Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 15 6 2005 Sociedad 55 Tecnología Un prototipo de bailarina, ideado por un profesor de la Universidad de Tohoku AFP (Japón) denominado PBDR Partner Ballroom Dance Robot se mueve con tres ruedas especiales y se adapta a los movimientos de su pareja de baile (en la imagen, con un estudiante de la mencionada universidad) mediante un sensor En Expo Aichi (Japón) se exponen los últimos experimentos en robótica. Son 63 prototipos que se suman a los numerosos autómatas reunidos en el recinto Robots amigos del laboratorio al hogar pasando por la Expo TEXTO: MARTA VILLALBA AppriAlpha v 3 y ApriAttenda (al fondo) dos humanoides de acompañamiento Ambos autómatas ayudan en las tareas domésticas, accionando los electrodomésticos por control remoto cer y distinguir distintas voces y entender lo dicho. Así, contesta a las personas aunque hayan hablado a la vez. La compañía experimenta con AppriAlpha v 3 la tecnología de reconocimiento de voz. Más estilizado, ApriAttenda bien podría considerarse el hermano mayor MADRID. La Expo Aichi acoge hasta el próximo domingo una exhibición de 63 prototipos de robots, que se mezclan con los visitantes y con los autómatas propios de la Exposición Universal (cómo no en Japón, el país de los robots por antonomasia) que no son pocos: unos limpian el suelo del exterior del recinto al terminar cada jornada; otros recogen la basura de los contenedores y sustituyen éstos por otros vacíos; hay los que patrullan por la feria para vigilar las instalaciones (detectan fuego y objetos sospechosos) los guías dan la bienvenida a los visitantes e información en cuatro idiomas (japonés, inglés, chino y coreano) para los niños están los que juegan e interactúan a través de funciones de identificación personal y de la voz; y las sillas de ruedas robots transportan solitas a cualquier visitante por sendas prefijadas. Los prototipos en exhibición se en cuentran en el Centro de Exposiciones Morizo y Kiccoro: los hay de redes, experimentales, para trabajar en el exterior, medio ambientales, médicos, de rendimiento, asociados y humanoides. A esta última categoría pertenecen los presentados por Toshiba, dos máquinas domésticas con inocentes miradas, destinadas al cuidado o vigilancia de niños o personas mayores. Como sus nombres indican, APRI (Advanced Personal Robot with Intelligence) son máquinas avanzadas con inteligencia El rechoncho AppriAlpha v 3, Apri oído agudo para los amigos, pesa diez kilos y mide 430 milímetros. Con seis micrófonos repartidos por su cuerpo, es capaz de recono- de Apri oído agudo no sólo por su peso y altura (30 kilos en 990 milímetros) sino también por sus funciones de vigilancia. Está especializado en el procesamiento de imágenes: reconoce a los individuos por su vestimenta, gracias a un sensor visual; y sigue a la persona allá por donde vaya, aunque ésta se encuentre fuera de su campo de visión, al tiempo que calcula constantemente la posición del sujeto y la distancia a la que se encuentra de él. A la venta en cinco o seis años Ambos humanoides están preparados para ayudar en las tareas domésticas (accionan por control remoto los electrodomésticos) e interactuar con el interlocutor suministrando información (noticias, el tiempo o declamar mensajes de correo electrónico) La empresa nipona espera que los prototipos estén en el mercado en cinco o seis años, para lo cual ha invertido de momento el seis por ciento de sus ventas. Su idea es crear unos amigos para los humanos que resuelvan problemas cotidianos y hagan algunas de las funciones que sólo realizan las personas afirma Pablo Romero, director de marketing de la división de Informática de Toshiba España. La arquitectura de los humanoides, abierta, posibilita la personalización y ampliación de funciones como entender más órdenes, enviar imágenes en tiempo real a móviles, portar objetos... Probablemente muchos de los prototipos expuestos nunca llegarán a ser adoptados por familias, pero lo que es seguro es que los asistentes a Expo Aichi se van a encontrar con un sinfín de extraños autómatas. Pulmones artificiales En el pabellón de Toyota la banda de humanoides Concero concert with robots concierto con robots) abre un espectáculo de treinta minutos, interpretando, en versión rapera, una conocida pieza. Los integrantes son ocho robots: seis de ellos tocan instrumentos de viento, otro la batería y uno habla en inglés invitando a los espectadores a visitar el recinto. Los artistas artificiales, desarrollados ex profeso para la Expo Aichi, tocan merced a unos pulmones artificiales, excepto el batería, que tampoco se mueve con ruedas o con piernas como sus compañeros, pues está sentado. El espectáculo continúa con una coreografía de vehículos robotizados ocupados por personas, denominados i- unit y un robot andante llamado ifoot Es una demostración de la nueva relación entre los vehículos y los humanos.