Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 14 6 2005 Nacional 31 Espera siete años a que salga de prisión el violador de su hija para prenderle fuego El hombre, encarcelado por este delito, disfrutaba de un permiso de 3 días alertada por su hija de la presencia del hombre en un bar, acudió al establecimiento con una botella de gasolina. Tras quemarle, huyó A. RICA ALICANTE. Los parroquianos del bar Mari situado en el número 1 de la avenida Juan Carlos I de la localidad alicantina de Benejúzar, fueron testigos ayer de un trágico suceso, cuando sobre las 11.40 horas de la mañana una mujer de unos 50 años se dirigió a uno de los clientes que allí se encontraban, A. C. V. S. que tomaba un café en la barra. Tras preguntarle si se acordaba de ella la recién llegada le arrojó a la cara gasolina que portaba en una botella y, posteriormente, le prendió fuego con una cerilla. A causa de la deflagración, el hombre se quedó prácticamente sin ropa y corrió a refugiarse en el aseo de señoras, donde clientes y responsables del bar, ayudados con extintores, intentaron socorrerle mientras llegaban las urgencias médicas, según informó el dueño del local, Antonio Ferrández. El hostelero explicó que se vivieron imágenes muy crudas, muy fuertes y muy lamentables Ferrández añadió que todo ocurrió en décimas de segundo Las llamas fueron de tal calibre que provocaron serios desperfectos en el establecimiento, en el que en ese momento almorzaban una veintena de clientes. b La agresora, tras ser ve, con quemaduras de tercer grado en el sesenta por ciento de su cuerpo, según informaron fuentes del Centro de Información y Coordinación de Urgencias de Alicante. Un cliente de 60 años que se encontraba al lado de la víctima también tuvo que ser atendido de quemaduras leves en una pierna al haber sido salpicado por el líquido inflamable. Tras el ataque, la agresora huyó. Los antecedentes de los sucesos de ayer se remontan a 1998, cuando el individuo herido amenazó a punta de navaja a la hija de la agresora, una niña que entonces contaba con 13 años de edad, para violarla. Fue juzgado y condenado por esos delitos y, en la actualidad, aún cumplía pena de prisión. Venganza consumada Fuentes próximas a la investigación informaron que el agredido se encontraba disfrutando de un permiso penitenciario de tres días. Según explicó el marido de la agresora a los agentes encargados del caso, desde la violación de su hija en 1998 la mujer estaba atravesando por problemas psicológicos, ya que no conseguía olvidar ni superar este hecho. Ayer, cuando fue alertada de la presencia del violador por su hija, que tras reconocerlo en el interior del bar corrió inmediatamente a avisarla, no dudó en comprar gasolina y dirigirse al local donde, tras reconocer al individuo, consumó la venganza y posteriormente huyó. La hija acudió de forma voluntaria al cuartel de la Guardia Civil, donde tras ser interrogada e informar a los agentes de la intención de su madre de escapar a Torrevieja, quedó en libertad. El marido de la agresora y los agentes del Instituto Armado han puesto en marcha un dispositivo para tratar de localizarla. Sin embargo, al cierre de esta edición no se habían producido resultados positivos. Los servicios de emergencia trasladan al herido poco después del ataque El hombre, un albañil ya retirado y natural de Benejúzar, fue atendido en un primer momento por una dotación del Servicio de Atención Médica Urgente, que de inmediato le trasladó al Hospital comarcal de la Vega Baja en Orihuela. CANAL 9 La mujer se acercó al agresor sexual y, tras preguntarle si se acordaba de ella, perpetró el ataque La agresora sufría problemas psíquicos desde que su hija fue vejada con 13 años La víctima, en estado grave Desde allí, dada la gravedad de las heridas que presentaba, fue trasladado en helicóptero a la Unidad de Quemados del Hospital de la Fe de Valencia, donde quedó ingresado en estado muy gra- No llevar cinturón o casco restará tres puntos en el nuevo carné de conducir ABC MADRID. La Comisión de Interior del Senado aprobó aumentar de dos a tres puntos la penalización por no llevar cinturón de seguridad en el vehículo o casco en la motocicleta, según una enmienda incorporada al proyecto de ley del carné por puntos. El Grupo Popular argumentó que se está comprobado que es frecuente el incumplimiento de esta norma, siendo una de las causas que agravan más los accidentes, llegando a ser motivo de la pérdida de vidas Además, los senadores han incorporado otra enmienda según la cual el conductor condenado por haber cometido un delito y al que se le ha retirado el permiso de conducir deberá someterse a un curso de reeducación. En la actualidad, recuperaba el carné una vez transcurrido el plazo impuesto por el juez. Una niña de 14 años secciona un dedo a su maestra de un portazo en el transcurso de una discusión J. G. MANLLEU (BARCELONA) El Instituto de Enseñanza Secundaria Antoni Pous i Argila, de Manlleu (Barcelona) fue la semana pasada escenario de un caso de violencia de una alumna contra una profesora que ha recalado en los tribunales. La estudiante, de 14 años, discutió el jueves con su maestra de Dibujo, A. M. C. J. de 54 años, porque- -según informó en un comunicado la dirección del centro- no le permitía la entrada en el aula ya que en una clase anterior no había procedido de forma adecuada y había insultado a la profesora. Estaba advertida de que no volvería a entrar hasta que pidiera disculpas por escrito Cuando quiso asistir a clase de Dibujo, la maestra le exigió la carta y, como no la tenía, le prohibió la entrada al aula y le ordenó que se dirigiera a dirección. La alumna discutió con la maestra y, en el forcejeo, dio varias patadas a la puerta de la clase. A causa de un portazo- -el juez decidirá si fue intencionado para hacer daño- la maestra acabó con parte de su dedo índice de la mano derecha seccionado. Tuvo que ser ingresada en el hospital general de Vic, donde fue intervenida quirúrgicamente de urgencia. Esa misma tarde, la niña fue detenida en el centro escolar por Mossos de Esquadra vestidos de paisano, para no crear alarma, y puesta a disposición de la Fiscalía de Menores. Quedó en libertad con cargos a la espera de juicio, acusada de un delito de lesiones. Al parecer, se trata de una alumna conflictiva, que era expulsada a menudo del instituto; en una ocasión, agredió a un compañero. Recibía un seguimiento especial del instituto e, incluso, se estaba barajando la posibilidad de que fuera expulsada definitivamente.