad y precisó que en la sociedad actual los individuos y los grupos se ven obligados a renunciar a sus convicciones y a dejar de orientar- Cañizares, a la derecha, junto al autor del libro, Andrés Ollero JULIÁN DE DOMINGO se conforme a una verdad última y universal. Y es éste el gran drama de nuestro tiempo Andrés Ollero quiso dejar claro que hoy se vive un momento de orgía de derechos que los ciudadanos consideran gratuitos y que se están imponiendo códigos morales a través de las leyes En la presentación de la obra participaron, entre otros, Ignacio Sánchez Cámara, catedrático de Filosofía del Derecho e Ignacio Astarloa, diputado del PP. Ambos coincidieron en señalar que es una obra hecha desde la tolerancia al adversario y destacaron que recuerda que ni la fidelidad doctrinal está reñida con la democracia, ni ésta exige un relativismo ético