Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 11 6 2005 Opinión 7 ros y compañeras de clase por razonar en situaciones de conflictos entre derechos de forma másprimitiva (más absolutista e individualista) justificar la violencia y utilizarla con más frecuencia, llevarse mal con los profesores, ser rechazados por los otros chicos y chicas de la clase y ser percibidos como agresivos, con fuerte necesidad de protagonismo, inmaduros, antipáticos y con dificultad para comprender la debilidad de los demás. Perfil que refleja como causas posibles de la violencia la dificultad para sentirse aceptado y reconocido por la escuela y el sistema social en el que se incluye. La escuela debe incorporar innovaciones que permitan distribuir el protagonismo académico, el poder. En este sentido, en distintos foros internacionales se habla del término de empowerment la educación puede desempeñar un papel decisivo en el desarrollo de esta dimensión, ayudando a que cada alumno y alumna defina sus propios proyectos escolares, desarrollando así el poder de controlar y decidir su propia vida (decidiendo objetivos y medios para alcanzarlos, incrementando la capacidad de esforzarse porconseguirlos, superando los obstáculos que con frecuencia surgen en dicho proceso... LA ESPUMA DE LOS DÍAS EURO CON FRENO ¿Y MARCHA ATRÁS? L comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios ha asegurado que nadie va a conseguir eliminar el euro. Lagarto, lagarto. Cierto es que las declaraciones de Almunia no son autónomas, sino inducidas por las del ministro italiano Maroni proponiendo organizar un referéndum sobre la vuelta a la lira, pero no es menos verdad que la pronta respuesta del comisario revela la existencia de una posibilidad que hace meses no se nos hubiese pasado por la cabeza. Pero ahí está, aflorando en medio de la resaca de los noes al Tratado constitucional y de las crisis socioeconómicas de los países promotores del actual modelo de Unión Europea. MANUEL Más tarde o más temÁNGEL MARTÍN prano se veía venir ese cuestionamiento del euro que cuenta con un no pequeño soporte técnico y que puede arrastrar a ciertos sectores de la opinión pública al grito de ya lo decía yo Cuando la marea del impulso político y del euroentusiasmo está alta, cubre multitud de arrecifes burocráticos y escollos técnicos que la bajamar escéptica deja al descubierto con evidente peligro para los navegantes europeístas. La moneda única, o más bien la política monetaria, es un envite arriesgado, tanto o más que la lengua única, que el parlamento único o la fiscalidad única. No es frecuente asistir a un experimento económico a escala real de tal magnitud y trascendencia como unificar el tipo de interés de intervención de la autoridad monetaria y el tipo de cambio exterior a economías de tan diferentes características reales, ni hacer que los gobiernos nacionales prescindan de esos instrumentos básicos de la soberanía económica. Cumplida cierta convergencia en algunas variables económicas, se podía acceder al eurosistema, y ese acceso iba precisamente a acentuar la convergencia real, en un círculo virtuoso que se está demostrando muy difícil de cerrar. Jean- Claude Trichet tiene que componer un menú monetario único para doce comensales- -otros trece no quieren o no pueden participar en el almuerzo común- -cada uno de los cuales necesita una dieta específica, empeño ciertamente complicado. Los más optimistas pensaron que esta disciplina iba a transformar las economías reales, su productividad, sus rígidos mercados, pero se desesperan ante la lentitud de la convergencia y las travesuras de los comensales que, en cuanto pueden, se sacian con las golosinas del déficit presupuestario en nombre de un cierto modelo social. La heterogeneidad explica en parte las hamletianas dudas del Banco Central Europeo sobre subir o bajar los tipos de interés en un ámbito donde la inflación y el crecimiento son tan dispares. A todo esto, el diseño físico de las monedas de euro se va a modificar para que haga también referencia a los nuevos países de la ampliación. Puede ser un gesto hacia delante para conjurar la amenaza de marcha atrás. E CARLOS KILLIAN nerar situaciones de discriminación y acoso hacia algunos alumnos o alumnas por el hecho de ser diferentes (pertenecer a otra cultura, no adecuarse al estereotipo sexista, tener una discapacidad, etcétera) o al perpetuar estas agresiones debido al mantenimiento de otras normas implícitas como mirar para otro lado o no hacer nada 3. Luchar contra la exclusión desde la