Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 JUEVES 16 6 2005 ABC Internacional Los Veinticinco se plantean una gran reflexión sobre los fundamentos de la Unión Barroso propone que se definan claramente el modelo social y los límites geográficos b La primera cumbre europea después de los referéndum de Francia y Holanda debe evitar que la UE se hunda en una crisis a la vez política y económica ENRIQUE SERBETO. CORRESPONSAL BRUSELAS. Bajo la amenaza simultánea de una crisis política y otra económica, los líderes de los Veinticinco llegan hoy a Bruselas para intentar salvar a la UE de una de las situaciones más complejas de las últimas décadas. Seguir o no con el proceso de ratificación de la Constitución y cómo gestionar el doble no de Francia y Holanda es sólo una de las grandes cuestiones a decidir. La otra sigue siendo la negociación de los presupuestos de la UE para el periodo 2007- 2013, un trámite no menos complejo que el primero. Si los británicos se interesasen más por las cuestiones europeas hoy sería una de las mejores ocasiones para ir al pub más cercano y gastar unas libras para apostar sobre cuál de las muchas posibilidades que hay sobre la mesa va a ser elegida por los jefes de Gobierno como salida a la crisis, porque pocas veces ha comenzado un Consejo Europeo con tal grado de incertidumbre sobre el resultado y sobre los caminos a iluminar para evitar que la fiebre de euroescepticismo declarado en dos de los países fundadores se convierta en una peligrosa epidemia. El nuevo salario del eurodiputado avanza hacia su aprobación final La comisión de asuntos jurídicos del Parlamento Europeo dio ayer su visto bueno al estatuto del diputado europeo, que establece un salario para todos los eurodiputados de 7.000 euros mensuales a partir de 2009. La aprobación del estatuto, por 21 votos a favor y ninguno en contra, representa un avance importante ya que es un asunto que llevaba estancado durante 25 años, y fue uno de los compromisos del actual presidente, José Borrell, cuando tomó posesión de su cargo. Tras su aprobación en la comisión jurídica, el pleno de la Cámara celebrará la votación definitiva el próximo 23 de junio. La propuesta que fijó la actual Presidencia de la UE consiste en establecer un salario mensual para todos los eurodiputados del 38,5 por ciento del que percibe un juez del Tribunal de Justicia de la UE, lo que representa unos 7.000 euros al mes, independientemente del país de origen, aunque con períodos de transición de dos legislaturas. En la actualidad las diferencias van de los 12.007 euros al mes que reciben los italianos a los 761 euros de los húngaros, mientras que el sueldo de los españoles alcanza los 2.723,53 euros (14 pagas) más las dietas correspondientes. Paréntesis hasta octubre En lo que casi todos están de acuerdo es en que de esta cumbre va a salir muy probablemente un nuevo concepto de Europa, porque directa o indirectamente se han puesto sobre la mesa los principios fundamentales del proyecto. De entre todas las posibilidades, la idea que se abría ayer paso en las capitales es la de proclamar un paréntesis hasta octubre, cuando se celebraría un Consejo Europeo extraordinario en el que los Veinticinco deberían ser capaces de clarificar las líneas generales del proyecto. Como explicó ayer el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, urge que políticos, instituciones y ciudadanos de la UE se pongan de acuerdo sobre los aspectos fundamentales de la Europa a la que aspiramos, empezando por definir el modelo social, adaptándolo a la globalización y el límite de las fronteras futuras de la Unión. Una buena definición de las dos grandes incertidumbres en las que se ha centrado el debate en Francia y que se refiere eufemísticamente a las condiciones de competitividad frente a la ampliación y a los mer- Ante la cuestión de si aplazar el debate sobre la Constitución, Francia pide reflexión más que una pausa cados emergentes como China, y el horizonte de la incorporación o no de Turquía como miembro de pleno derecho. Todo ello pende de la primera incógnita que deben desvelar los jefes de delegación: decidir qué van a hacer con el proyecto de Constitución y si se impone o no el mantenimiento del proceso de ratificación, una vez que se sabe que ningún resultado sirve para que el texto entre en vigor después de lo expresado por los votantes franceses y Durao Barroso, durante la rueda de Prensa celebrada ayer en Bruselas holandeses. Barroso dijo ayer que hay que evitar las dos posiciones extremas: ni dar por muerto el proyecto, ni seguir como si nada hubiera pasado El presidente de la Comisión, que en un principio defendía sin vacilación la continuidad de los referéndum y las ratificaciones parlamentarias, reconoce ahora que se trata de una situación compleja en la que muchos se preguntan si todavía sirve de algo seguir pronunciándose Si se admite que la AP situación por la que se hizo esta Constitución sigue siendo válida y vale la pena darle una oportunidad se impone un periodo de reflexión, una pausa Y puesto que no tenemos una solución mágica, es mejor acudir a la prudencia Barroso se plantea que cualquier propuesta debería ser conjunta y no dejar que Europa caiga en la parálisis, porque hay vida más allá de la ratificación aunque sea para los euroescépticos, que muy probablemen-