Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 SÁBADO 11 6 2005 ABC Internacional Unas mujeres reparten naranjas entre los mineros que acudieron a Sucre para exigir el nombramiento de Rodríguez Veltzé y que ayer abandonaron la capital oficial AFP La designación de Rodríguez aplaca, de momento, la ira de los movimientos sociales en Bolivia El presidente de la transición pide un acuerdo nacional para convocar elecciones en paz renuncia a la presidencia, los titulares del Senado y del Congreso culparon al ex mandatario Carlos Mesa y al líder indígena Evo Morales de los disturbios CARMEN DE CARLOS ENVIADA ESPECIAL LA PAZ. Zanjado el penúltimo capítulo de la crisis boliviana con el nombramiento, de carambola, de Eduardo Rodríguez Veltzé, el flamante presidente abogó por un acuerdo nacional que le permita convocar un proceso electoral en son de paz. Los movimientos sociales respondieron, de momento, con una tregua y liberaron el cerco a La Paz y El Alto. Finalmente, la dimisión de Carlos Mesa tuvo el efecto dominó que pretendía. Los titulares del Senado, Hormando Vaca Diez, y de la Cámara de Diputados, Mario Cossío, renunciaron a la sucesión constitucional. Lo hicieron más por imperativo popular que por voluntad propia. Vaca Diez sólo escuchó la voz del pueblo cuando le arrojaron un cadáver sobre la mesa, el de un minero con el pecho atravesado por un balazo. Sin posibilidad de convocar la b En su sesión parlamentaria que había previsto en Sucre, intentó escapar a su feudo de Santa Cruz, pero las salidas estaban cerradas por miles de manifestantes que clamaban venganza. Antes de 150 días Acorralado y abandonado, repentina y convenientemente, a su suerte por los partidos políticos tradicionales, no le quedó más remedio que tirar la toalla. Antes, lanzó golpes al aire en busca de los culpables del cuadro que vivimos de esos que se presentan como inocentes y como víctimas, mientras las víctimas aparecen como culpables y ambiciosos Enrojecido, con los poros de la piel supurando bilis, dio nombres y apellidos: Hago responsable al presidente (Carlos Mesa) y al diputado Evo Morales del muerto y del anillo de mineros y campesinos que había estrangulado durante el día a Sucre. Resignado, con la soga de la ira popular al cuello, Hormando Vaca Diez renunció a su sueño eterno: Declinaré irrevocablemente (a la sucesión presidencial) y con eso... ¡Se acabó! Los mismos pasos, anticipados por la mañana, siguió Mario Cossío. Antes de renunciar, a lo que nunca tuvo, disparó: Este Gobierno, con Mesa a la cabeza, ha seguido de manera sistemática la lógica de debilitamiento al Congreso Celebrada finalmente la sesión en la que Eduardo Rodríguez Veltzé entró como presidente de la Corte Suprema y salió como jefe del Estado, sus primeras palabras apuntaron a serenar ánimos y aproximar posiciones, en especial con el hombre (resentido) con el que tiene que convivir hasta que convoque elecciones, antes de 150 días. Como lo dijo Hormando Vaca Diez, tal vez unos demonios se encargaron de desordenarlo (el país) pero tal vez no con ayuda de demonios sino de ángeles o tal vez de otro tipo de bendiciones, podamos superar los obstáculos y poner las cosas en su sitio, animó. Quiero cumplir un mandato breve con la asistencia, con la ayuda del Congreso (eterno enemigo de Mesa) Tomo la palabra de su presidente (que le ofre- ció colaboración) y el ánimo y la buena voluntad de todos Atento un Parlamento que por vez primera debatía de noche y en Sucre, Rodríguez abogó por un acuerdo nacional que le permita enfrentar los grandes desafíos que tiene Bolivia. El problema de los hidrocarburos Pendiente en la agenda la exigencia de los movimientos sociales de nacionalizar los hidrocarburos, el presidente, cuya misión básicamente es convocar elecciones anticipadas como declaró a este periódico, prometió abordar el tema de su efectiva pertenencia a la República de Bolivia La Constitución- -informó al país- -dice que los hidrocarburos son del dominio originario del Estado. Nada ha cambiado, lo que ha cambiado es la forma de administrarlos Este problema ha sido uno de los detonantes de las movilizaciones que han tenido, prácticamente, paralizada a Bolivia en las últimas semanas. Las ansias secesionistas de provincias como la de Santa Cruz (con un referéndum convocado para septiembre) junto a las ambiciones de autodeterminación de Tarija, Beni y Pando, son otros de los desafíos que Rodríguez despla- Los manifestantes respondieron a este nombramiento con una tregua y liberaron, por ahora, el cerco a La Paz y El Alto