escuela, distribuyendo el protagonismo y desarrollando el sentido del propio proyecto. Los resultados obtenidos en nuestras investigaciones con estudiantes de secundaria revelan una estrecha relación entre la violencia y la exclusión. Observamos que los jóvenes que se identificaban con dicho problema (la violencia) se diferenciaban, además, del resto de sus compañe- 4. Romper la conspiración del silencio sobre la violencia escolar. Los estudios realizados sobre la violencia entre iguales en la escuela reflejan que ésta se produce con una frecuencia bastante superior a lo que cabría temer. Para prevenir o detener la violencia que a veces se produce en la escuela es preciso crear contextos normalizados en los que de forma periódica y preventiva se expongan los problemas que surgen y se desarrollen esquemas que ayuden a adoptar un estilo no violento para expresar las tensiones y resolver los conflictos que puedan surgir; desarrollar una cultura de la no violencia, rechazando explícitamente cualquier comportamiento que provoque la intimidación y la victimización; romper la conspiración del silencio que suele establecerse en torno a la violencia, en la que tanto las víctimas como los observadores pasivos parecen aliarse con los agresores al no denunciar situaciones de naturaleza destructiva, que si no se interrumpen activamente desde un principio tienden a ser cada vez más graves, y desarrollar nuevos esquemas de colaboración. Laeficacia de las intervenciones aumenta cuando se desarrollan dentro de un esquema de colaboración entre los diferentes agentes educativos del entorno (profesorado, padres y madres, movimiento asociativo juvenil, equipos municipales, etcétera) puesto que la prevención de la violencia escolar es una tarea de todos. PALABRAS CRUZADAS ¿Era necesaria la ley de matrimonios homosexuales? SOBRA LA PALABRA MATRIMONIO SEMANTICA NON PRESTAT U NIÓN sí, matrimonio no. Derechos sí, todos, pero empeñarse en la palabra matrimonio es meter un dedo en el ojo de los católicos, dedo perturbador e hiriente. Suiza acaba de aprobar la unión de homosexuales, pero su posición no es la misma que la española: la palabra matrimonio no aparece en el proyecto y sin embargo se recoge que los homosexuales tendrán los mismos derechos que los hetero, sin diferencias. Y también sus mismas obligaciones, que en ocasiones sólo ponemos el acento en el haber y olvidamos queexiste el debe. El día 18 saldrán a la calle miles de españoles para protestar contra el matrimonio homosexual. Cuentan con el apoyo de la Conferencia PILAR Episcopal, lo que probablemente disguste CERNUDA a muchos católicos que aun siendo contrarios a que la palabra matrimonio -un sacramento- -califique la unión entre homosexuales, prefieren que la Conferencia quede al margen de políticas. Sin embargo hay obispos que se mueven en esas aguas siempre revueltas, se pronuncian hace años a favor del diálogo con ETA y se preocupan más por los verdugos que por las víctimas. No hay día sin que se abra un nuevo frente de confrontación. Enel pasado reciente, hasta el PP estuvo de acuerdo en la igualdad de todos, independientemente de su sexualidad, y defendió las uniones de hecho. Pero matrimoniar es otra historia. ¿U NIÓN de hecho? ¿Matrimonio? ¿Tanta batalla por una cuestión semántica? Lo siento, vecina, no puedo creerlo. ¿O sea, que usted acepta la unión legal de los homosexuales, con idénticos derechos a los de los hetero, y apenas le molesta que esa unión se pueda llamar matrimonio ¿Y que pueda concedérseles una improbable adopción de niños- -no hay niños apenas para adoptar en España- -a estos matrimonios homo? ¿Tanto follón apenas por diez letras? Hombre, dirá usted, es que la Academia no acepta la palabra sino para uniones de sexo distinto. Bueno, torres más altas han caído en el diccionario de la RAE, en el FERNANDO Código Civil y en el de Hammurabi y la JÁUREGUI Tierra sigue girando, porque ni leyes ni palabras son inmutables. Para mí que hay otras cosas tras la oposición a esta medida del equipo remendón de Zapatero; una ley apresurada si usted quiere, excesivamente publicitada, pero necesaria y votada por una mayoría del Parlamento. Además, podrían los convocantes de la manifestación del 18, jornada de reflexión gallega, haber organizado la marcha cuando la ley se tramitaba en Cortes, no ahora. ¿Cuestión de una palabra? No. Quod natura non dat, semántica non prestat. Ni Salamantica, que ésa es otra manifestación. ¿Y usted qué opina? Déjenos su mensaje o su voto en la página web www. abc. es eldebate