Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 Sociedad LUNES 13 6 2005 ABC Medio Ambiente Dimite el funcionario de la Casa Blanca acusado de alterar informes sobre el cambio climático La portavoz presidencial niega que la renuncia esté relacionada con estas acusaciones Times el que publicó los documentos en los que la pluma de Philip Cooney siembra dudas sobre hallazgos que muy pocos científicos discuten ABC MADRID. Philip Cooney, titular del Consejo de Calidad Ambiental de la Casa Blanca, renunció el pasado viernes a su cargo tras la publicación de que había alterado informes gubernamentales relacionados con el cambio climático. Lo destapó el New York Times el pasado día 8, al día siguiente la Casa Blanca lo negaba, pero sólo un día despues Cooney dimitía. Sin embargo, el sábado la portavoz presidencial Erin Healy negaba que su decisión tuviera algo que ver con la controversia desb Fue el New York atada por las revelaciones de la semana pasada. En los documentos que publicó el New York Times puede verse claramente cómo Cooney, que carece de estudios científicos, corregía los documentos de varios grupos de investigación gubernamentales añadiendo o quitando palabras para sembrar dudas sobre hallazgos que muy pocos científicos discuten. George W. Bush AP Ejemplo de manipulación El borrador del informe Nuestro planeta cambiante decía: La labor del Instituto de Investigación del Cambio Climático es facilitar el uso de esta información científica en las políticas y las estrategias de respuesta para la adaptación y la mitigación a escala internacional, nacional y regional Conney escribe: La labor del Instituto de Investigación del Cambio Climático es reducir las significativas incertidumbres que aún hay asociadas al cambio climático inducido por el hombre y facilitar el uso de la información científica en las políticas y posibles estrategias de respuesta para la adaptación y mitigación Cambios de significado Así, por ejemplo, en el Plan estratégico del programa científico para el cambio climático, Cooney dejó reducido a una línea todo un párrafo en el que se decía textualmente que el calentamiento también provocará la reducción de los glaciares de montaña y el adelanto del derretimiento de la nieve en las regiones polares y continuaba explicando los serios impac- tos que esto tendría sobre las poblaciones locales, y las complicaciones que supondría el cambio en el régimen de precipitaciones y la posible intensificación e incremento en la frecuencia de fenómenos hidrológicos extremos La pluma de Cooney sólo escribió: El calentamiento podría conducir a cambios en el ciclo del agua en las regiones polares Las alteraciones que este funcionario introducía en los informes llevaban a claros cambios de significado. En el borrador del informe Nuestro planeta cambiante decía que muchas observaciones científicas indican que la Tierra está experimentando un periodo de cambio relativamente rápido Tras pasar por las manos de Cooney, el informe final decía: Muchas observaciones científicas llevan a la conclusión de que la Tierra podría estar experimentando un periodo de cambio relativamente rápido En otro documento añadió la palabra extremadamente en una oración, con el siguiente resultado: Atribuir las causas de los cambios biológicos y ecológicos a las variaciones climáticas es extremadamente difícil Antes de ingresar en la Casa Blanca en el año 2001, Philip Cooney, de 45 años, era abogado del Instituto Americano del Petróleo, el principal lobby de la industria petrolera en Estados Unidos, donde lideraba el grupo dedicado a cuestiones climáticas en el que mantuvo posiciones contrarias a las restricciones de gases de efecto invernadero causantes del cambio climático.