Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 DOMINGO 12 6 2005 ABC Economía Acuerdo histórico entre los miembros del G- 8 para perdonar la deuda de 18 países pobres El pacto, que incluye a Bolivia, podría extenderse más adelante a otros veinte estados b Blair y su ministro de Finanzas llevaban meses intentando convencer a los socios del grupo para que adoptasen medidas ambiciosas contra la pobreza EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. Los ministros de Finanzas del G- 8, el grupo de los países más ricos del mundo y Rusia, acordaron ayer en Londres cancelar inmediatamente la totalidad de la deuda de 18 de los países más pobres del mundo, y anunciaron su disposición a aplicar esta iniciativa a otros veinte países si demuestran cumplir los requisitos de mejora de la transparencia en la administración, de lucha contra la corrupción y de cumplimiento de los programas acordados con el Fondo Monetario Internacional (FMI) El acuerdo, que supone la eliminación de unos 40.000 millones de dólares de deuda de catorce países africanos y cuatro sudamericanos, será aprobado en la cumbre de los jefes de Estado o de Gobierno del G- 8 que se celebrará entre los días 6 y 9 de julio en la localidad escocesa de Gleneagles. A ella acudirán los representantes de EE. UU. Alemania, Japón, Reino Unido, Francia, Italia y Rusia. La decisión deberá ser también ratificada por el FMI, el Banco Mundial y el Banco Africano de Desarrollo, ya que la deuda que se condona es ayuda otorgada por estas instituciones, que también han participado en el acuerdo. Los 18 países escogidos se ahorrarán además el pago de cerca de 1.500 millones de dólares que en conjunto pagan anualmente en concepto de intereses. El grupo de países beneficiarios está formado por Benin, Bolivia, Burkina Faso, Etiopía, Ghana, Guyana, Honduras, Madagascar, Malí, Mozambique, Nicaragua, Níger, Ruanda, Senegal, Tanzania, Uganda y Zambia. Dentro de año y medio podrían ver también eliminada su deuda otros nueve países (Camerún, Chad, República Democrática del Congo, Gambia, Guinea Bissau, Malawi, Santo Tomé y Príncipe, y Sierra Leona) lo que supondría la cancelación de 55.000 millones de dólares. Gordon Brown, ministro de Economía británico, conversa con el director gerente del FMI, Rodrigo Rato EPA Los protagonistas de la Cumbre del G- 8 en la clásica foto de familia AP Famosos en la cumbre Las cumbres de los países poderosos han comenzado a ser reclamo también de personajes famosos que con su presencia desean contribuir al compromiso en la ayuda a los países pobres. A Bono, cantante de U 2, tradicional ya en estos foros, y a Bob Geldof, que promueve el concierto Live 8 que coincidirá con la próxima cumbre del G- 8, se ha sumado estos días Claudia Schiffer. La modelo alemana posó ante carteles de Gordon Brown y los demás ministros de Finanzas del G- 8. Schiffer, con residencia en el Reino Unido, afirmó que si viviera en África habría contado con una posibilidad entre cinco de morir en los dos partos que ha tenido. Los líderes mundiales no pueden cerrar los ojos ante esto afirmó. tos a cerca de 300.000 millones de dólares. El primer ministro británico, Tony Blair, pretende que el encuentro de Gleneagles suponga un claro compromiso en la reducción de la pobreza en el mundo, singularmente en África. La cancelación de la deuda deberá permitir a los países beneficiarios un mayor margen para realizar inversiones en salud, educación y desarrollo. Tanto Blair como su ministro del Tesoro, Gordon Brown, llevan meses intentando convencer a los demás socios del G- 8 de medidas ambiciosas. Aunque el premier británico no logró arrancar un sustancial aumento de la ayuda de EE. UU. a África durante su visita a la Casa Blanca de comienzos de semana, Brown pudo ayer presentar un pacto en relación a la deuda con algunos de los países más pobres. Tiempo para la osadía Este es el mayor acuerdo que nunca los ministros de Finanzas han hecho sobre deuda y pobreza. No es tiempo para la timidez sino para la osadía proclamó Brown en rueda de prensa, tras una jornada de intensas reuniones bilaterales en las que también participó Rodrigo Rato como director gerente del FMI. El pacto quedó dibujado ya el día anterior cuando la Casa Blanca anunció su aceptación de los términos del acuerdo. Tercer grupo Un tercer grupo de once naciones, también todas ellas africanas, quedaría a la espera de la mejora del cumplimiento de sus condiciones de trasparencia y lucha contra la corrupción (Angola, Burundi, República Central Africana, Costa de Marfil, Comoros, Congo, Liberia, Burma, Somalia, Sudán y Togo) El total de la deuda externa de los países africanos asciende en estos momen-