Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 13 6 2005 Deportes 97 MOTOCICLISMO GRAN PREMIO DE CATALUÑA Dani Pedrosa acelera a fondo hacia el Mundial Sumó su tercer triunfo consecutivo, mientras que Lorenzo se cayó al golpearse con De Angelis TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN MONTMELÓ. Daniel Pedrosa triunfó en el duelo español con Lorenzo en 250 sin sacar la pistola y consumó una cuarta victoria en el Mundial que le destaca en la clasificación general después de los sufrimientos vividos en Portugal y China. Un triunfo que significó la consecución de dos hitos. Es el primer piloto español que alcanza en Montmeló un éxito en la categoría de 250 y es la primera vez que Dani se adjudica tres grandes premios seguidos. El campeón vuelve a pisar los pasos que hace un año le llevaron a la gloria. Conquistó un éxito esplendoroso, pero inicialmente le afectó el ambiente de guerra creado en torno a los dos españoles, un hecho extraño en un piloto que está acostumbrado a librar grandes batallas. Dani salió tan nervioso como Jorge y tardó en recuperar la clásica frialdad que le ha llevado a los éxitos. Precisamente, el accidente entre su compatriota y De Angelis fue el punto de partida para aplicar su táctica triunfal, la tocata y fuga hasta la victoria. Y es que hubo dos carreras diferentes. Una, con Lorenzo, y otra, sin él. Dani volvió a ser Pedrosa cuando Jorge no estuvo. Un dato que refleja que el mallorquín será su principal adversario a partir de ahora. Otro récord de público Montmeló consiguió una nueva plusmarca de asistencia con 191.976 espectadores en sus gradas durante los tres días de competición. El año pasado alcanzó las 168.498 personas en las tres jornadas del Gran Premio, cifra que en la presente temporada se ha superado con creces. Ayer hubo 105.698 aficionados, dato que también es plusmarca, pues en 2004 acudieron el domingo 102.301 almas. El sábado también se protagonizó otra marca: 66.115. Y el viernes hubo otro hito en Montmeló: 20.163. El circuito de los récords es, sin duda, el catalán. Los aficionados se vuelcan en cada cita, sea de motos o de Fórmula 1. puesto, detrás de Randy de Puniet. Al cabo de dos vueltas Lorenzo era cuarto y Pedrosa, sexto. La caída de Porto y la salida de pista de Randy calentaron el duelo hispano. Barberá mandaba, De Angelis le pisaba los talones y Lorenzo tenía a Pedrosa sobre su cogote. Comenzó así un espectáculo de adelantamientos que terminó con casi todos. Sólo Dani se salvó de la quema. Aviso para navegantes. Y se salvó del fuego porque atacó para evitar quemarse en una caída. Superó primero a Giorgio después dejó atrás a Héctor, que le devolvió el golpe. El campeón se pasó posteriormente de frenada y era quinto... La afición vibraba, pero los pilotos españoles se la estaban jugando al límite. El pupilo de Puig fue inteligente. Vio el peligro y arriesgó para colocarse en cabeza y regatear lo que después sucedería. Batalla entre tres españoles Era tal la tensión que el número uno salió desastrosamente, peor que Lorenzo, que siempre arranca mal. El campeón no metió la primera marcha, tuvo que utilizar el embrague y se vio en la novena posición después de haber obtenido el sábado la primera. Giorgio era sexto. Mientras, Héctor Barberá se había colocado en el segundo Cincuenta victorias españolas en 250 Pedrosa consumó el triunfo número cincuenta del motociclismo español en la categoría intermedia, una cilindrada que nuestro deporte tuvo olvidada desde que Sito Pons conquistara sus dos primeros títulos mundiales (1988 y 1989) hasta que Fonsi y Elías, a partir del año 2002, reeditaron los éxitos en la segunda división de las dos ruedas. Precisamente Sito, con quince victorias, es el líder de ese medio centenar de éxitos, y Pedrosa, con once, se ha encaramado ya a la segunda posición al cabo de veintidós carreras en temporada y media. Elías, con siete, es el tercero. Fonsi y Cardús, con cinco, son los siguientes. Santi Herrero, con cuatro- -conseguidos en los años 69 y 70- -y Garriga, con tres, rematan los 50 laureles. Incidente Barberá- Corsi Pedrosa puso asfalto de por medio con sus rivales EFE Lorenzo, operado de doble fractura de clavícula El pilóto aseguró antes de la intervención que correría en Assen y los médicos dan el o. k. T. G. -M. MONTMELÓ. Mala suerte la del peleón Lorenzo. Cuando más ilusionado estaba, el infortunio se cruzó en su carrera. Rodó por la arena junto a De Angelis, se levantó en caliente y tardó en sentir su lesión. Lo peor no era el dolor, sino la posibilidad de perderse la siguiente carrera, el Gran Premio de Holanda. Jorge Lorenzo sufrió una doble fractura de la clavícula izquierda. Inme- diatamente se planificó una intervención quirúrgica para atajar la dolencia. El doctor Xavier Mir le operó a las cinco y media de la tarde. Le colocó una placa de titanio y siete tornillos. En principio, el piloto debería ser baja durante tres o cuatro semanas pero Jorge quería correr y finalmente se ha salido con la suya pues los médicos, tras la operación, dijeron que si todo iba bien, le dejarían correr en Assen dentro de quince días. Doblegó a Lorenzo, enseñó el tubo de escape a De Angelis y echó el humo a Héctor, que era líder, justamente en el giro del accidente que dejó fuera a Jorge. El balear tocó por detrás la moto de Álex de Angelis y los dos terminaron en la arena, aunque el español se llevó la peor parte del infortunio pues sufrió una doble fractura de clavícula. El equipo Telefónica Honda informó a Dani del K. O. de Lorenzo y ahí comenzó su cabalgada triunfal. Por detrás, Barberá, que luchaba para subir al podio, duplicaba la mala suerte del equipo Fortuna. Se topó con Simone Corsi, se le bloqueó un freno, se le movió el carenado de la Honda y desde ese instante sólo pudo correr a ciento treinta por hora. En el colmo de la desgracia, se quedó sin un punto en la vuelta final. No era el día de Fortuna. La que sí tuvo el número uno. Se habla de la suerte del campeón. Es un tópico. La suerte se encuentra, no se tiene. Y Pedrosa la encuentra casi siempre.