Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 16 6 2005 Madrid 43 Desarticulada una red que asaltaba a representantes de joyerías y domicilios b La banda, compuesta por seis ciudadanos de origen mexicano, solía hacerse con los coches de los comerciales, y así conseguían llevarse también sus muestrarios C. H. MADRID. Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han desarticulado a una banda de ciudadanos de origen mexicano que se dedicaba a asaltar domicilios y a representantes de joyerías. La Jefatura Superior de Policía dio ayer cuenta de los detalles de la denominada operación Rulos Los presuntos delincuentes se dedicaban durante días a vigilar el más mínimo movimiento de los comerciales. De esta manera, dilucidaban cuál era el mejor momento para asaltarles y hacerse con un suculento botín. Su técnica preferida era robarles el coche, de modo que, con el vehículo, también se llevaban todo el muestrario que los representantes pudieran llevar encima. El golpe, por lo tanto, les resultaba de lo más fructífero. La Unidad de Lucha contra el Crimen Organizado (Udyco) especializada en delincuentes suramericanos iniciaron sus pesquisas hace unos meses. Le siguieron la pista a una banda mexicana que, aunque estaba radicada en Madrid, también operaban en otras zonas de España. Tras identificar a sus componente, el pasado 18 de mayo cayeron los tres primeros: Juan David V. F. de 26 años; María del Carmen M. A. de 25, y Antonio M. A. S. de 24, en el aeropuerto de Barajas. Pretendían huir del país camino de Italia. En esa primera parte de la operación, la Policía intervino objetos procedentes de un robo con fuerza en un domicilio y de otro perpetrado en un coche de un representante de joyeros. El resto de la banda- -Luis Alberto L. R. de 20 años; su hermano, de 30, y Juan P. S. de 36- -intentó escapar hacia Zaragoza, pero no lo consiguieron. Los Bomberos de la Comunidad lograron extinguir el fuego, aunque el vehículo quedó destrozado COMUNIDAD El conductor de un autobús que se incendió salva la vida de 43 niños El hombre evacuó a los escolares, los alejó del lugar e intentó apagar el fuego b Las causas del incendio están investigándose, pero la principal hipótesis es que las llamas comenzaran debido a que los frenos pudieron atascarse M. CONTRERAS C. HIDALGO MADRID. La experiencia acumulada tras veinte años al volante consiguió que, ayer, Pedro de O. J. de 53 años y conductor de la empresa de autobuses ALSA, evitara una enorme tragedia. Medio centenar de niños de entre 3 y 12 años estuvieron a punto de perecer pasto de las llamas tras un aparatoso incidente ocurrido en la carretera de Colmenar. Eran las 9.07 de una tranquila mañana de miércoles. Como todos los días, el autobús que se encarga de llevar y traer a los chavales que cursan Infantil y Primaria en el King s College de Tres Cantos había salido a primera hora de la mañana desde la carretera de Burgos y se dirigía a Colmenar Viejo, localidad en la que residen la mayoría de los 43 niños que sufrieron el percance. Tomaron la M- 607 y, cuando circulaban a la altura del kilómetro 27 en sentido entrada, Pedro se percató de que la rueda trasera izquierda estaba ardiendo; pero lo que era aún peor: el fuego se estaba extendiendo al resto del vehículo repleto no sólo de niños, puesto que también viajaban en su interior, además del conductor, una monitora y dos empleados del mencionado centro educativo. Intentó sofocar las llamas El miedo se apoderó de ellos, pero Pedro, curtido en la carretera, no se lo pensó dos veces y, haciendo un alarde de sosiego y pericia, detuvo el vehículo rápidamente en el arcén y, en pocos segundos, consiguió evacuar al medio centenar de personas que lo ocupaba. Alejó a los chavales unos 200 metros del lugar para evitar que sufrieran algún tipo de heridas. Sin embargo, su valentía no quedó ahí. Tras hacer una llamada al teléfono de emergencias y solicitar la presencia de los Bomberos de la Comunidad, el chófer se hizo con el extintor del autobús e intentó sofocar las llamas. Dos dotaciones de Bomberos llegaron al lugar pocos minutos más tarde y se encontraron el autobús envuelto en llamas. Lograron controlar el fuego en pocos minutos, pero el vehículo quedó completamente destrozado. La principal hipótesis de lo ocurrido habría que buscarla en que los frenos pudieron atascarse. La Dirección del King s College se puso en contacto con el conductor, que ha preferido mantenerse en segundo plano y no hacer declaraciones a los medios, para agradecerle su actitud heroica. Los chavales se pudieron incorporar a las clases con normalidad. La vía quedó completamente cortada durante 20 minutos, lo que provocó un atasco de unos 6 kilómetros en sentido entrada.