Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Internacional ANTE LA CUMBRE DE LUXEMBURGO MIÉRCOLES 15 6 2005 ABC DANUTA HÜBNER Comisaria europea de Política Regional Es la única oportunidad que tendremos de lograr un acuerdo sobre el presupuesto BRUSELAS. La comisaria de Política Regional, Danuta Hübner, es de los que más se juegan en el debate sobre el presupuesto comunitario. Aunque lo único que tiene ante sí son recortes y más recortes, esta dinámica polaca, que habla un español pausado y elegante, es optimista y cree que pese a los peores augurios, los jefes de Estado y de gobierno llegarán a un acuerdo sobre las cuentas de la UE. Pienso que en general hay un sentimiento claro de que se necesita tener éxito y por eso creo que en los dos días que faltan vamos a terminar el debate y la negociación con una decisión sobre el presupuesto. Hoy no podemos saber cuál será el resultado, pero yo pienso que hay una voluntad política bastante fuerte para evitar una crisis y eso hace que me sienta optimista -Acaba de tener una reunión con un miembro del Gobierno británico, ¿le ha confirmado estas esperanzas? -Transmito mi percepción general. Hemos hablado sobre la presidencia británica dando por hecho que vamos a tener el presupuesto. Me ha preguntado ¿y si no hay? Y le he dicho que entonces habría una crisis. Por eso es mejor no tener un plan- B y confiar en el acuerdo. -Pero puede que no lo haya... -No podemos permitirnos que no se llegue a una decisión, porque la situación política en Europa sigue siendo inestable y un acuerdo sobre los presupuestos sería un paso muy importante. Debemos demostrar a los ciudadanos que Europa funciona, que los líderes son capaces de tomar decisiones y comprenden que Europa necesita estabilidad. Para emprender las políticas europeas de 2007 necesitamos ahora el acuerdo, porque desde luego en las políticas de mi departamento necesito mucho tiempo para la programación. ¿Dónde cree que puede estar el punto de acuerdo entre lo que pide la Comisión y lo que los países están dispuestos a aprobar? -Sigo pensando que podemos llegar a acercarnos a la propuesta de la Comisión, pero me imagino que las últimas horas serás muy complejas. Sería mejor para la política de cohesión tener más de lo que ahora propone la presidencia, los 307.000 millones de euros. Pero lo importante es que aun con lo que ha puesto la presidencia sobre la mesa seríamos capaces de mantener la política de cohesión, con los objetivos uno, dos y tres, lo cual es muy importante porque hay muchas regiones que siguen sufriendo graves problemas de desarrollo. Para tener una mejor tasa de crecimiento, mejores capacidades de crear empleo y para hacer la econo- La comisaria Hübner cree que los recortes que van a afectar a España no tienen remedio y que la única salida para todos es llegar a un compromiso para lanzar un mensaje de optimismo TEXTO ENRIQUE SERBETO. CORRESPONSAL FOTO JULIÁN DE DOMINGO Danuta Hübner, con el titular de Economía, Pedro Solbes, el pasado enero en Madrid Debemos demostrar a los ciudadanos que Europa funciona, que los líderes son capaces de tomar decisiones Hay algunos países que pierden más, pero España va a sufrir una disminución de fondos bastante grave mía europea más competitiva en el mundo globalizado, hacen falta los fondos regionales. ¿Pero se puede trabajar o no con lo que hay sobre la mesa ahora mismo? ¿Usted cree que yo puedo decir dos días antes de la negociación que estoy contenta con la propuesta? -Pues diga que no está contenta. -Es que no estoy contenta, pero el caso es que estamos en el momento del compromiso, en el que todo el mundo debe estar dispuesto a ceder algo para llegar a un acuerdo. Me imagino que podemos tener un resultado por debajo de la propuesta de la Comisión porque soy ya bastante vieja para saber que no se puede obtener todo lo que se quiere. Pero también sé que intentar ahorrar con la política regional es un falso ahorro. Lo importante es que con este nivel de gastos podemos mantener los fondos regionales, incluyendo los objetivos dos y tres. -Si no consigue ni siquiera lo que la presidencia pone sobre la mesa y hay mas recortes, ¿no sería mejor aplazar el debate y seguir discutiendo más calmadamente después? -No creo que un debate más prolongado vaya a producir un mejor resultado. Yo creo que la presidencia luxemburguesa es la única ventana de oportunidad que tenemos y tenemos que decidir ahora. ¿Cuáles son los capítulos que sufrirían más en caso de que haya nuevos recortes? -Lo que más sufre es el objetivo tres, el que se dedica a la cooperación terri- torial, transfronteriza y transregional. ¿Y para España? ¿Cómo se puede considerar normal el nivel de pérdida de fondos estructurales y de cohesión que afectará a España? -La mayoría de los países que ya eran miembros de la UE antes de la ampliación pierden mucho. Hay algunos que pierden más que España, pero España se encuentra en el grupo que va a sufrir una disminución grave de los fondos regionales. Y eso es fácil de entender, porque tenemos una Europa de diez países y cien millones de habitantes más y un presupuesto que es sólo un poco más alto que el de 2006. Se busca una fórmula transitoria para las regiones que sufren el efecto estadístico para que las consecuencias sean menos bruscas, pero lo cierto es que van a perder dinero y no hay otro remedio. ¿No es un poco decepcionante para una polaca ingresar en la UE, llegar a la Comisión y encontrarse con semejante crisis? -Es verdad que los euroescépticos en mi país tienen más argumentos para criticar a la UE, pero el año de membresía ha sido muy bueno y, por ejemplo, los agricultores, que eran los más desconfiados, ahora son entusiastas. En Europa hay una crisis, es verdad, pero también es una prueba para los líderes políticos y espero que pasemos este examen. ¿Quién tiene la culpa entonces, los políticos o los electores? -No es el momento de buscar culpables, sino el de reflexionar. Tal vez hay que ser más serio en el aspecto de la comunicación y admitir también que la economía europea está en una situación muy grave, que lleva muchos años sin crecimiento y con el desempleo muy alto. A los ciudadanos comunes este ambiente les deprime porque hay incertidumbres sobre el futuro que no han mejorado con la ampliación, que tampoco se ha presentado de forma convincente. ¿Qué cree que se debe hacer ahora con el proceso de ratificación de la Constitución? -Yo seguiría con los referéndum tal como está previsto, porque los líderes han prometido a la gente que habrá un debate, que daremos nuestra opinión sobre la Constitución, y no me imagino que ahora les digan a sus ciudadanos que, como los franceses han tomado su decisión, los demás no tenemos nada que decir. ¿También en el caso de Polonia? -Yo soy ciudadana polaca y quiero tener la oportunidad de manifestar mi opinión, ya sea en un referéndum o a través de nuestros representantes en el Parlamento.