Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 DOMINGO 12 6 2005 ABC Cultura y espectáculos REACCIONES Ángel Acebes Secretario general del PP Zapatero y ERC están llevando una política que pretende romper aquellos elementos que nos unen y nos representan a todos los españoles Carmen Calvo Ministra de Cultura El PP está mintiendo; la unidad del Archivo no se rompe, y decir otra cosa es querer enfrentar a unos con otros, ¿Cuántos autobuses han ido desde Cataluña? Juan Vicente Herrera Presidente de la Junta de Castilla y León Zapatero debe escuchar hoy para rectificar mañana. El traslado es un disparate y la respuesta de la sociedad castellano- leonesa ha sido serena y tajante Un aspecto de la masiva concentración en la Plaza Mayor de Salamanca; a la derecha, la cabecera de la manifestación junto a la sede del Archivo de la Guerra Civil Masiva protesta en Salamanca para exigir a Zapatero que no desmiembre el Archivo La marea de casi 100.000 ciudadanos superó con creces a la manifestación de hace 10 años b Clamor de multitudes en Casti- lla y León, con el PSOE como gran ausente, contra la política del Gobierno de romper la integridad del Archivo de la Guerra Civil JOSÉ LUIS MARTÍN SALAMANCA. Nuevo varapalo ciudadano contra el Gobierno socialista en tan sólo una semana. Salamanca y Castilla y León fueron ayer un clamor contra la decisión del Ministerio de Cultura de trasladar a Cataluña parte de los documentos del Archivo de la Guerra Civil con sede en la capital charra y por dar vía libre a la desmembración de este centro documental. Ni los más optimistas auguraban una manifestación (avalada por el Ayuntamiento salmantino, 50 intelectuales y 20 asociaciones y colectivos y la única presencia política del Partido Popular) tan imponente como la que ayer se vivió en el corazón de la capital del Tormes, donde se manifestaron más de 80.000 personas- -Herrera habló de 100.000 y la Subdelegación del Gobierno rebajó la cifra a 30.000- reforzadas por 200 autobuses de otras provincias organizados por el PP. La piedra dorada de Villamayor que recubre los edificios charros fue fiel testigo de la fuerza colectiva que ocupó el casco histórico y donde durante más de una hora los salmantinos, castellanos y leoneses y ciudadanos procedentes de otras comunidades- -fundamentalmente Madrid y Extremadura- -exigían un último atisbo de lucidez al Ejecutivo socialista para que rectifique esta decisión y mantenga los papeles en Salamanca. Y es que ayer los salmantinos echaron el resto con la esperanza de que Za- patero escuche esta protesta y cambién de decisión, tal y como ocurriera hace 10 años cuando también se echaron a la calle y el entonces presidente Felipe González no se dejó embaucar por las exigencias de los nacionalistas catalanes como está ocurriendo ahora. Una hora antes del inicio de la marcha, la Plaza Mayor comenzaba a acoger a los primeros manifestantes que, portando banderas españolas, se entremezclaban con los dirigentes nacionales y regionales del PP. Contra Carod- Rovira Los gritos espontáneos de la gente que asistió a la manifestación iban in crescendo a medida que pasaban los minutos y todos ellos iban dirigidos a Zapatero y, sobre todo, al ministro salmantino, Jesús Caldera, pero ni una sóla exclamación contra los catalanes, lo que evidencia que no es una guerra entre comunidades sino contra las pretensiones de Carod Rovira. A las ocho de la tarde la imagen aérea del centro de la ciudad avisaba de la increíble participación ciudadana, nunca vista en Salamanca. Las calles adyacentes eran un hormiguero que impedía a la gente moverse. Muchos fueron ayer los salmantinos que no pudieron recorrer el itinerario completo previsto y tuvieron que quedarse en los aledaños de la plaza, sin poder acceder a ella. La primera pancarta Por nuestros valores, por nuestra historia en común y por nuestra dignidad se erguía sobre las manos de los políticos populares que encabezaban la protesta: el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera; el alcalde salmantino, Julián Lanzarote; el secretario general del PP, Ángel Acebes; el portavoz del PP en el Senado, Pío Gar-