Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 Nacional MIÉRCOLES 15 6 2005 ABC Interior estudia retirar el asilo al ex presidente del centro islámico de Valencia por vínculos con Al Qaida El Ministerio cree que el ex militar tunecino es un peligro para la seguridad b El abogado de Rhida El Barouni niega la relación de su cliente con organizaciones terroristas y asegura que está siendo víctima de una persecución del gobierno tunecino I. RODRÍGUEZ DE LA TORRE VALENCIA. El Ministerio del Interior ha abierto una investigación al tunecino Rhida El Barouni, al que considera máximo responsable en España de la organización fundamentalista An- Nahda, para determinar si existen motivos, como su presunta relación con el terrorismo islamista, que justificarían la retirada del estuto de refugiado político del que disfruta desde hace casi una década. Según fuentes policiales, el expediente administrativo incoado por la Subdirección General de Asilo se fundamenta en la amenaza que para la seguridad del Estado representan El Barouni y otros ciudadanos tunecinos cuya condición de asilados está también siendo revisada. Interior considera que An- Nahda, con una influencia creciente en la Comunidad Valenciana, en donde se ha hecho con el control de varias mezquitas, es una organización terrorista, cuyos máximos responsables, ex militares tunecinos, han sido instructores en campos de adiestramiento de Al Qaida en Sudán. Estos hechos fueron revelados por ABC el pasado febrero. Investigación judicial El expediente abierto por Interior a El Barouni esta motivado, entre otras cosas, por la decisión de un juzgado de investigar la contabilidad del Centro Islámico de Valencia (CCIV) del que es presidente. La investigación judicial se abrió a raíz de la querella por falsificación presentada por el Centro Islámico de España contra la junta directiva del CCIV en lo que fue un episodio más de la batalla judicial entre ambas organizaciones después de que el Centro Islámico de España recuperara el control de la principal mezquita de Valencia. El Centro Islámico de España acusa a la que en su día fue su sucursal en Valencia de convertirse en un cortijo donde las contrataciones a dedo y las facturas falsificadas estaban a la orden del día. La guerra entre ambos sectores, que permaneció larvada durante mucho tiempo, estalló hace más de un año porque el CIE detectó injerencias de estados extranjeros que eran, según dicen, los que marcaban la actuación del CCIV. La negativa del El Barouni a organizar una donación colectiva de sangre tras el 11- M supuso la ruptura definitiva. Tribunal Supremo, tras la negativa obtenida por vía administrativa. El letrado del ex presidente del Centro Cultural Islámico de Valencia negó las relaciones entre An- Nahda y la Yihad y recordó los informes de Amnistía Internacional que demuestran la persecución política que sufren los ex integrantes de este partido. El Barouni está asombrado y apesadumbrado según explicó su abogado, que ha instado a Interior a reconsiderar su postura, ya que, aseguró, El Barouni no tiene nada que ver con organizaciones terroristas La mezquita de Valencia, en una imagen de archivo An- Nahda, según informes de las Fuerzas de Seguridad, mantiene vínculos con la Yihad internacional, liderada por Osama Bin Laden, organización entre cuyos objetivos figura la planificación y ejecución de atentados masivos como los cometidos el 11 de septiembre en Estados Unidos o el 11 de marzo en Atocha. De estos contactos dan fe hechos como el que Allekema Lamari, emir de la célula del 11- M que luego se suicidó en Leganés, y Driss al Atellah, detenido en Bélgica por delitos de terrorismo, fundaron, junto a miembros de An- Na- EDUARDO MANZANA hda, una asociación islámica llamada Assalam cuya sede se fijó en Valencia y era conocida como la mezquita de los integristas. El letrado de El Barouni atribuye la apertura del expediente a un abuso fruto de las presiones políticas que estaría recibiendo el gobierno español por parte de Túnez. En declaraciones a Efe, el abogado explicó que El Barouni se exilió por laspresiones políticas que recibía por pertenecer a An- Nahda, organición que Gran Bretaña no considera terrorista. El ex militar logró la condición de refugiado por resolución del