Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 LUNES 13 6 2005 ABC Economía Pérdidas económicas por sequía (A 7 de junio de 2005) TIPO DE GANADO Vacuno Ovino- caprino Apicultura TOTAL TIPO DE CULTIVO Cereal invierno Cereal verano Girasol Leguminosasproteaginosas TOTAL Cosecha media (tn) 19.000.000 4.500.000 700.000 500.000 Estimación cosecha 2005 8.000.000 3.600.000 280.000 125.000 Reducción cosecha 04 05 50 %20 %60 %75 (N colmenas) Déficit de lluvias desde el otoño Gasto (euros cabeza y día) 0,8 0,2 Importe diario 2,13 mill. 3,423 mill. Importe total 351,4 mill. 564,7 mill. 86,4 mill. 1.002,5 millones Pérdidas (millones) 1.320 108 105 de precipitaciones respecto a la media) 150 1.683 millones 0 25 50 75 100 Número de animales 5.263.486 20.000.000 2.400.000 Animales afectados 2.658.000 17.114.000 1.200.000 FUENTE: ASAJA Ministerio de Medio Ambiente E. SEGURA ABC La sequía pone al campo en una situación catastrófica, con pérdidas de 4.000 millones A los casi 3.000 millones ya confirmados hay que sumar más de mil de viñedos, olivar y girasol b Hace 67 años que España no atravesaba una sequía de tanta gravedad, ya que la padecida en 1999 fue más prolongada, pero menos severa PALOMA CERVILLA MADRID. Hace 67 años, desde que existe el sistema de medición meteorológica, que el campo español no se enfrentaba a una sequía como la que sufre en la actualidad. La anterior, que data de 1999, fue menos severa, aunque más prolongada en el tiempo. La actual es más intensa, y lo peor es que se desconoce hasta cuándo durará. Desde septiembre de 2004, el régimen de lluvias se encuentra por debajo de lo habitual. Prácticamente en toda España, las lluvias están por debajo del 75 respecto al mismo periodo del año anterior, destacando Comunidades autónomas como Castilla- La Mancha, Madrid, Extremadura y Andalucía, en las que las lluvias incluso bajan del 50 Esta espiral de sequía ya se ha cobrado sus primeros efectos en el campo español: cosechas de cereales, girasol y herbáceos inferiores hasta en un 75 respecto a las registradas en temporadas anteriores y un sector ganadero sin pastos para comer, lo que obliga a los propietarios a comprar alimento. Hace mes, COAG, UPA, Asaja y las Cooperativas cifraban en 1.800 millones las pérdidas en el campo como consecuencia de la sequía; en tres semanas, las cifras siguen subiendo y Asaja las eleva ya a 2.683 millones, de los que mil corresponden a la ganadería y 1.683 a la agricultura. Esta organización apunta además que en Castilla- La Mancha, Andalucía, Extremadura y Aragón los daños se sitúan por encima del 60 A estos datos hay que añadir los aproximadamente mil millones que se pueden perder en el viñedo, el olivar y el girasol en Andalucía, según las previsiones de los servicios técnicos de Asaja- Andalucía, aunque dependerá de la disponibilidad de agua para rie- go De esta manera, se trataría de pérdidas de aproximadamente 4.000 millones de euros. Hay Comunidades, como Castilla y León y Navarra, más tardías en las fe- El satélite que mide el índice de vegetación señala que en zonas de Andalucía y Extremadura no hay sequía chas de recolección y que hoy cifran sus pérdidas en un 50 y que en función del tiempo que haga en los próximos meses se pueden sumar a la trágica situación del campo según Asaja. La Unión de Pequeños Agricultores también hablaba la semana pasada de unas pérdidas de 1.625 millones, de los que 340 corresponden al campo andaluz, 461 a Castilla y León, 261 a CastillaLa Mancha, 260 a Aragón, 206 a Extremadura y 67 millones a Cataluña. Otros 30 corresponden a otras zonas. EFECTOS DE UNA SEQUÍA MAL GESTIONADA PEDRO BARATO PRESIDENTE DE ASAJA L a falta de precipitaciones en gran parte de la península ibérica, desde el inicio del año agrícola, está teniendo fatales consecuencias para la agricultura y la ganadería españolas, hasta el punto de que las pérdidas, contabilizadas hasta ahora alcanzan los 2.600 millones de euros. Si a esto sumamos los 1.500 millones de euros cuantificados como pérdidas provocadas por las heladas de este invierno, el montante global de daños en el campo español supera ya los 4.000 millones. El zarpazo de la sequía ya se ha dejado notar en dos de nuestras princi- pales producciones: los cereales de invierno, que pueden ver reducida la cosecha al 50 y la ganadería extensiva, en situación crítica desde hace meses como consecuencia de la falta de pastos naturales y el consiguiente gasto extraordinario de alimentación del ganado, lo que está abocando a la mayoría de las explotaciones ganaderas a situarse por debajo del umbral de rentabilidad. Sin embargo, éstas no van a ser las únicas producciones tocadas Si se prolonga la situación pueden sufrir importantes daños cultivos permanentes de secano (algunos de ellos seriamente afectados por las heladas) como almendro, olivar y viñedo, que multiplicarían las pérdidas si la sequía se prolongara. Además, las restricciones de agua para riego, que ya han comenzado a anunciarse, afectarán a otras producciones como hortalizas, algodón, maíz, arroz, etc. Ante este panorama, y tras afrontar el invierno más seco de los últimos 60 años, hace tan sólo unos días conocíamos la noticia de que el pleno del Congreso acababa con la posibilidad de reavivar el trasvase del Ebro, y además rechazaba una proposición no de ley del Partido Popular que instaba al Gobierno a adoptar medidas de apoyo a los agricultores y ganaderos afectados por la sequía. Con estos mimbres, sin las obras de infraestructura hidráulica necesarias para que un país cada vez más seco como España pueda optimizar y gestionar sus recursos, y ante la total falta de sensibilidad de este Gobierno con un sector que tiene todas sus inversiones tendidas al raso, a los agricultores y ganaderos sólo nos queda mirar al cielo y esperar que la generosidad del de arriba nos mande mucha ayuda en forma de abundantes lluvias.