Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 14 6 2005 Nacional 25 El paisaje elecciones gallegas El pueblo de Anxo Quintana, donde el BNG gobierna con mayoría absoluta, se ha movilizado para llevar a su ex alcalde a la presidencia de la Xunta. Lo tiene difícil. Y más si se extienden los resultados de su provincia, Orense, donde el PP arrasa Allariz tira a bloque TEXTO: PABLO MUÑOZ FOTO: EFE ALLARIZ. Todo comenzó una calurosa tarde de agosto de 1989. Gobierna entonces el PP, pero un grupo de concejales del Bloque Nacionalista Galego (BNG) piensa que ya está bien, que la parálisis del ayuntamiento obliga a un cambio de gobierno, por las buenas o por las malas. Y deciden ocupar el edificio. El detonante, la aparición de unos peces muertos en el río por los continuos vertidos- siempre que en un pueblo hay alguien que la quiere armar aparecen peces muertos; es como si los alquilaran dice con sorna una mujer- la consecuencia, más de un mes después, el cambio fulminante del equipo de gobierno, que pasó a manos del BNG con Anxo Quintana- -el hoy candidato a la Xunta- -a la cabeza, tras ser condenado por aquello. La cosa no empezaba de forma precisamente modélica, pese a las justificaciones de sus protagonistas. Pero hoy, al cabo de casi 16 años, hay que admitir que este pueblo, entonces casi abandonado a su suerte y con un futuro más que incierto por delante, es la envidia de muchos y ha sufrido una transformación inimaginable en el momento de la revuelta, cuyas fotografías, curiosamente, decoraban hasta hace no mucho las paredes del ayuntamiento. La joya de la corona Naturalmente, Allariz es la joya de la corona del Bloque, su mejor propaganda y el escaparate de su eficacia en la gestión- -algunos vecinos la llaman endeudarse hasta las cejas sobre todo porque en ella tuvo mucho que ver hasta hace unos años Anxo Quintana. En este pueblo de Orense el BNG tiene 8 concejales, por cuatro del PP y sólo uno del PSOE. En las autonómicas hay un trasvase de unos 500 votos hacia el PP admite el alcalde, Francisco García, quien a continuación destaca que su partido gana en todas las elecciones que se han celebrado desde hace quince años. La consecuencia de aquello- -dice con cierta nostalgia la primera teniente de alcalde, María Cristina Cid- -es que el pueblo está muy ideologizado. La gente tiene la sensación de haber vivido algo histórico, siente que con su lucha fue capaz de cambiar el curso de los acontecimientos Ambos aseguran que las heridas de lo ocurrido en el 89 ya están cerradas a pesar de que entonces la población se partió en dos. En misa ni se estrechaban la mano cuando era el momento de dar la paz recuerda ahora don José, párroco de Allariz desde hace más de veinte años. Nosotros- -añade- -hicimos todo lo posible por la reconciliación, pero aún no es completa. Sí lo han superado los hijos de los protagonistas, pero no ellos. Confío en que en unos años todo se arregle de forma definitiva El sacerdote asegura que sus relacio- El candidato del BNG, Anxo Quintana, en un mitin el pasado domingo en Allariz nes con el ayuntamiento son correctas. Nos han dado las subvenciones que nos correspondían, ni una peseta más ni una menos. Eso sí, hemos abierto una casa para acoger a aquellos que no tienen dónde dormir y el alcalde nos ha ofrecido una subvención anual de 200.000 pesetas. Yo tengo que agradecérselo Aunque- -y esto ya no lo dice don José- -la cantidad no es que sea muy importante. Estos días el equipo de gobierno de la localidad vive una actividad frenética. El alcalde es el responsable de la campaña del BNG en Orense y María Cristina Cid, como el resto de sus compañeros, no duda en subirse al coche para recorrer pueblos en busca del voto, casi puerta a puerta. Muchos vecinos también colaboran, porque les hace mucha ilusión que alguien de aquí pueda presidir la Xunta Fuera de Allariz lo tienen muy crudo, porque es el feudo inexpugnable del presidente de la Diputación y del PP de Orense, José Luis Baltar, quien, pese a las críticas y de las acusaciones de cacique que recibe, parece controlar a su antojo la situación. Tiene, eso sí, la espinita clavada de este pueblo, hasta el punto de que, según su alcalSil Río Leiro Orense Ribadavia Cortegada Celanova A Río rni oa Allariz Río L imia de, para ellos es plaza de reconquista y se vuelcan en su campaña aquí A pesar de la diferencia que separa las ideas del BNG de las del PP, el alcalde de Allariz reconoce que sus relaciones con la Xunta son correctas, aunque no hemos tenido ningún privilegio, y las ideas distintas no han impedido una colaboración. Ha existido respeto institucional, pero también es verdad que nuestros técnicos han dado muestras de una gran eficacia y los proyectos que enviamos están muy bien hechos Bande La vida seguiría Sobre los resultados del 19- J, García y Cid aseguran que están convecidos de que habrá cambio en la Xunta: Pero si ustedes vuelven a perder, ¿qué pasará? La vida sigue- -responden- pero el PSOE tendría que cambiar de candidato y el PP también renovarse, lo que es más fácil de lograr en la oposición. Nosotros, en cambio, ya tenemos los deberes hechos Y hacen otra reflexión: creen que no sería muy presentable que Fraga pierda la mayoría absoluta aquí y la gane con los votos de la emigración, que se produce en las condiciones que todos conocemos Xinzo de Limia Baltar Infografía ABC E. de las Conchas Mugueimes No sería muy lógico que Fraga pierda la mayoría absoluta aquí y la gane con el voto de la emigración