Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
98 MIÉRCOLES 15 6 2005 ABC Deportes Asafa Powell muestra su récord del mundo en el marcador del estadio olímpico ateniense AP Asafa Powell, el galáctico de la velocidad Corrió los 100 metros de Atenas en 9.77, rebajando en una centésima el récord del mundo BEGOÑA CASTIELLA, CORRESPONSAL ATENAS. Asafa Powell es desde ayer el hombre más rápido del planeta después de correr los 100 metros de la reunión de Atenas en 9.77, una centésima de segundo menos que el anterior tope mundial, el del ahora sospechoso Tim Montgomery, establecido el 14 de septiembre de 2002. El velocista jamaicano ha confirmado así la condición de número uno mundial que venía apuntando desde principio de temporada. En la reunión de Kingston del 7 de mayo corrió en 9.84, tercera mejor marca mundial de todos los tiempos. Y la semana pasada en Ostrava hizo 9.85 en unas condiciones meteorológicas insufribles- -lluvia y ocho grados de temperatura- Estas marcas apuntaban a que en la reunidón de ayer, el atleta pudiera correr en un teórico 9.75 en condiciones normales, según los expertos. Minutos antes de superar el récord del mundo, Powell había corrido la semifinal en 9.98 dando la impresión de que llegaba andando a la línea de meta. Todos los pronósticos apuntaban a que ayer se podía entronar al nuevo rey de la velocidad mundial y Powell no defraudó. Atenas, situada al borde del mar, con una temperatura suave (24 grados en el momento de la carrera) y un ligero viento a favor +1,6) se puede considerar como el paraíso del esprint. No en vano, de los veinte mejores cronos de todos los tiempos en los 100 metros, siete se han conseguido en la capital griega. Ninguna otra ciudad del planeta presenta una estadística tan favorable. Lausana figura en la segunda posición de este particular ranking con tres mejores marcas de las veinte mejores. Además, la pista ateniense ha acogido dos récords del mundo- -el de Greene en 1999 (9.79) y éste de ayer- -y se ha corrido la final olímpica más rápida de la historia, con cinco hombres por debajo de los 9.95. Powell fue quinto en aquella carrera con un crono de 9.94, marca que le supo a poco porque era el principal favorito para el título después de haber corrido en 2004 nueve veces por debajo de 10 segundos. Además, la prima de 50.000 dólares por récord le daban un atractivo extra a esta reunión. Demasiados alicientes. Hasta el mismo protagonista confirmó con rotundidad tras la carrera que lo sabía, sabía que podía hacerlo Y, en efecto, Asafa Powell cumplió con lo previsto. Lo suyo no fue una carrera convencional, de salir y enfrentarse a siete rivales más, sino una prueba con- Salió mal, con un tiempo de reacción de 1,64, pero cuando se puso en vertical ya era el primero Siete de las 20 mejores marcas del mundo, incluidos dos récords mundiales, se lograron en la pista de Atenas tra una cifra (9.78) y un rival inexistente ya (Tim Montgomery) La prueba es que el segundo clasificado, el ghanés Aziz Zakari, paró el crono en 9.99, una eternidad, y que el último, el británico Jason Gardener, lo hizo en 10.29, 52 centésimas más que el jamaicano. Asafa sigue superando topes. El año pasado corrió en 9.87. Ningún atleta en la historia ha hecho esta marca con 21 años. Ayer, con 22, es el nuevo plusmarquista mundial. Powell, en la calle número cinco, salió mal. Algo habitual en él. Tardó 1,64 en reaccionar en el pistoletazo de salida, consecuencia lógica de su impresionante estructura física. Pero cuando puso su enorme anatomía en vertical ya iba el primero sin discusión, manteniendo el puesto hasta el final de la prueba. El récord tuvo, además, unos segundos de suspense puesto que en un principio el marcador electrónico de la pista le dio una marca de 9.78, lo que suponía igualar el récord de Montgomery. Pero mientras daba la vuelta de honor se rectificó la marca, una décima menos.