Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 13 6 2005 31 Fermín Lucas, director general de Ifema: Crecemos con mucha fuerza en número de visitantes extranjeros El PP regional crea 28 gestoras por toda la región para poner orden interno en el partido Droga. Un hombre se pincha heroína después de utilizar como goma un cinturón zona de Las Torres duerme en aparente tranquilidad, al igual que el cercano poblado del Romancero Gitano, que de poético tiene bien poco. Se trata de la cuna de los aluniceros tal y como lo atestiguan los cuatro coches deportivos aparcados a las puertas del chalé de Lázaro, uno de los más conocidos de Madrid. La mitad de su familia vive allí, excepto un hermano, que está pasando una temporada entre rejas. De repente, al fondo, una gran hoguera. Alguien ha prendido fuego a un contenedor y a un sofá. Las llamas crecen rápidamente. Algunos vecinos se asoman a los balcones y sonríen. Pese a que el fuego lleva tiempo prendido y que corre el peligro de extenderse a los coches que hay estacionados, nadie ha llamado a los Bomberos, quienes llegan rápidamente tras el aviso policial. Cerca de allí, el polígono Marconi, a pleno rendimiento. La prostitución establece su propio apartheid y las chicas se reparten por las calles dependiendo de su nacionalidad y tipología: españolas, con aspecto de toxicómanas (5) de países del Este de Europa (4) africanas, que se apostan en las paradas de autobuses (35) y transexuales (3) Son los datos del último censo, realizado antes de la puesta en funcionamiento de plan. La presencia policial, que se ha reforzado, da sus frutos, pero el problema persiste. Hay quien, Delincuencia común. Los contenedores arden en la calle y los vecinos no avisan incluso, utiliza su furgoneta para trasladar a un travesti y, a cambio de una comisión, facilitarle el vehículo para practicar sexo con sus clientes. La sorpresa no termina ahí. El piso da para más. Al otro lado del pasillo se abre otra puerta y aparece una niña de 8 años, también de origen suramericano- -como todos los ocupantes de la vivienda- que duerme sobre una sábana colocada en el suelo, a pesar de que en la cuarta habitación, donde no hay nadie, existe una litera y otra cama. La niña no tiene colchón. ¿Dónde está tu madre? Trabajando en el bar Cada dormitorio es una casa en miniatura. Cuatro habitaciones, cuatro familias diferentes, de las que no saben casi nada entre sí. Los bichos campan a sus anchas y tenemos a dos menores desamparados, de los que se hace cargo Emergencia Social de la Comunidad. Los padres- -inquiere un agente- -serán detenidos Amanece en Villaverde cuando diez de sus vecinos suman un folio más a su expediente policial. Hoy, esta noche, mañana, otro niño se mirará al espejo y verá a un viejo. ¿Les dará tregua el desamparo? Rodeado de cucarachas y moscas Pero la desdicha no se esconde sólo en los guetos; también vive en casas. Eso sí, rodeada de cucarachas y moscas. Como la habitación en la que llora un niño, de apenas 5 años, que se asoma a la ventana de una habitación, llamando a su madre y con peligro de caer al vacío. Son las cuatro y media de la madrugada y los padres del pequeño no están en casa. Cuando la Policía y los Bomberos penetran en el exiguo piso, se encuentran el esperpento. El niño está solo en la habitación, con la cara pintarrajeada; se oyen voces en el cuarto contiguo. ¡Salgan, es la Policía! Cuando se abre la puerta, aparece un hombre en calzoncillos acompañado de su esposa. Dicen que no son los padres del niño y que le habían oído llorar, pero no hicieron caso. El Mercedes me lo regaló mi tía cuando le tocaron los millones dice un asiduo al poblado de El Salobral La mayoría de las detenciones en el distrito corresponden a personas de origen extranjero