Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 11 6 2005 Los sábados de ABC 101 La batalla portátil Desde que Nintendo sacó a la venta su legendaria serie Game Watch a principio de los ochenta, las consolas portátiles constituyeron otro flanco ludópata capital, prácticamente monopolizado con la irrupción de la Game Boy a finales de la década y que, con ciento setenta millones de unidades despachadas, es la medalla de oro superventas de todos los tiempos. Ahora, por primera vez en muchos años, el gigante tiene quién le tosa: naturalmente, Sony, que el 1 de septiembre sacará a la venta su espectacular consola PSP, cuya pantalla de 4,3 pulgadas permitirá ver películas, fotografías y jugar online a través de una red inalámbrica con otras quince consolas. Su título- estrella de lanzamiento, Grand Theft Auto. Liberty City stories Su pega, el elevado precio: 250 euros. Cien más que su más feroz competidor, la Nintendo DS, ingenio de doble pantalla y con numerosas opciones de entretenimiento (lápiz óptico, chat inalámbrico, micrófono incorporado y hasta sensor de gravedad) que en pocos meses ya lleva vendidas la friolera de cinco millones de unidades. Con la baza de la fauna de la casa debidamente enjaulada (Mario, Pokémon, Yoshi y demás fieras) la DS prepara innovaciones como la conexión WiFi para finales de año, de la que se beneficiarán juegos como Tony Hawk Mario Kart o Animal Crossing ¿Y la vetusta Game Boy Advance? Pues también de estreno con su versión Micro, del tamaño de un paquete de tabaco. Renovarse o morir. Así las cosas, poco hueco queda para otros ingenios de bolsillo, a pesar del buen hacer de Nokia con su consola- teléfono móvil N- Gage (con títulos como Pathway to glory que explotan su modo online arena o de neófitas como la Gizmondo, simpática consola presentada en la E 3 2005 que incluye la posibilidad de hacer fotos o de descargar diversos contenidos digitales. Lo importante es participar. ¿O no? La PlayStation portátil, que saldrá a la venta en septiembre Jugones a los mandos de la PlayStation 2 maravilla (disponible para navidades, el que golpea el primero golpea mejor) haciendo hincapié en los servicios online atesorados por la 360, aglutinados en una guía de jugadores que permite conectar y compartir con los demás usuarios música por MP 3, películas, fotos y otros contenidos descargables. Y, cómo no, juegos: una batería espectacular integrada por títulos exclusivos como Perfect dark: zero Quake 4 PGR 3 Call of duty 2 o Dead or alive 4 la mayoría musculados por la pingüe opción Live de la consola, para muchos su tabla de salvación merced al dinamitero Halo 2 Encima, con un look ochentero y minimal de lo más coqueto. Todo muy bonito, sí. Pero faltaba algo: recuperar el orgullo, herido por el enemigo amarillo Así que a las pocas horas Bill Gates lanzó su picotazo público contra la PlayStation 3, dejando en evidencia sus puntos flacos respecto a su nueva criatura: que si su procesador Cell no es el más indicado para videojuegos sino más bien para procesamiento total de coma flotante que si la arquitectura de la CPU de la Xbox 360 tiene el triple de potencia que el de la PS 3, que si el ancho de banda del sistema de memoria de Xbox 360 es cinco veces superior al de PS 3... ¡Más silicio! ¡Es la guerra! Y, como no hay dos sin tres, por la tangente se coló lo último de Nintendo para el movidito año que viene: la Revolu- Las nuevas GameBoy, hasta ahora al frente de la batalla portátil Ninendo DS, éxito millonario tion, consola de media alzada cimentada sobre una filosofía muy corporativa: juegos para todos Según señaló Reggie Fils- Aime, vicepresidente de ventas y de Nintendo of America: Nuestra consola es pequeña pero matona, ya que logra integrar a toda clase de públicos, desde jugadores ocasionales a fans que viven y respiran videojuegos Curioso que la división ya no sea niños y mayores y más viniendo de Nintendo- -cuya GameCube tiene un catálogo terrorífico para mayores de 18 años de impresión, con Resident evil 4 al frente- Los tiempos y los targets han cambiado. Nadie es menor de edad en la aldea global jugona. Aparte de su diseño compacto, su compatibilidad con el catálogo GC, su sistema Wi- Fi Los anuncios de videojuegos ya forman parte del paisaje urbano en red y sus tripas de película -su chip gráfico se llama Hollywood y su procesador responde al nombre de Broadway la Revolution tiene un as en la manga: la pujante vertiente retro. Cualquiera podrá descargarse, vía internet, los títulos clásicos de consolas históricas de la casa como la Nintendo 64, la Super Nintendo o la mítica NES, cuyo innovador chip gráfico sigue siendo un secreto antipirateado (o emulador, bonito eufemismo gremial) veinte años después. Y es que, con tres décadas a sus espaldas, el mundo del videojuego doméstico ya tiene una legión de coleccionistas y nostálgicos a los que nadie debería descuidar. Aunque las ciencias adelanten bárbaramente. E incesantemente. Pocos sectores han cambiado tan radicalmente en tan poco tiempo, desde la modestia inicial a la revolución actual