Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 15 6 2005 Internacional 27 Sangriento atentado en Kirkuk mientras Barzani juraba como presidente kurdo Más de 40 muertos en otro día de terror en Irak ABC BAGDAD. El mismo día en que Mazud Barzani tomaba posesión de su cargo como presidente kurdo, un atentado perpetrado por un terrorista suicida se cobraba ayer la vida de al menos 23 personas y hería a otras 81 en la ciudad kurda de Kirkuk. La matanza vuelve a poner de relieve la difícil situación de esta localidad disputada por kurdos, turcomanos y árabes. El terrorista, que transportaba consigo casi 50 kilos de explosivos, según fuentes policiales, se hizo saltar por los aires al filo de las diez de la mañana junto a un mercado público en el centro de Kirkuk, a 250 kilómetros al norte de Bagdad. El atentado fue cometido cuando numerosos funcionarios y policías hacían cola a la puerta de un banco para cobrar sus salarios. Kirkuk, que alberga los principales yacimientos de petróleo de Irak, tiene una población cercana al millón de personas, entre turcomanos, kurdos y árabes, aunque los porcentajes de cada grupo étnico son confusos, pues cada una de estas comunidades asegura que es mayoritaria. La reivindicación kurda sobre Kirkuk, que oficialmente no pertenece al Kurdistán iraquí- -provincias de Suleimaniya, Dohuk y Erbil- autónomo desde agosto de 1991, se reavivó en abril de 2003, cuando la coalición liderada por EE. UU. derrocó a Sadam Husein. ción totalmente separada. En ambos casos, las provincias kurdas han vivido de espaldas a Bagdad, con su propia administración, policía, sistema educativo, aparato judicial y hasta ejército, pero sin llegar a proclamar la independencia de Irak. El padre de una niña muerta ayer en Samarra se lamenta junto al cadáver REUTERS Voto de confianza al Gobierno En el resto del país, otras dos docenas de personas murieron en distintos atentados, así como tres soldados estadounidenses, víctimas de una bomba al paso de su vehículo. Mientras tanto, salpicado por la violencia que no cesa, el Gobierno de Ibrahim al- Yáfari recibía el voto de confianza del Parlamento iraquí en Bagdad. Poco después del sangriento atentado en Kirkuk, vestido con la ropa tradicional kurda, Barzani juraba su cargo en esa ciudad en presencia de numerosos dirigentes y del propio presidente iraquí, el también kurdo Yalal Talabani, quien llamó a la cooperación entre kurdos y árabes. En la misma línea se pronunció Mazud Barzani en sus primeras declaraciones tras su toma de posesión. Los 111 miembros del Parlamento iraquí lo eligieron por unanimidad como presidente de la Región Autónoma del Kurdistán la semana pasada. Según los responsables kurdos, la creación de una zona autónoma no significa la segregación de la región, un anhelo que es compartido por gran parte de los kurdos de Irak. La autonomía kurda va a unificar en adelante las tres provincias de Erbil, Dohuk y Suleimaniya, pues hasta ahora las dos primeras las gobernaban fieles de Barzani y la tercera era el feudo de Talabani, que tenía una administra-