Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional LUNES 13 6 2005 ABC elecciones gallegas Los partidos GALICIA COMO Al PP le pasa con las manifestaciones lo que SÍNTOMA o se sabe bien si Manuel Fraga pelea en Galicia contra sus adversarios o contra las encuestas. O si lo hace contra las encuestas más desfavorables- -porque las otras ofrecen arcos de escaños que no establecen nada definitivo- -o contra sus propias ocurrencias para soslayar este enemigo demoscópico. Es una de las paradojas de una situación en la que el PP precisa no ya ganar las elecciones autonómicas del próximo fin de semana- -algo que nadie duda, ni las encuestas- sino hacerlo, si quiere gobernar, por mayoría absoluta. Si se analiza el asunto más allá de esa comunidad y de las circunstancias actuales, la verdadera y lamentable paradoja GERMÁN es la de una partitocracia YANKE que se vuelve dependiente, al margen del vencedor electoral (véase Cantabria, Aragón, Baleares... de grupos nacionalistas o de partidos minoritarios con un perfil más inclinado a los intereses que a las ideologías. Esta campaña gallega muestra que Pérez Touriño está más preocupado por presentarse como el posible socio del BNG que como representante de una alternativa creíble del PSOE. Es más, la posible alianza se da por hecho, si el PP no logra mayoría absoluta, sin considerar el programa de su hipotético socio o sus exigencias. La política se ha convertido en mera matemática electoral y cuando alguien subraya el proyecto o los peligros de las sumas contradictorias, como es el caso en Galicia del socialista Francisco Vázquez, se convierte en un engorro. La vida parlamentaria iberoamericana de este siglo tiene al herrerista uruguayo Martín R. Etchegoyen, un orador extraordinario, como protagonista de una de las anécdotas políticas más sabrosas. Llevaba en el Senado una hora criticando un proyecto gubernamental, muy ordenadamente, señalando uno tras otros los inconvenientes de la ley, cuando le pasaron una nota indicándole que su grupo había llegado a un acuerdo con el Partido Colorado y la apoyaría. Dijo sin inmutarse: Hasta aquí los argumentos en contra, pasaré ahora a exponer los argumentos a favor El riesgo de Fraga es no conseguir 38 escaños. El del PSOE, convertirse en una suerte de Etchegoyen petrificado sin la preparación, la ironía y la brillantez del senador uruguayo, formulando un programa que en vez de sustentar un proyecto facilite el acuerdo con quien nada tiene que ver con la socialdemocracia moderna. Al parecer, gobernar resulta consolador en toda circunstancia, pero ésta revela en ocasiones todo el patetismo de la burbuja política imperante en España. Discuten ahora los políticos de reformas estatutarias, de competencias y simulacros de agencias tributarias, se inventan naciones y, si se da el caso, disfrazan las cuitas de aldea de alianza de civilizaciones. Pero nadie parece preocuparse de la necesaria regeneración democrática y de dotar de sentido a la representación popular. Etchegoyen salió del paso, pero sus imitadores terminan creyéndose unos argumentos y los contrarios. Pase lo que pase el domingo, las vergüenzas y las hipotecas de nuestro sistema serán las mismas. N con el divorcio. No lo querían y ahora no paran Zapatero ironizó en la campaña con las últimas acciones de la oposición b Estamos realmente conten- tos de que descubran la calle. Cuando descubran los debates, no saldremos de los platós de televisión dijo el presidente del Gobierno G. LÓPEZ ALBA LUGO. El presidente del Gobierno aprovechó su incursión en la campaña electoral gallega para comentar en clave irónica la sucesión de manifestaciones contra su política apoyadas o convocadas por el PP, como la del sábado en Salamanca, que sucede a la celebrada la semana anterior en contra de una negociación con ETA y precede a la que se producirá contra los matrimonios