Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 MIÉRCOLES 15 6 2005 ABC Internacional Blair y Chirac escenifican en París su total desacuerdo ante la decisiva cumbre europea Los dirigentes británico y francés anularon la rueda de prensa conjunta que tenían prevista b El presidente francés quiere rebajar el cheque británico y Londres amenaza con revisar toda la estructura del presupuesto comunitario y las ayudas agrícolas JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Duelo de sordos entre Jacques Chirac y Tony Blair. A dos días del gran chalaneo continental que debe fijar las perspectivas financieras del presupuesto de la UE entre 2007 y 2013, el presidente francés defiende la congelación del modelo financiero tradicional, mientras el primer ministro británico propone una pausa para la Europa institucional, con un cambio profundo del rumbo de las finanzas europeas, para conectar con las prioridades de la gente de la calle, centrando nuestros gastos en sus principales preocupaciones Ambos líderes se reunieron en París y participaron con Kofi Annan en un acto del Pacto Mundial de la ONU. Poco antes, en Luxemburgo, Blair se entrevistó con el primer ministro de ese país, Jean- Claude Juncker, presidente saliente de la UE. Tras la reunión un portavoz oficial británico hizo saber que Londres rechazaba una propuesta formal para congelar el cheque británico -la devolución al Reino Unido de una parte de su contribución al presupuesto común- -del que se beneficia desde la cumbre europea de Fontainebleau en 1984. Anunciado oficialmente el rechazo británico, Blair se entrevistó en el Elíseo con Jacques Chirac para evaluar la posibilidad de un acuerdo entre las dos visiones que hipotecan el futuro del presupuesto de la UE. El encuentro fue un fracaso y ambos decidieron anular una rueda de prensa común. Londres pide un nuevo rumbo En solitario, en los suntuosos salones de la embajada británica, a unos trescientos metros del Elíseo, Tony Blair ofreció su visión de los desencuentros en un tono que sus adversarios califican de thatcheritis aguda El premier británico no sólo rechaza la congelación del cheque, sino que además pide un cambio de rumbo para la UE comenzando por una revisión en profundidad de la arquitectura y el funcionamiento del presupuesto. Presidente en funciones de la UE, a partir del 1 de julio próximo, Blair relanzó la visión británica de la construcción de la UE: En la actualidad nos gastamos el 40 por ciento de todo el presupuesto en un sector muy respetable, que sólo da empleo del 2 al 4 por ciento de nuestra población. Creo que muchos ciudadanos piensan como yo: se- Annan, Blair y Chirac posan en los jardines del Palacio del Elíseo, ayer en París ría sensato modificar ese estado de cosas y cambiar de rumbo Con simplicidad brutal la artillería británica tira contra la línea Maginot francesa, cuya política europea tiene el cimiento histórico de la defensa a ultranza de la Política Agraria Común, cuyos primeros beneficiarios son los agricultores franceses y españoles. Tras la crisis institucional precipitada por el no francés y holandés al proyecto de Tratado constitucional, la cumbre europea de mañana y el viernes, debe abordar el capítulo crucial de las perspectivas financieras 2007 2013, con un inflamable abanico de proble- REUTERS Blair no quiere pagar las facturas de la UE que Chirac y Schröder no desean ni están en situación de pagar El no al Tratado Constitucional coloca a Londres en posición privilegiada para imponer sus posturas mas pendientes: ¿cómo financiar la ampliación? ¿cómo financiar nuevas políticas de desarrollo cuando los grandes contribuyentes netos han vetado un aumento del gasto público europeo? Apoyándose en Alemania, Francia cree tener blindada la financiación de la PAC, e impuesta la congelación del gasto público, considera indispensable recortar el cheque británico. Al frente de la economía más dinámica de Europa- -con las de España e Irlanda- -y presidente en funciones de la UE dentro de unos días, Blair no desea que los contribuyentes británicos sean quienes paguen las facturas que