Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 11 6 2005 Sociedad 55 Salud Las grandes cuidadoras y las menos cuidadas Ángeles Durán, catedrática de Sociología y profesora de Investigación del CSIC, tiene claro que el género puede determinar la salud de una persona y no sólo por cuestiones biológicas. Existe una fuerte carga social que también está diezmando el estado fisico y psíquico de las mujeres. Los varones disfrutan, en mayor medida, de una doble cobertura sanitaria, con atención pública y privada que les permite tener una mejor atención y además disfrutan de más tiempo para cuidarse señala. Si además tienen a su cargo a una persona enferma, las mujeres se convierten en las grandes cuidadoras y las que menos cuidados reciben Algunas de estas actividades son tan estresantes que resultan patológicas, asegura. La profesora Durán acaba de finalizar un estudio que demuestra que el 84 por ciento de los cuidadores de los enfermos tras un ictus son esposas o hijas y el 36 por ciento deben recibir tratamiento médico por depresión. Y el infarto cerebral es sólo un ejemplo porque España envejece y cada vez más personas acaban dependiendo de familiares por demencia senil, artrosis, cáncer... y esa factura la están pagando las mujeres el riesgo de ictus o infarto o hemorragia cerebral. El Gobierno de George Bush ha empezado a impulsar grandes ensayos clínicos con mujeres al crear una oficina para investigar la salud femenina, adscrita a los Institutos Nacionales de Salud. En la Unión Europa también se están moviendo fichas para mejora la investigación en este sentido, de la misma manera que también se quiere incluir a niños en las investigaciones con fármacos. El objetivo es el mismo en ambos casos, que la receta de un medicamento no se convierta en un acto de fe cuando se prescribe a niños y mujeres. La Organización Mundial de la Salud es la primera que quiere dar un giro a una visión excesivamente masculina de la enfermedad. Pero la preocupación ya ha empezado a calar en todos los países. En España se ha creado el Observatorio de Salud de la Mujer y el Senado ha constituido esta semana una comisión para estudiar la problemática de la salud en las mujeres españolas. La comisión empezará a trabajar en septiembre y quiere contar con comparecencias de expertos para posteriormente hacer recomendaciones que ayuden a abandonar el androcentrismo de la Sanidad explicó el senador socialista Joaquín Bellón, impulsor de la iniciativa. Stephanie Yarber muestra una foto de la pequeña Anna Grace durante la ruedaAP de prensa en el Hospital Russelville Red de investigación española El Instituto de Salud Carlos III también cuenta con una Red de Investigación de Salud y Género. El objetivo de esta red es unificar métodos de investigación y aunar esfuerzos para posteriormente proponer actuaciones que limen las diferencias, explica Lucía Mazarrasa, integrante de esta red. El Instituto Carlos III investigará problemas de salud general, salud mental, sexual y reproductiva, efectos de la sobrecarga de trabajo en la salud o el efecto de la violencia en las mujeres. Además, se valorará las particularidades de las mujeres emigrantes. También por primera vez, este año el Carlos III destinará fondos de la investigación biomédica a estudiar la salud con un enfoque de género. Los antiguos fondos FIS dedicarán un millón y medio de euros a los proyectos que investiguen en las desigualdades de los servicios sanitarios, el acceso a la información y en patologías con mayor prevalencia femenina como cánceres ginecológicos, síntomas de la menopausia, anorexia, fibromialgia. calidad de vida de las mujeres o efectos de la contaminación ambiental en la fertilidad. Presentado el primer bebé concebido gracias al trasplante de un ovario de una donante viva Stephanie, estéril desde los 14 años, recibió el ovario de su hermana gemela de Anna Grace es una prueba más de que el trasplante es una opción consistente para tratar a las mujeres estériles N. R. C. MADRID. Stephanie Yarber tenía tan sólo 14 años cuando le diagnosticaron una menopausia precoz. Nunca podría tener hijos. Por suerte, Stephanie tenía a Melanie, una hermana gemela que estaba dispuesta a hacer todo lo que estuviera a su alcance para ayudarla a ser madre. Primero le donó sus óvulos, aunque el tratamiento no tuvo éxito. Así que después de dar a luz tres hijos, Melanie le donó uno de sus ovarios para que su hermana probara un tratamiento experimental para ser madre. En el Hospital Saint Luke de San Louis (Estados Unidos) le extrajeron con cirugía el ovario fértil de Melanie y separaron el tejido que contiene los folículos donde se producen los óvulos. Después se dividió en tres partes, dos de ellas se trasplantaron a los ovarios de su hermana gemela y congelaron la tercera parte para intentar un segundo injerto por si fallaba el primero. En esta ocasión hubo suerte y Stephanie volvió a tener sus menstruaciones y quedó embarazada. Esta semana la revista The New b El nacimiento A los varones el infarto se les diagnostica antes y mejor que a las mujeres Médicos e investigadores han basado su conocimiento de la enfermedad en un patrón andrógino zo inesperado durante el ensayo ha llevado a los investigadores a despreciar a las voluntarias en los ensayos. Los estudios más importantes de cardiología han mantenido alejadas a las mujeres de forma casi sistemática. Ejemplos conocidos como el estudio que demostró la eficacia de la aspirina para reducir el riesgo de infarto con 22.071 en varones de mediana edad. Tras este trabajo, directamente se asumió que la famosa aspirina sería capaz de proteger a cualquier persona del temido ataque al corazón. Precisamente, el pasado mes de marzo una nueva investigación, realizada esta vez en hombres y mujeres, comprobaba la distinta acción del antiinflamatorio en función del sexo. El trabajo demostró que en la población femenina la aspirina protegía escasamente frente al infarto, pero reducía significativamente England Journal anunciaba el nacimiento de la pequeña Anna Grace. Se trata del primer bebé que nace en el mundo gracias a una donación de ovario. La ventaja de contar con un donante genéticamente idéntico al receptor es que el riesgo de rechazo era mínimo y, por tanto, no se necesitaba tratamiento inmunosupresor. El caso de las hermanas Yarber probablemente será anecdótico porque no hay muchas mujeres estériles con una hermana gemela que además estén dispuestas a donarle su ovario. Este trasplante de otros donantes fracasaría por el rechazo del órgano. Mujeres jóvenes con cáncer Sin embargo, los médicos del Hospital de Saint Louis aseguran que es una prueba más de que el trasplante de ovario puede considerarse una opción para tratar a mujeres estériles, junto a la donación de óvulos. Este injerto beneficiará especialmente a mujeres jóvenes que se enfrentan a un cáncer. El pasado otoño acaparó la atención de los medios de comunicación el nacimiento en Bélgica del primer bebé concebido tras un autotrasplante de ovario. Se trataba de una mujer que antes de comenzar el tratamiento para luchar contra su cáncer, congeló uno de los ovarios y después se le volvió a implantar. Se sienten más enfermas Uno de los datos más llamativos de la última Encuesta Nacional de Salud fue la percepción que las españolas tienen de su propio estado físico. Las mujeres en todos los grupos de edad declaraban sentirse peor que los varones entrevistados. Mientras el 75,7 por ciento de los hombres decían que su salud era buena o muy buena, sólo manifestaban ese entusiasmo el 67 por ciento de las mujeres. La ministra de Sanidad, Elena Salgado, aseguró que la próxima edición del barómetro de la salud de nuestro país incluirá una enfoque de género.