Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 14 6 2005 Nacional 23 La campaña elecciones gallegas Rajoy acusa a Zapatero de liderar un partido vergonzante con el nacionalismo Fraga asegura que si metemos votos en las urnas, Galicia no tiene nada que temer del PP dijo que Touriño y Quintana parecen dos hermanos siameses: Uno sin el otro no son nada y su único objetivo es desbancar del poder al PP en Galicia J. L. LORENTE LUGO. A medida que se acerca la jornada electoral en Galicia, el líder de la oposición, Mariano Rajoy, aumenta sus ataques al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Ayer, ante 4.500 personas que abarrotaban el Pabellón Municipal de Deportes de Lugo, Rajoy llamó gafe y embustero al presidente del Gobierno, y dijo que lidera un partido vergonzante con el nacionalismo, que le tiene cogido por donde sabéis El presidente del PP comenzó su discurso diciendo que iba a hacer algo sorprendente a pocos días de la jornada electoral: señaló que pensaba pedir disculpas a Zapatero. Ruego se me disculpe, pero tengo que pedirle perdón a Zp. Estuvo ayer por el domingo- -en Lugo y yo le critiqué por no hablar de Galicia, pero ahora entiendo por qué no lo hizo. Porque el acto electoral de su partido estaba lleno de asturianos y ponferradinos. Por eso le tengo que pedir disculpas exclamó con ironía tras subrayar que al líder socialista le da igual estar en Vigo o en Cuenca porque no siente Galicia A renglón seguido, Rajoy llamó gafe a Zapatero por hablar en su último mitin de la campaña gallega de Fernando Alonso. Y el piloto español tuvo que abandonar, por primera vez en esta temporada, una carrera de Fórmula- 1. También ha gafado a Chirac presidente francés- a Schröder- -cancillera alemán- -y a Kerry- -último candidato demócrata a la presidencia de EE. UU. que perdió las elecciones de noviembre ante George Bush También le llamó embustero por decir que Emilio Pérez Touriño es un candidato muy brillante a la Presidencia de la Xunta. Para Rajoy, Zapatero quiere tener en Galicia una franquicia que se llama Touriño, quiere aliarse con el Bloque de la Xunta y no le importará darle la presidencia al candidato del BNG, Anxo Quintana En este punto, el líder del PP dijo que Touriño y Quintana parecen dos hermanos siameses: Uno sin el otro no son nada y su único objetivo es desbancar del poder al PP en Galicia Rajoy siguió con el simil deportivo y dijo que los dos adversarios de Manuel Fraga van a seguir en el banquillo y ni siquiera van a ser citados como suplentes, porque no se lo merecen al no tener proyecto político No obstante, las críticas más contun- b El líder dentes de Rajoy a Zapatero estuvieron relacionadas con la política territorial y la- -en su opinión- sumisión del líder socialista al nacionalismo. Aquí no queremos tripartitos como el que existe en Lugo, que ha durado media hora, o el de Cataluña, que genera tensión en toda España y que exige a Zapatero que apruebe lo que diga el Parlamento catalán. Zapatero ha abierto un melón del debate territorial y lo peor es que no sabe lo que es España Las lecciones de Carod El líder de la oposición quiso dejar claro que su partido no acepta lección de democracia del máximo dirigente del independentismo catalán, José Lluis Carod- Rovira. Ése es un personaje que no tiene ninguna autoridad. Si es capaz de chantajear al PSOE, que se convierte en una fuerza política vergonzante y genera tensión en toda España, aquí no lo vamos a permitir señaló entre los aplausos del auditorio. Además, Rajoy criticó a Zapatero por ir a Galicia y no hablar de lo que, en su opinión, importa a los ciudadanos de esa Comunidad autónoma: el plan Galicia, la financiación autonómica y los fondos europeos. Hizo hincapié en que el Gobierno socialista no cumple el plan Galicia porque ha licitado menos de 5.000 millones de pesetas en obras e infraestructuras, mientras el PP lo hizo cuando estaba en el poder por valor de cerca de 350.0000. Y sí tiene dinero para cumplir el Plan Galicia. Lo que pasa es que ZP sólo se lo da a aquéllos que le tienen cogido por donde sabéis En cuanto a la financiación autonómica, el presidente de los populares señaló que la propuesta del presidente de la Generalitat de Cataluña le puede costar a Galicia dejar de ingresar un montante de 200.000 millones de pesetas. Fraga, con José Manuel Castro, candidato del PP por Lugo Por el contrario, Rajoy quiso presentar al PP como el partido de la moderación, el equilibrio y el sentido común. Hoy los gallegos afirmamos con orgullo que somos un país de primera y no acepto que digan que nos van a sacar del atraso Por su parte, el presidente de la Xunta y candidato a la reelección por el PP, Manuel Fraga, tranquilizó a los gallegos al señalar que si metemos los votos en las urnas, Galicia no tiene nada que temer Los populares llenaron hasta los topes el mismo recinto en el que domingo intervinieron Touriño y Zapatero. Si el PSOE presumió de haber reunido a 4.000 personas en su acto electoral, fuentes populares aseguraron, entre los gritos de los asistentes de Zapatero, embustero y Quintana, Touriño, seguid en el banquillo que ayer se había superado la cifra. EFE Los populares toman nota de los compromisos del Gobierno A. A. El secretario de Organización del PP de Galicia, Alejandro Gómez, advirtió ayer que su partido toma buena nota de las promesas que está realizando el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en campaña electoral, para exigir su total cumplimiento Alejandro Gómez aludió al compromiso del Ministerio e Industria de destinar 38 millones de euros de los Presupuestos Generales de 2006 al plan de Industrialización de Ferrol. Aunque el diputado socialista Xavier Carro fue quien transmitió la promesa, lo condicionó a que Emilio Pérez Touriño alcance la presidencia de la Xunta. El también candidato del PP al Parlamento gallego denunció que el condicional supone una utilización partidaria del Gobierno, con un carácter antidemocrático Emilio Gómez argumentó también que las declaraciones en las que Zapatero informó este fin de semana de que ha dado orden a las ministras de Fomento y Medio Ambiente para que agilcen las inversiones en la Comunidad, son un reconocimiento del abandono al que sometió a Galicia en 14 meses