Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 13 6 2005 11 Mata a un amigo golpeándole con una bombona de butano durante una fiesta en Barcelona Asesinan de sendos tiros en la cabeza a un hombre y a una mujer en una vivienda de un pueblo de Castellón Rajoy tacha de mentira descomunal que reciba informes del CNI sobre ETA El líder popular exige a Zapatero que rectifique y le amenaza con llevar el asunto al Congreso b Fuentes del Gobierno apunta- ron ayer que el jefe de la oposición sabe que no hay negociación con la banda por las notas reservadas que le envía Inteligencia J. L. LORENTE LA CORUÑA. Si el Gobierno ha hecho una política antiterrorista equivocada, que no intente echar la culpa a los demás El líder de la oposición, Mariano Rajoy, quiso desmentir ayer las informaciones periodísticas difundidas por la agencia Europa Press que, citando fuentes gubernamentales, apuntan que el PP ha recibido información del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) sobre ETA. Tras acusar al Gobierno de mentir y calificar de política disparatada la gestión de la lucha antiterrorista que hace el Ejecutivo, el presidente del PP tachó de última y descomunal mentira lo dicho acerca de que él sabe que no hay ningún proceso de negociación con ETA, no sólo por la información de Moncloa, sino también por las notas periódicas y reservadas que recibe del CNI sobre el tema antiterrorista y otros de relevancia nacional. Dicho esto, el líder de la oposición exigió al jefe del Ejecutivo, Zapatero, que desmienta la noticia. Si no lo hace, el presidente del PP está dispuesto a llevar este debate al Congreso de los Diputados. Precisamente, Zapatero intentó hace varias semanas sacar a relucir este asunto en la Cámara Baja, en el transcurso de una de las últimas sesiones de control al Gobierno. El objetivo del presidente del Gobierno era desmontar la estrategia del PP, que durante cuatro semanas consecutivas llevó el debate sobre la lucha antiterrorista al Congreso. En el Parlamento Pero Zapatero no pasó entonces de meras insinuaciones veladas, que siempre fueron rebatidas por el líder de la oposición. Mariano Rajoy negó en aquella ocasión que tuviera noticias de que la negociación entre ETA y el Gobierno no se estuviera produciendo. Fuentes del PP hacían hincapié ayer, a raíz de la información de que el primer partido de la oposición cuenta con informes del CNI en materia de lucha antiterrorista, en que, si Rajoy realmente tuviera datos para estar seguro de que no se han dado pasos de acercamiento a la banda, el líder de los populares no preguntaría sobre ello en sede parlamentaria. Por la tarde, en declaraciones a Efe, el Gobierno negó haber acusado al PP de contar con información confidencial sobre la existencia o no de contactos con ETA, así como que este partido tenga informes del CNI al respecto. Fuentes del Ejecutivo citadas por la agencia pública informaron de que ninguna fuente autorizada del Gobierno es responsable de la información difundida por Europa Press. Después de producirse esta matización, Europa Press insistió en que el origen de la información está en un relevante y destacado miembro del Gobierno por lo que le otorgó toda la credibilidad. Rajoy responde a las preguntas de un grupo de universitarios en La Coruña PACO GARCÍA años. Pero no son pocos en el partido los que apuestan, a la vuelta del verano, por poner encima de la mesa otras cuestiones de índole económica y social, que son las que nos distinguen también como partido de Gobierno Conscientes de que desde la oposición es difícil marcar el paso y lo normal es ir a rebufo de los debates y planteamientos del Gobierno, hay quien alerta del peligro de que el PP sea visto como el partido del no En estos mismos pensamientos están algunos dirigentes territoriales, en su caso instalados en el horizonte de las elecciones locales y autonómicas de 2007. Lo que no empecemos a hacer ya no lo haremos seis meses antes de los comicios alega uno de ellos. No valen autojustificaciones. Todos somos mayorcitos para saber qué es lo que tenemos que hacer cada uno agrega ante las críticas que muchas veces se vierten desde las regiones a la estrategia de la calle Génova. En todo caso, una pregunta está en el aire, y no es otra que saber lo que puede pasar en el PP en caso de que se pierda el poder en Galicia. Rajoy no parece dispuesto a hacer cambios en el diseño del partido que surgió del último congreso y con ese mismo equipo pretende llegar a la cita congresual del año 2007. En lo que sí coinciden lasdistintas fuentes consultadas por este periódico es en que no hay ruido de sables y cualquier ambición personal, por muy legítima que sea, aducen, tendrá que esperar más allá de las próximas elecciones generales Si el Gobierno ha hecho una política antiterrorista equivocada, que no eche la culpa a otros