Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 Madrid SÁBADO 11 6 2005 ABC Con los acordes de una sonata de Boccherini, la Real Ermita de San Antonio de la Florida mostró ayer en todo su esplendor los frescos de Goya. Con su restauración, Madrid recupera parte de su memoria artística en la ribera del Manzanares La Capilla Sixtina madrileña TEXTO: MABEL AMADO FOTOS: JAIME GARCÍA MADRID. Dieciséis años se ha tardado en recuperar lo que el genial Francisco de Goya concluyó en apenas cuatro meses. Son los frescos de la ermita de San Antonio de la Florida, una obra de arte que, con el milagro en su cúpula, ha recuperado los colores, las luces y los volúmenes con los que el pintor zaragozano la concibió. Tres días antes de celebrar la festividad de San Antonio de Padua, el alcalde, Alberto Ruiz- Gallardón, junto al director del Instituto de Patrimonio Histórico Español, Álvaro Martínez Novillo; el director de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Ramón González de Amezúa, y el presidente de Patrimonio Nacional, Yago Pico de Coaña, presentó el resultado de un largo proceso de rehabilitación en el interior de este sobrio y elegante edificio neoclásico. Todos los presentes coincidieron en agradecer el exhaustivo trabajo realizado por todas aquellas personas que han participado en esta causa, desde maestros a restauradores, pasando por profesores, catalogadores y académicos. En este sentido, González de Amezúa recordó la historia de esta popular ermita, declarada Monumento Nacional en 1919, y el traslado del culto a una iglesia gemela, en 1928, para reservar la original como museo. queridos y apreciados, comenzaron en 1989 con la rehabilitación del propio edificio, para continuar después con la restauración de los frescos. Esta primera fase concluyó en 1993 con la restauración de las pinturas por las bóvedas bajas y tres de las pechinas. Tras un paréntesis de siete años en los que el museo funcionó con normalidad, de 2001 a 2003 se llevó a cabo la restauración de la cúpula, con la novedad de utilizar una plataforma elevadora que se bajaba los fines de semana y permitía contemplar el curso de los trabajos. Sin embargo, la tumba de Goya, cuyos restos reposan aquí desde 1919, no permitió utilizar este sistema en la tercera y última fase (2003 a 2005) por lo que hubo que instalar un andamio provisional para concluir el resto de la superficie decorada, en el arco del altar, ábside, cuarta pechina y grupo escultórico. De Desengaño a la ermita Con una inversión de 1,4 millones de euros, se han restaurado un total de 188 metros cuadrados de pinturas y otros 9 de esculturas que han devuelto la luz a un monumento bellamente decorado al fresco por Francisco de Goya entre agosto y diciembre de 1798. Estas fechas están claramente documentadas, pues se conserva el contrato del coche que alquiló para desplazarse desde su domicilio, en el número 1 de la calle Desengaño, hasta la ermita. Y uno de los artífices de la recuperación de la imagen original de los frescos ha sido Juan Ruiz, el restaurador que desde la primera fase ha dirigido los trabajos y el descubridor de la firma de Goya en esta obra. Como relata, siempre he dirigido de manera directa, por eso, durante la limpieza de la bóveda de la entrada, en su parte frontal, me encontré la rúbrica Tres fases de obras Por su parte, Yago Pico de Coaña hizo referencia al convenio suscrito con el Ayuntamiento en 1987 para abordar la rehabilitación urgente tras detectar la presencia de grietas, pérdidas y suciedades que ponían en peligro el edificio y su magna obra. Ahora, tras tres fases y dieciséis años de obras, el milagro de San Antonio de Padua, aquel en que, para demostrar la inocencia de su padre, devuelve la vida a la persona de cuya muerte le acusaban, ha recuperado su esplendor. Como afirmó Ruiz- Gallardón, con esta restauración el Ayuntamiento quiere rescatar la imagen, muchas veces olvidada, de una ciudad que hace más de dos siglos ya ejercía como abanderada de la modernidad. Ese pasado de Madrid, que queremos proyectar hacia el futuro, es el que podemos descubrir en el interior de esta ermita de San Antonio Además puso de manifiesto la magnífica colaboración entre las tres principales instituciones artísticas españolas- -Patrimonio Nacional, Real Academia de San Fernando y Ministerio de Cultura- lo que demuestra que el trabajo conjunto es lo que verdaderamente logra sacar adelante los trabajos, sumando todos los esfuerzos añadió el alcalde. Estas obras, que han devuelto a los madrileños uno de sus espacios más La restauración ha devuelto los colores y la luz a los frescos de Goya Cómo pintaba Goya Con estos trabajos de restauración se ha podido determinar cómo pintaba Goya. Según Juan Ruiz, las pinturas de la cúpula, que no llega a siete metros de diámetro, las realizó solo y Estas obras han devuelto a los madrileños uno de sus espacios más queridos y apreciados Tras dieciséis años, se han restaurado un total de 188 metros cuadrados de pinturas y 9 de esculturas Junto a la tumba de Goya se desarrolló un concierto de clave y violonchelo