Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 Sociedad MANIFESTACIÓN CONTRA EL MATRIMONIO HOMOSEXUAL JUEVES 16 6 2005 ABC BENIGNO BLANCO Vicepresidente del Foro Español de la Familia El proyecto del Gobierno es un ataque conceptual y directo al matrimonio Juguemos todos a la libertad y que se regulen jurídicamente todas las uniones afectivas, pero sin desconfigurar el régimen del matrimonio Benigno Blanco, vicepresidente del Foro Español de la Familia, asegura que trabaja en pro de una política integral de apoyo a esta institución, aunque deba su notoriedad a la convocatoria de una manifestación que este sábado recorrerá el centro de Madrid, reclamando el rechazo de la equiparación de las uniones de personas del mismo sexo con el matrimonio civil y su derecho a la adopción conjunta. Blanco considera que la manifestación es la alternativa necesaria frente a la falta de disposición al diálogo del Gobierno socialista. ¿Por qué rechazan la denominación de matrimonio para la unión de dos personas del mismo sexo? -En todas las lenguas, por su raíz etimológica y en Derecho, se refiere a la unión de un hombre y una mujer. Es como si yo quiero ser del Real Madrid, pero que se me llame socio del Sevilla. No es mejor ni peor, tan sólo diferente. ¿No puede la institución evolucionar y albergar otras fórmulas? -No, pueden surgir nuevas figuras, como siempre ha pasado en el Derecho. Así, la compraventa no es el leasing y ambas precisan de fórmulas contractuales distintas, aunque se parezcan parcialmente. La evolución es real, pero cambiar el nombre de las cosas por prejuicio ideológico es algo distinto. -Se manifiestan contra la equiparación del matrimonio de las parejas del mismo sexo, rechazan la reforma de la ley del divorcio y también la política educativa en materia religiosa. ¿Consideran que el Gobierno realiza una agresión sistemática contra la familia? -Sí, claramente. El proyecto de equiparación es un ataque conceptual y directo al matrimonio, y la modificación de la ley del divorcio, una banalización de aquel compromiso hasta límites ridículos. Que sea resoluble unilateralmente, sin causa y en cualquier momento, no tiene que ver con ningún otro contrato, por mínimo que sea su objeto. Los proyectos de reforma educativa, que limitan la libertad de los padres al transferir responsabilidad a los funcionarios, también son ataques directos a la autonomía de la familia. Además se ponen en duda los derechos de la infancia con los temas de adopción por homosexuales. -Cuando se aprobó el matrimonio civil en el siglo XIX, fue denostado por sectores conservadores que lo describieron como otra forma de amancebamiento. Asimismo, su postura es tachada de reaccionaria. ¿Quién dice esas tonterías? Nosotros El portavoz de la organización que convoca la manifestación del sábado advierte sobre los efectos de esta reforma legislativa y considera que tendrá repercusiones históricas TEXTO: GERARDO ELORRIAGA FOTO: JAVIER PRIETO Benigno Blanco cree que la manifestación es la alternativa necesaria defendemos el matrimonio, la institución que eligen libremente los españoles para vivir. Según el Instituto Nacional de Estadística, en nuestro país existen 8,9 millones de matrimonios entre hombre y mujer. Hablamos de una realidad sociológica, elemental y masivamente querida, de inmensa eficacia social en todas las civilizaciones. Nosotros no nos metemos con los que eligen otro modelo, caso de los homosexuales que deciden vivir unos con otros. -Definen a la familia como espacio ecológico y fuente de solidaridad en el manifiesto de su convocatoria. ¿La pareja homosexual es una fórmula egoísta y contaminante? -No es antiecológica, pero en la especie humana, como en todas las sexuadas, los niños surgen del encuentro de un hombre y una mujer, un núcleo unido por el cariño y sentimiento que tiende a permanecer en el tiempo y se proyecta a otras personas. Es un dato biológico, histórico y cultural. Nosotros nos ocupamos de defender lo nuestro y no juzgamos lo de los demás. -Su página web indica que casi todos los documentos científicos sobre los hijos criados por homosexuales no aportan argumentos ni a favor ni en contra de su adopción... -Se ha publicado un informe científico promovido por la Plataforma Hazteoír donde se analiza la literatura psiquiátrica y psicológica al respecto existente en todo el mundo. Deduce que hay pocos estudios, porque es una realidad relativamente reciente y poco frecuente, pero no indica que sea inocuo, al revés. Revela que el índice de homosexualidad supera a la media de los grupos de contraste y una incidencia en patologías de formación de la personalidad también más alta que la media de tales grupos. Son análisis escasos y poco representativos, pero con los niños no se puede experimentar. ¿El procedimiento para instar unilateralmente al divorcio no es una manifestación de libertad? -Sí, si se entiende libertad como hacer lo que uno quiera. Hay que asumir los compromisos adquiridos y no es un ejercicio serio de libertad romper un vínculo cuando a uno le apetece, y máxime cuando hay hijos, porque en- tonces existe una responsabilidad objetiva. Con la nueva ley, a diferencia de lo establecido en estados de nuestro entorno, surgirá el gran problema de que no contaremos con los mecanismos jurídicos mediante los cuales la sociedad, en su conjunto, se compromete a apostar por la estabilidad del matrimonio, lo que no tiene precedentes. -Ustedes esperan la adhesión de muchos homosexuales a su marcha, lo que se antoja un tanto extraño. -Tenemos la experiencia de la iniciativa legislativa popular que muchos homosexuales han firmado. No preguntamos su orientación, pero han dicho al fedatario yo firmo, aunque soy homosexual, porque el matrimonio gay es una tontería y la adopción no tiene pies ni cabeza Y espero que estén en la calle el día 18. -Holanda aprobó el matrimonio gay hace cuatro años y ni se han producido conflictos ni la familia heterosexual ha decaído. -La aprobación de las leyes no altera nada de la noche a la mañana, los cambios que nos preocupan son de fondo. Las leyes tienen una vocación de permanencia y producen el acomodamiento de la conciencia colectiva y de las costumbres sociales. Este proceso llevará a minusvalorar el matrimonio. Las consecuencias no se verán mañana ni el año que viene, obviamente, pero marcarán tendencias históricas. ¿Cómo repercutirá en nuestra vida cotidiana? -Se reducirá el numero de matrimonios, y en el caso de las adopciones en términos de salud e identidad personal, porque el mensaje es que el matrimonio es una entidad irrelevante, de quita y pon, que engloba cualquier tipo de unión afectiva entre adultos, y eso, en sí mismo, no resulta atractivo. Lamento pensar que se puede producir una campaña para limitar la libertad de expresión de los que no pensamos como los ideólogos del movimiento gay, bajo la acusación de homofobia, incluso ante los tribunales. ¿Tanta fuerza tiene ese grupo de presión? -Percibo una fuerte presencia pública de la ideología gay, que es distinto del gay, en torno al Gobierno y su legislación y también en ciertos programas de televisión. ¿No creen que el proceso de legalización es reversible? -Todo en la historia humana es reversible. Se trata de convencer a la mayoría de nuestra razones, lo propio de una sociedad pluralista. Seguiremos defendiéndola y solicitando una política activa de protección. No lo conseguiremos hoy, ni mañana, quizá necesitemos dieciocho años, pero no cejaremos.