Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 16 6 2005 Internacional 31 CRISIS EN LA UNIÓN EUROPEA BATALLA POR LOS PRESUPUESTOS La Unión accede a reducir el gasto agrícola para que Blair se avenga a congelar el cheque británico España recibiría 2.000 millones de euros en los dos años de prórroga del Fondo de Cohesión b La Presidencia de la Unión pre- senta su última propuesta de presupuesto para el periodo 2007- 2013, a discutir a partir de hoy en la Cumbre de Luxemburgo MARIBEL NÚÑEZ. CORRESPONSAL BRUSELAS. El texto propuesto por la Presidencia sólo amplía los fondos agrícolas para Rumanía y Bulgaria en 2.000 millones de euros, frente a los 8.000 solicitados por la Comisión. Esta maniobra supone el recorte de la Política Agrícola Común (PAC) que pedía el primer ministro del Reino Unido, Tony Blair, a cambio de aceptar reducir el cheque británico por el que cada año llegan a Londres alrededor de 5.000 millones de euros de Bruselas en concepto de compensación. Pero el presidente de turno de la UE, el luxemburgués Jean- Claude Juncker, va más allá y plantea congelar el cheque con la cantidad media recibida por el Reino Unido entre 1997 y 2003, 4.600 millones de euros, y no reducirlo como pretendía en un principio por lo menos hasta 2013, cosa que condiciona a la evolución de los pagos agrícolas. La Presidencia, además, y tras realizar una exhaustiva ronda de reuniones bilaterales con las principales capitales, ha dejado al final el gasto total en el 1 por ciento de la renta europea, aunque el compromiso de gasto se eleva hasta el 1,056 por ciento de la renta, tal y como pedían los seis países contribuyentes netos encabezados por Alemania. En total, el presupuesto alcanzará los 870.000 millones de euros, lejos de los 994.000 millones que necesita la Comisión para desarrollar sus políticas. Además, para contentar a los otros países que tienen saldos netos muy de- Jean- Claude Juncker, primer ministro saliente de la UE, ayer en la Eurocámara REUTERS ficitarios con la Unión Europea en lugar del cheque que pedían, siguiendo el ejemplo británico, podrán reducir su aportación por IVA a las arcas comunitarias. Para Holanda y Suecia, dos de los países más reticentes a que el gasto total superara el 1 por ciento de la renta, la UE abre la puerta a que puedan aumentar un 10 por ciento sus tasas aduaneras y así reducir su desequilibrio con las arcas comunitarias. En cuanto a España, Juncker no atendió finalmente las peticiones, realizadas por el Gobierno, de prorrogar el Fondo de Cohesión hasta 2012, aunque sí plantea dos años más de los que tendría derecho, periodo en el que recibiría 2.000 millones de euros (1.200 millones en 2007, equivalente al 68 por ciento de 2006, y 800 millones en 2008, equivalente al 46 por ciento) Para las regiones ultraperiféricas, otra reclamación española, la UE se aviene a subir la ayuda por habitante y año de los 20 euros previstos a 30, aunque lejos de los 45 que pedían España, Francia y Portugal, los tres países que se ven afectados por esta situación.