Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 Madrid JUEVES 16 6 2005 ABC Sanidad impulsa la atención a enfermos terminales con más camas y visitas a domicilio Se abrirán dos unidades de cuidados paliativos y habrá servicios en todas las áreas sanitarias b Según el Plan de Cuidados Palia- tivos de Sanidad, más de 100 profesionales se incorporarán a la atención de enfermos terminales, la mayoría oncológicos SARAH ALLER MADRID. La sanidad madrileña contará a partir de ahora con más personal, más camas y más dispositivos a domicilio para atender a los enfermos que se encuentren en estado terminal en la región. El incremento de los recursos se hará de forma paulatina, culminará en 2008 y se encuentra recogido en un Plan Integral de Cuidados Paliativos que ayer hizo público el consejero de Sanidad, Manuel Lamela. Después de un año de negociaciones con sociedades científicas y colegios profesionales, la nueva hoja de ruta tratará de paliar la escasez actual de recursos y utilizará 17 millones de euros para conseguirlo. Las medidas anunciadas tienen como telón de fondo el escándalo del Severo Ochoa. Las denuncias por malas prácticas médicas pusieron en evidencia dos cuestiones: que muchos tratamientos a enfermos terminales se realizaban en urgencias y no en los espacios reservados a cuidados paliativos, y que la Comunidad no tiene apenas recursos para atender a estos enfermos. Para el consejero Lamela, las nuevas medidas no guardan relación con la crisis del hospital público de Leganés y vienen gestándose desde hace un año. Para la oposición, sin embargo, es una forma oportunista de zanjar la crisis y de poner en marcha un Plan cuando Madrid está ya a la cola de España. De momento, la atención a domicilio será la primera que se refuerce, con nuevos equipos sanitarios que asistirán a los pacientes en sus casas. El siguiente paso se dará en 2006. Para entonces, los hospitales de referencia estarán obligados a habilitar camas específicas para este tipo de enfermos, algo que sólo ocurre en dos centros actualmente. La última medida que contempla el Plan y posiblemente la de más envergadura llegará en 2007, con la apertura de dos unidades completas dedicadas a estos cuidados paliativos. Estarán ubicadas en dos hospitales de la región, aunque de momento se desconoce su emplazamiento definitivo. Será, eso sí, en la zona noroeste y sur de la Comunidad. Pese a este incremento de los recur- sos, la atención a enfermos terminales sigue siendo una de las asignaturas pendientes de la sanidad madrileña. Según la Sociedad Española de Cuidados Paliativos, lo ideal son 80 camas destinadas a tal fin por cada millón de habitantes, es decir, 471 camas en la región. Sin embargo, la realidad actual es que hay 79 camas en hospitales públicos y varios conciertos con privados. Los datos de mortalidad y envejecimiento también son elocuentes. Según la Consejería de Sanidad, el año pasado fallecieron cerca de 30.000 personas susceptibles de necesitar cuidados paliativos al final de su vida. La mayoría padecían cáncer, dolencias cardiovasculares, respiratorias o hepáticas. Si eso se suma al envejecimiento progresivo de los madrileños, con un 14 por ciento de población anciana, el asunto es todavía más grave. El Gregorio Marañón es el único gran hospital con servicios de este tipo Los recursos actuales Atención a domicilio Más personal y un psicólogo El objetivo de la Consejería de Sanidad es potenciar la atención a domicilio y evitar así los desplazamientos de los pacientes terminales a los hospitales para recibir su tratamiento. Para ello tendrá que reforzar los servicios de Atención Primaria, que serán los encargados de atender in situ a estos enfermos. Si ahora hay 13 equipos realizando estas tareas, a finales de año habrá 18, con una plantilla de dos médicos, dos enfermeras, un auxiliar de enfermería y un administrativo. Además, se reforzarán las unidades ya existentes, que tendrán un médico y una enfermera más para asistir a los domicilios. En este incremento de los recursos también se ha tenido en cuenta la atención psicológica. De momento, lo que se hará es incorporar un psicólogo clínico a uno de los equipos sanitarios para realizar una experiencia piloto. Los recursos en 2008 18 equipos a domicilio A los 13 equipos existentes se sumarán otros cinco en los próximos meses. Estarán en funcionamiento en el último trimestre de este año y poco después se ampliará la plantilla de los que ya existen. Habrá 107 profesionales más. 3 unidades de cuidados paliativos El Gregorio Marañón ya no será el único hospital de agudos con unidad de paliativos en 2007. Está previsto abrir dos servicios similares en sendos hospitales de referencia de la región. Tendrán 15 camas cada uno y estarán situados en la zona noroeste y sur de la región. Ampliar a cada área sanitaria En cada área sanitaria de la Comunidad habrá un hospital de referencia con camas dedicadas a enfermos terminales. No serán unidades completas, sino camas situadas en los servicios de oncología, geriatría y medicina interna. Reservar camas en el resto de centros Una solución intermedia Para los hospitales de referencia de cada área sanitaria que no se beneficien de las nuevas unidades de cuidados paliativos también habrá novedades. Para ellos está prevista una solución intermedia, que significará reservar un conjunto de camas para estos pacientes sin llegar a formar una unidad completa. La idea es que se distribuyan en otros servicios del hospital, como oncología, geriatría y medicina interna. Esta práctica existe ya en La Princesa- -con 4 camas- -y en el Severo Ochoa- -con 6 de paliativos- 13 equipos a domicilio En la región hay trece equipos sanitarios que atienden a los enfermos en fase terminal en sus viviendas. 1 unidad de cuidados paliativos El Gregorio Marañón es el único gran hospital que tiene actualmente una unidad de cuidados paliativos. Para encontrar servicios similares hay que buscar en los hospitales de media y larga estancia o en los centros privados concertados. 10 camas en otros servicios El Hospital de La Princesa tiene 4 camas que, aunque dispersas en varios servicios del centro, están destinadas a cuidados paliativos. En el Severo Ochoa hay otras 6 camas previstas para este fin. El 91 por ciento, oncológicos Los equipos a domicilio atendieron a más de 2.000 pacientes en 2004. El 91 por ciento eran enfermos oncológicos. liar el dolor. Actualmente, el Gregorio Marañón es el único gran hospital de Madrid que cuenta con un servicio de estas características. Tiene una planta entera dedicada a este fin y sus 27 camas siempre están ocupadas. La otra alternativa posible son los hospitales de media y larga estancia, como La Fuenfría, el Hospital de Guadarrama y el Virgen de la Poveda, que tienen servicios similares. Para atender a este tipo de enfermos, muchos de ellos oncológicos en fase terminal, también se ha echado mano de los conciertos con hospitales privados de la región, como San José, San Rafael o la clínica Los Camilos. Servicios en los hospitales Más unidades de paliativos Dos hospitales públicos de la región inaugurarán en el año 2007 sendas unidades de cuidados paliativos. De momento, se desconoce el nombre de los centros beneficiados, aunque el consejero Lamela precisó que se tratará de dos centros hospitalarios de referencia situados en la zona noroeste y sur de la Comunidad. Cada unidad tendrá 15 camas dedicadas a enfermos terminales, que necesitan tratamientos específicos para pa-