Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 Cultura MULTITUDINARIA PROTESTA CONTRA EL TRASLADO DEL ARCHIVO DE SALAMANCA DOMINGO 12 6 2005 ABC EL ARCHIVO COMO PRETEXTO CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS M Una pancarta mostraba a Zapatero caracterizado como Darth Vader ICAL ERC se permite felicitar a la derecha por manifestarse y no dar golpes de Estado ABC BARCELONA. El secretario general de ERC, Joan Puigcercós, atribuyó la marcha convocada en Salamanca contra la devolución de parte de los documentos del Archivo de la Guerra Civil a Cataluña a otra maniobra del PP que responde a la campaña movilizadora iniciada la semana pasada, con la manifestación en Madrid en rechazo al diálogo del Gobierno con ETA, y que proseguirá el próximo fin de semana, con la movilización contra los matrimonios entre homosexuales también en la capital española. Puigcercós reconoció, en declaraciones a Europa Press, que a la convocatoria iban a acudir ciudadanos que quieren salir a la calle para reclamar unos papeles que les han dicho que son suyos, aunque no sea así No obstante, señaló que, en realidad, la marcha responde a otra maniobra del PP contra la devolución de unos documentos incautados como botín de una dictadura que pisó los derechos humanos de muchas personas, y forma parte de una campaña movilizadora iniciada por el PP la semana pasada, con la manifestación de Madrid Aun así, aseguró que su formación considera lícito que la derecha se manifieste y, en este sentido, añadió que es mejor que se manifieste a que hagan golpes de estado, como hicieron hace años Sin embargo, dijo que, en la práctica, el PP todavía continúa en su dinámica guerracivilista Por último, Puigcercós quiso lanzar un mensaje tranquilizador a las personas que se manifestarán ayer, asegurando que Salamanca no perderá nada con la devolución de los papeles a Catalunya, ya que continuará teniendo su Archivo CiU: Que esto no dilate la entrega El portavoz parlamentario de CiU, Felip Puig, aseguró que espera que la manifestación no dilate el gesto de justicia histórica de la devolución de los Papeles de Salamanca a Cataluña. Puig afirmó que respetamos el derecho a manifestarse, pero se trata de una manifestación que intenta parar la devolución de los papeles a lo que añadió que esperamos que el Gobierno sea valiente y no la detenga Puig lamentó que el PP juegue a la demagogia y manipulación de la gente anifestarse en Salamanca, renacentista y dorada, es una bendición. Además de la compensación moral, te llevas el regalo de la estética. De todas maneras, la reclamación de una parte del Archivo de la Guerra Civil de Salamanca por parte del Gobierno de Cataluña dejó en el atardecer de ayer el sabor amargo que produce la amenaza del nacionalismo catalán, ya, por cierto, en su fase de consolidación. En efecto, al plantear esta operación como una batalla en el exterior los catalanes dan a entender que han cubierto ya las etapas de la construcción de la nación y que están ya en la fase de la expansión. El acoso al Archivo de Salamanca es una salida al territorio enemigo Castilla y León como región odiada. El nacionalismo se realiza cuando se cumplen estos deseos primarios y brutales, especialmente gratificantes cuando se piensa que la conquista se da sobre el antiguo dominador, ahora, por fin, vencido. Pero, además, para los nacionalistas y los socialistas- -para los social- nacionalistas en definitiva- -esta batalla contra Salamanca y contra Castilla con el pretexto del Archivo tiene la pretensión de modificar la imagen de Cataluña. Tratan de demostrar que el Archivo de la Guerra Civil fue el producto de un acarreo documental franquista en detrimento de Cataluña, que habría sido una región expoliada, vencida, sojuzgada por la Castilla fascista. Es verdad que nadie con una mínima idea de lo que ocurrió hace setenta años puede dar crédito a esta impostura, pero ¿acaso el nacionalismo no vive de supercherías y falsificaciones de la Historia? Hay un aspecto de esta invención que tarde o temprano pagarán los catalanes. Al desentenderse de su pa- Una manifestante venida de León sado carlista, católico, franquista... no sólo desfiguran su personalidad histórica sino que impiden el reconocimiento de la cultura catalana representada por sus mejores creadores, desde Balmes a Verdaguer La Atlántida Patria desde Gaudí (en proceso de beatificación) a Maragall, desde D Ors (y el mito de La ben plantada a Pla, desde el arquitecto Coderch a Martín de Riquer (padre de Borja) ¿Y dónde habría que situar figuras civiles como Cambó, Porcioles, López Rodó, Ullastres, Narcís de Carreras o Estapé? Pero si es triste asistir a esta locura colectiva, a esta ficción, a esta visión digna de un retablo de las maravillas de nuestro tiempo ¿qué decir de los compañeros de viaje que les han salido a los nacionalistas como, por ejemplo, la ministra de Cultura? Por eso se me ocurre que el grupo de intelectuales catalanes no nacionalistas (Félix de Azúa et alii) podrían tomarse la defensa de la integridad del Archivo de Salamanca como su primera aportación a las reivindicaciones españolas y a la restauración de la verdad que se han marcado como objetivo.