Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 LUNES 13 6 2005 ABC Cultura y espectáculos Ayer cerró sus puertas la 64 Feria del Libro de Madrid, en la que los niños han sido los grandes protagonistas. Distribuida en siete capítulos (pares e impares tienen lectura propia) ésta es una historia sobre las historias que han sucedido estos días en el Retiro Una Feria de cuento TEXTO: GUSTAVO GALLO MACHADO FOTO: ERNESTO AGUDO Capítulo 1 Un día, la hoja en blanco decidió que quería divertir a muchos niños. ¿Cómo podría hacerlo? Pensó que tomar forma de avión era lo más indicado porque podría deslumbrar a los chicos desde el aire. ¡Un barco! eso también podría ser, porque al pequeño se le abriría la ilusión de recorrer los mares, los ríos, los lagos, todas las riquezas del Océano. Pero también estaba la posibilidad de transformarse en un pájaro para llevarle al diverso mundo de la naturaleza, de las aves, de la libertad. Sin embargo, no, todo aquello sería efímero y sólo alcanzaría para un chico y su sueño era perdurar y llegar a cientos de peques. Entonces, surgió la mejor idea de todas, la que le llenó de alegría y de aviones, de barcos, de pájaros, de leones, de flores, de grillos, de colores... Sería un hermoso cuento. Capítulo 2 A las seis de la tarde, al pabellón infantil de la Feria del Libro de Madrid no le caben los chavales. De uno, dos, tres, cuatro, ocho, doce años. El gran escaparate infantil está a reventar y todos metidos en lo suyo: buscar el mejor de los libros para gozar y asombrarse con lo que hay adentro. Manuel, de nueve años, es uno de ellos. El chico fue con sus padres por iniciativa propia según cuenta, a lo que los adultos asienten con la cabeza. Oye, es que esto de venir aquí es muy guay, porque hay de todo un poco y ya he venido con los chicos del cole antes. ¿Cómo nace un cuento? Vamos, que no tengo idea, pero desde que tengas ideas en la cabeza se puede hacer responde en medio de risas. En otro rincón está Joan, que a los cuatro años agarra libros amarillos, verdes, rosas, para armar una casa y por más que su madre le muestra los dibujos de mariposas y gusanos, ella se empeña en armar la difícil estructura. Un pequeño trata de alcanzar un cuento en un stand de la Feria Capítulo 3 Entonces, la hoja blanca se aprovechó de la magia que tenía un escritor para que sobre ella aparecieran cientos de letras divertidas que narraban la historia de un fraile regordete y cachetón que, con sus amigos, iba de un lado a otro ocurriéndosele las más fascinantes aventuras. A través de este personaje, podría enseñar la riqueza de la naturaleza, de los animales, de los mares, incluso inculcaría el amor por la literatura, porque las historias que estaban en su cuerpo estarían repletas de magia, aventura, color y sonrisas. Pero para dar espacio a todos los matices, también se abriría lugar a lo desconocido, a la imaginación, a la ficción. Incluso dejó claro que también quería enseñar a leer y a escribir, porque el espectro de su contenido sería grande. de ellos, porque les llama la atención por alguna razón ya sea el dibujo, los colores, la historia misma asegura. Añade que en la minibiblioteca que hay allí, se buscó un tema general que gustara: crecer y otras aventuras, pero no sólo crecer hacia arriba, sino también por dentro, porque la lectura les enriquece. Incluso hay chavales que vienen una, dos, tres, varias veces al pabellón y toman el mismo libro para leer y leer la historia que les gustó apunta. Capítulo 4 Samuel Alonso, uno de los responsables del pabellón infantil de la Feria, cuenta que desde que comenzó el evento, cientos de chicos se han acercado para ver y gozar de los libros de toda clase que se exhiben con el objetivo de que padres, niños y adolescentes puedan ver, leer y tocar los títulos que se ofrecen. Muchos se acercan a preguntar dónde pueden comprar tal o cuál libro. Si bien es cierto que el padre tiene que ver en la elección, la decisión final es Capítulo 5 La hoja decidió entonces que, pese a que tenía un emocionante cuento, faltaba el color a las formas redondas de éste y de otros personajes que lo protagonizarían. Una vez más abusó de la genialidad de otra persona, esta vez especializada en ilustrar y dibujar, para que llenara de vida y matices su cuerpo, hasta entonces de una gran palidez. Montañas, ríos, flores, leones, tigres, jirafas, mariposas, libélulas, ciu- Cientos de chicos se han acercado a pabellón infantil de la Feria para ver y gozar de libros de toda clase