Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
104 MARTES 14 6 2005 ABC Gente Victoria Abril, premiada en Italia. La actriz española recibió el Premio a la Excelencia Cinematográfica del Festival de Cine de Taormina (Italia) Abril, que acaba de rodar a las órdenes de Vicente Aranda Tirante el blanco fue galardonada con un reloj de pulsera, en lugar de la típica estatuilla. Tras siete días de deliberaciones, el jurado del caso encontró not guilty (no culpable) al rey del pop de todos los cargos, incluido el de abuso sexual contra un menor Michael Jackson, inocente TEXTO: ALFONSO ARMADA, CORRESPONSAL; FOTOS: AGENCIAS ulpable Es decir, inocente. El jurado formado por ocho mujeres y cuatro hombres, ningun negro, necesitó más de 30 horas de deliberaciones desde el 3 de junio pasado para ponerse de acuerdo en un veredicto sobre las diez acusaciones que pesaban sobre Michael Jackson, el ex rey del pop, uno de los personajes más famosos del mundo, y proclamarle no culpable de ninguno de los crímenes de los que se le acusaba. El espectacular caso de presunta pederastia que llenó tantas horas en las televisiones estadounidenses y en la prensa amarilla se disolvió ayer de forma sorprendente con la decisión del jurado. El deterioro de Jackson ha sido notable desde que hace más de dos meses comenzara en el juzgado californiano de Santa María el juicio contra el cantante, de 46 años. Los delitos eran cuatro de abuso sexual de un menor, uno de intento de abuso, otro de conspirar para retener al demandante y a su familia y cuatro por suministrar alcohol a un menor. Gritos de júbilo de sus partidarios celebraron la lectura del veredicto a las afueras de la corte de justicia. El fiscal que llevaba diez años tratando de meter a Jackson entre rejas, Thomas Sneddon Jr. cosechó un inapelable fracaso. Dijo que nunca había criticado una sentencia y no iba a empezar ahora. El jurado decidió que las pruebas no estaban allí. La cascada de no culpables leídos en medio de un silencio extraordinario en el tribunal de Santa María, hasta el punto de que la apertura de cada uno de los diez sobres añadió un dramático trasfondo sonoro a la escena que fue radiada al exterior, fue recibida por Jackson de manera aparentemente impasible, o por lo menos sin que mostrara ninguna emoción, mientras su madre, a su espalda, empezó a llorar en cuanto el primer no guilty fue pro- Noc nunciado. Cuando las diez acusaciones quedaron en agua de borrajas, el cantante abrazó a sus abogados. Al volver a la calle, Jackson respondió a los gritos de júbilo de sus partidarios saludando con la mano izquierda, la palma blanca, y después se llevó en dos ocasiones se llevó la mano al corazón y lanzó dos besos a sus fanáticos, antes de meterse en el mismo coche que, para su alivio, le llevó de vuelta a Neverland El desconcierto de los comentaristas de la CNN y el de muchos convencidos de que por lo menos el cantante sería encontrado culpable de alguna de las acusaciones se hizo enseguida evidente. El artista que en 1982 se coronó como rey del pop con su disco Thriller que vendió sólo en Estados Unidos 26 millones de ejemplares, se había declarado inocente y se encontraba en libertad bajo fianza de tres millones de dólares. A las tres y media de la tarde (hora de California, nueve horas más tarde en Madrid) se anunció que el veredicto estaba listo y el juzgado de Santa María citó a Jackson una hora más tarde para que le fuera leído. Al igual que cuando O. J. Simpson fue detenido, con un despliegue de coches de la policía y helicópteros, el viaje en una caravana de vehículos negros con los vidrios tintados desde el rancho de Neverland (Nunca Jamás) fue retransmitido en directo por muchos canales de televisión, con cámaras situadas en helicópteros y mapas de situación, como si de una operación de guerra se tratara. El viaje de regreso también fue retransmitido en directo por muchas cadenas, mientras en pantalla partida el fiscal trataba de poner al mal tiempo buena cara diciendo que lo que iba a hacer ahora era volver al trabajo, y a la pregunta de si había tenido a la familia equivocada en el juzgado respondió que ellos no elegían a las víctimas a las que defender. Michael Jackson, tras conocer el veredicto del jurado