Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 Opinión MARTES 14 6 2005 ABC ZAPATO CÓMODO E Madrid a Salamanca y de Salamanca a Madrid, el PP parece haberle cogido gusto a la calle. Ángel Acebes anunció ayer en rueda de prensa que su partido apoya la marcha convocada para el próximo sábado por el Foro de la Familia contra la ley que permitirá el matrimonio entre homosexuales. El empeño de Acebes en aclarar que no es contra los homosexuales pretende hacer frente a la consigna del Gobierno, que prefiere no perderse en matices y recurre al trazo grueso para dibujar un perfil intolerante del Partido Popular. Tercera batalla, siempre en sábado, de una guerra en la que el fax y el teléfono sucumben a la pancarta y el clamor de la calle. Trayecto con los semáforos en verde de un calendario con el mes de junio marcado en rojo. Contra Zapatero, zapato cómodo. D PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: SANTIAGO ALONSO PANIAGUA DIRECTOR: IGNACIO CAMACHO Directores Adjuntos: Eduardo San Martín, Juan Carlos Martínez Subdirectores: Santiago Castelo, Rodrigo Gutiérrez, Carlos Maribona, Fernando R. Lafuente, Juan María Gastaca, Alberto Pérez Jefes de área: Jaime González (Opinión) Mayte Alcaraz (Nacional) Miguel Salvatierra (Internacional) Alberto Aguirre de Cárcer (Sociedad- Cultura) Ángel Laso (Economía) Jesús Aycart (Arte) Adjunto al director: Ramón Pérez- Maura Redactores jefes: V. A. Pérez, S. Guijarro (Continuidad) A. Collado, M. Erice (Nacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura) E. Ortego (Deportes) F. Álvarez (TV- Comunicación) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) Director General: Héctor Casado Económico- financiero: José María Cea Comercial: Laura Múgica Producción y sistemas: Francisco García Mendívil LUTO EN EL PERIODISMO L Ángel Acebes CHEMA BARROSO PLAN SEVILLA ORPRENDENTE plan de prejubilaciones voluntarias e incentivadas para los funcionarios que tengan 58 o más años. El ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, anunció ayer una medida polémica que pretende lograr una Administración más joven, cooperativa, funcional, eficaz, flexible, cualificada y próxima al ciudadano Lo de cooperativa puede prestarse a múltiples interpretaciones, no precisamente benéficas, pero lo que verdaderamente extraña es que se anuncie a bombo y platillo una jubilación flexible que ya estaba prevista en el diálogo social. ¿Tendrá truco el plan Sevilla? Los más desconfiados no descartan que detrás de la propuesta se escondan los intentos del Gobierno de ir modelando a su antojo una administración pública de probada lealtad. S A muerte de Jaime Campmany, maestro de periodistas y escritor excepcional, siembra de luto el mundo del periodismo, y muy especialmente esta Casa de ABC, donde ejerció ejemplarmente su trabajo desde que se incorporó en 1977 como cronista parlamentario, hasta llegar a conformar una de sus más claras señas de identidad. Nuestros lectores son los mejores y más directos testigos de una trayectoria profesional y una dedicación ejemplares, sólo interrumpidas por algún breve episodio de enfermedad. Acudía cada día a su cita con los lectores, erigiéndose a sí mismo en desafío y barrera que diariamente había que superar a base de ingenio, competencia y talento. Quienes se dedican a la tarea de escribir saben del esfuerzo, próximo al heroísmo, a que obliga la columna diaria. Cada día, el imperativo de colmar de palabras el espacio vacío. Bien puede ser calificado como el cofrade mayor, por su talante y por su prolongación en el cargo, de la Cofradía de la Columna, término que él acuñó con socarronería murciana. En ella siguió la magistral estela de su maestro César González- Ruano, cuya muerte en 1966 provocó el artículo que le valió el Premio Mariano de Cavia. Murciano de 1925, fue un niño de la guerra. Luego vinieron la Universidad (Derecho en Murcia, Filosofía y Letras en Salamanca) y los estudios de Periodismo en Madrid. Y la primera vocación poética y la definitiva- -sin olvidar nunca el amor primero- -periodística. No en vano, su primera Tercera de ABC glosaba la muerte de Neruda. Se ha dicho con frecuente razón que la mejor literatura española contemporánea se ha escrito en los periódicos. La nómina no es escasa. Hoy bien podría citarse un solo nombre: Jaime Campmany. Sin escritores como él, no habría tenido razón y sentido semejante afirmación. Así lo han reconocido reputados críticos y lectores que, en muchos casos, no compartían sus ideas. Pero el talento carece de ideología, y la literatura se clasifica a sí misma en buena, mala o regular, y no en de derechas o de izquierdas. Mas cuando tanto se abusa de la palabra compromiso para aplicarla siempre, rindiéndose a la dictadura de la corrección política, a los escritores de izquierda, cabe hoy atribuir el calificativo a nuestro admirado columnista. Jaime Campmany fue un escritor comprometido con unas ideas y unos principios a los que jamás traicionó y de los que nunca renunció. Pero esta circunstancia no le ha negado la virtud de la