Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 16 6 2005 27 Casi medio millón de hispanos entran cada año en Estados Unidos, que cuenta ya con más de 40 millones El presidente de Bolivia, Eduardo Rodríguez, presenta un Gobierno técnico para preparar las elecciones El enfado de Giscard Valéry Giscard d Estaing, ex presidente de la Convención encargada de redactar la Constitución europea, arremete en una entrevista publicada por el New York Times contra el presidente francés, Jacques Chirac, por no haber reaccionado de antemano al descontento de los franceses con el Gobierno y en general contra los dirigentes europeos, a los que acusa de no considerar a Europa como su principal prioridad El referéndum francés no fue una votación sobre la Constitución europea- -considera Giscard- sino un voto de castigo al Gobierno de la República El proceso de ratificación de la Constitución, a la que Giscard considera mi documento debe continuar en opinión del ex presidente, ya que considera que no hay una solución mejor El padre de la Convención se muestra convencido de que al final será aprobada te serán los que mas ruido hagan ahora pidiendo los referéndum. Varios países ven bien la posibilidad de una reunión en otoño, a condición de que sea una reflexión más que una pausa como lo definió una fuente diplomática francesa. Todos reconocen, sin embargo, que se trata de una decisión soberana de cada país y que de la misma manera que no se pudo imponer que todos sometiesen el texto al mismo trámite, tampoco se puede esperar ahora una receta unánime. No es el menor de los obstáculos para llegar a un concepto claro sobre si se suspende o se paraliza, si se enfría o se congela, el hecho de que Luxemburgo, el país que termina ahora el semestre de presidencia, tiene convocado su referéndum para el próximo día 10 de julio y parece a estas alturas muy difícil que se pudiese anular. En fin, la cuestión del proceso de ratificación tampoco es el único desafío ni el más difícil de superar, si se compara con el de la aprobación de las perspectivas financieras, que ayer estaban también en el alero. Con su sorna habitual, el primer ministro luxemburgués Jean- Claude Juncker dijo que, si no consigue poner a sus colegas de acuerdo en esta cumbre, le daré el relevo al primer ministro británico con una satisfacción cuyas dimensiones no se pueden ni imaginar España aspira a seguir como el segundo país que más fondos europeos recibe El Ejecutivo hará frente con Francia para que no se reabra la PAC b El secretario de Estado para la UE, Alberto Navarro, señala que el objetivo es que España no sea contribuyente neto hasta después del año 2013 LUIS AYLLÓN. ENVIADO ESPECIAL BRUSELAS. El Gobierno aspira a que en el Consejo Europeo que hoy se abre se alcance un acuerdo sobre las perspectivas financieras 2007- 2013, que permita que España se mantenga como el segundo país que más fondos recibe de las arcas comunitarias, tras Polonia, con unos 70.000 millones de euros, entre ayudas agrícolas y de cohesión. Ese es el objetivo declarado ayer por el secretario de Estado para la Unión Europea, Alberto Navarro, ante la Comisión Mixta Congreso- Senado para la UE, donde anunció que España estará junto a Francia en la negativa a reabrir los acuerdos alcanzados en 2002 cuando se fijó el techo de gastos de la Política Agrícola Común (PAC) hasta el año 2014. El principal negociador español en las cuestiones del futuro presupuesto comunitario se mostró convencido de que no habrá acuerdo si Londres no acepta una reducción progresiva o una congelación del cheque británico por el que, desde 1984, recibe cada año unos 5.000 millones de euros, en compensación por lo poco que se beneficiaba de las ayudas agrícolas. El Reino Unido ya es el tercer país más rico de la UE y actualmente obtiene de la PAC 30.000 millones de euros. España, consciente de que también su situación económica ha mejorado sensiblemente desde el ingreso en la UE, lo que le hará perder una gran cantidad de los fondos de cohesión, proclama, como ha dicho el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, que el cheque británico tenga fecha de caducidad porque se ha convertido en el tercer país Miguel Ángel Moratinos, ayer ante el Senado español EFE El Gobierno cree que no habrá acuerdo si Londres no acepta el fin del cheque británico que más aporta al mismo, tras Francia e Italia. Dejar de pagar a los británicos y que no se toquen los acuerdos sobre la PAC, de la que España es, junto a Francia o Irlanda, uno de los principales beneficiarios, es importante para el Gobierno, que, paralelamente, reclama un periodo de transición de más de dos años para poder seguir percibiendo el Fondo de Cohesión, al que España, como consecuencia del efecto estadístico provocado por la llegada de socios más pobres, dejaría de tener derecho a partir de 2007. La meta del Gobierno es no ser contribuyente neto hasta después de 2013, para lo que necesita limitar al máximo la pérdida de los 48.00 millones de euros que ha obtenido de saldo neto con las perspectivas financieras actuales. Navarro dijo que ese saldo debe ser sustancialmente superior a los 5.000 millones que propone la Comisión Europea. Pero hasta ahora, nadie en el Gobierno quiere hablar de un posible veto