homosexuales. Al PP le pasa con las manifestaciones lo mismo que con el divorcio. No lo querían y ahora no paran dijo entre el regocijo de sus seguidores. Y añadió, rememorando, aunque sin citarla, la frase que se atribuye a Manuel Fraga cuando era ministro de la Gobernación (Interior) la calle es mía que ahora la calle es de todos y todo el mundo tiene derecho a manifestarse libremente Además, José Luis Rodríguez Zapatero estableció un nexo entre el reciente descubrimiento de la calle por el PP y su alergia a los debates en televisión, al hilo de la negativa de Fraga a someterse a uno con los otros dos candidatos a la presidencia de la Xunta de Galicia. Estamos realmente contentos de que descubran la calle. Ya descubrirán los debates, es cuestión de tiempo. Zapatero, con Touriño en el mitin celebrado ayer en Lugo Pero ya podéis imaginar qué va a pasar cuando acepten los debates: no saldremos de los platós de televisión dijo. AFP Cara a cara El presidente del Gobierno esgrimió su propia experiencia para vaticinar que la negativa de Fraga a confrontar planteamientos con sus adversarios preludia su derrota electoral. En democracia, quien se niega a debatir es porque sabe que va a perder las elecciones afirmó, al tiempo que aprovechaba para recordar que en esto el presidente del PP, Mariano Rajoy, no le puede enseñar a Fraga ya que se negó a un cara a cara con él en televisión en la campaña para las elecciones generales de 2004. Aunque de forma tangencial, también replicó a las críticas que le dirige el PP por lo que este partido juzga carencia de proyecto para España. Quien preside este Gobierno tiene una visión clara de la cohesión de España proclamó. Esa idea incluye realizar un mayor esfuerzo inversor en aquellos territorios que arrastran un atraso secular en infraestructuras, como las regiones de Galicia o Castilla y León. El PSOE intenta desanimar al voto popular: No está en juego el futuro del PP, sino el de Galicia G. LÓPEZ ALBA LUGO. Hacía veintiséis años- -desde 1979- -que el PSOE no se atrevía a convocar un acto electoral en el viejo Pabellón Municipal de Deportes de Lugo, con capacidad para unas tres mil personas. Ayer lo hizo y se le quedó pequeño, lo que los organizadores interpretaron como prueba de que el cambio es imparable en Galicia Por si acaso, acudió su líder nacional, José Luis Rodríguez Zapatero, a poner en la balanza electoral el peso de la presidencia del Gobierno. Como presidente del Gobierno, vengo a ratificar mi compromiso con Galicia y su desarrollo. No regatearé ni un esfuerzo ni un euro del Presupuesto de España para apoyar al Gobierno de Emilio Pérez Touriño afirmó. Sólo ofrece miedo Zapatero puso el acento en que el PP sólo ofrece miedo y Rajoy se pasa los días inaugurando catástrofes Pero, sobre todo, intentó evitar que el temor a una derrota con repercusión nacional movilice a los votantes del Partido Popular: Aquí no está en juego el futuro del PP, ni el futuro de Mariano Rajoy, ni el futuro de Manuel Fraga, le que- de lo que le quede; aquí está en juego el futuro de Galicia y de los gallegos Un futuro que- -subrayó- -pasa por el voto de los jóvenes y que es inviable con el PP, según argumentó con una metáfora automovilística ahora que el desportista de moda es el piloto Fernando Alonso. Cuando un motor no da más de sí, lo arriesgado es no cambiar; cuando las ruedas están gastadas, lo arriesgado es no cambiar; y cuando el piloto está cansado e irritado, lo arriesgado es no cambiar señaló, para concluir que lo seguro para Galicia es que haya cambio y garantizar que ese cambio supondrá pasar de la Galicia de los favores a la Galicia de los derechos Por otra parte, aprovechó el llamamiento de Rajoy a que se produzca una oleada de sentido común en las urnas para pedirle que no espere al 19- J y ponga un poco de sentido común en las cosas que dice Fraga sobre las mujeres