generosidad para reconocer el mérito de aquellos grandes colegas con los que exhibía radicales discrepancias ideológicas. Pues si en sus páginas no falta la crítica mordaz, casi siempre tenía como destinatarios a la falsedad, la indigencia intelectual y moral, el servilismo hacia los poderosos y el extravío y la corrupción de los políticos. Y siempre fue fiel a los principios que no dejó de defender, como tantos otros, cuando cambiaron los vientos de las modas o de las vigencias políticas. Su literatura demuestra que no es posible ejercer el periodismo de opinión si no se realiza desde una visión del mundo y con la adhesión a unos principios y convicciones. Para opinar hay que pensar y tener ideas. Mas, con ser su principal actividad literaria el periodismo de opinión, cultivó con talento otros géneros periodísticos (fue corresponsal, director de Arriba cronista deportivo y todo lo que un periodista puede ser) y literarios, como la poesía (anegada de su infinita vocación para la ternura) la novela, el ensayo, la poesía satírica e incluso la historia bajo la forma del romance. Sobre todos ellos proyectó su talento literario y su ingenio. Y el humor, que vierte siempre sobre la crítica sus gotas de humanismo y comprensión. Reírse del vicio es también reconocer los límites de la condición humana y así comprenderla y salvarla. Puede haber maledicencia en la burla, pero no en el humor. Y también una inmensa cultura derivada de una intensa y frecuente relación con los clásicos, sobre todo españoles. Detrás de un gran escritor hay siempre un gran lector. Ayer nos dijo adiós un gran maestro que ha honrado estas páginas y la historia toda del periodismo español. Era mucho más de lo que confesaba ser: un invento de sus amigos. Era en realidad, más que un columnista, un género literario. Ha muerto- -mejor dicho, ha pasado a vivir otra vida inacabable- -con el artículo puesto y enviado, encadenado a las rotativas. Puede decirse de él lo que dejó escrito de González- Ruano: hasta el último aliento de sus pulmones ha servido para alimentar el latido del periódico. UN AUTO INQUIETANTE L Estado de Derecho se basa en el deber de los ciudadanos de respetar y acatar las resoluciones judiciales, como acuerdo básico que hace posible la convivencia. Pero en un Estado que además es democrático, los ciudadanos tienen el derecho a preguntar- -y a que alguien les responda- -a qué se atienen determinadas decisiones que rompen el sentido común, el conocimiento de la experiencia e incluso la recta interpretación de la ley. Y la pregunta es muy sencilla: ¿funciona bien el sistema legal y judicial de un país comprometido contra el terrorismo cuando un asesino en serie como Ignacio de Juana Chaos, con 25 asesinados en sus manos y 3.000 años de condena, estará en libertad el próximo mes de agosto, después de permanecer sólo 18 años en prisión? De hecho, en octubre pasado, el ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, comprometió su palabra en hacer lo posible para evitar esta puesta en libertad. Cabría aceptar que el Código penal que se le aplicó establecía la reducción de condena por trabajos en la cárcel, pero lo que no tiene tan fácil explicación es que un juez de la Audiencia Nacional haya rematado el desafuero A GARROTAZOS E N vísperas de la cumbre europea, los ministros de Exteriores de la UE comprobaron ayer hasta qué punto pintan bastos en Europa. La negociación presupuestaria y el futuro de la Constitución permanecen embarrancados, ante la negativa de unos y de otros a flexibilizar sus posturas. Movimientos tácticos de una riña a garrotazos que recorre el eje París- Berlín- Londres y de la que España puede salir magullada. De la cerrazón británica por el cheque al empecinamiento alemán por el límite del gasto, pasando por Francia y la política agraria. Todos a lo suyo y nosotros a lo nuestro, con Moratinos rompiendo el fuego en Luxemburgo. E que representa esta hiriente libertad con un auto que pudo evitarlo y que, como se refleja en el duro recurso del fiscal, es inadmisible tanto en lo que afecta al etarra De Juana Chaos como en la visión pueril que muestra sobre ETA. El juez Santiago Pedraz, quien también forma parte del Tribunal que debe dictar sentencia en el proceso contra Jarrai- Segi- Haika (las juventudes de ETA Batasuna) ha rechazado el procesamiento de Ignacio de Juana Chaos por integración en ETA, al considerar que los artículos que publicó en Gara no acreditan su pertenencia a la banda. En enero de este año, otro juez de la Audiencia Nacional, Grande Marlaska, pensó lo contrario y ordenó la prisión provisional del etarra porque aquellos escritos probaban la integración actual de su autor en ETA. Nada mejor que leer nuevamente aquellos artículos para reconocer en ellos a un terrorista que lo sigue siendo, que no muestra ningún arrepentimiento y que anima a los suyos a seguir con la violencia. Y basta leer el auto del juez Pedraz para empezar a preocuparse por el efecto devastador que puede llegar a tener un error judicial en la lucha contra ETA.